Contacto

NYFF 2020: Night of the Kings, una fantasía dentro de una realidad carcelaria en Costa de Marfil

NYFF58_Night-of-the-Kings-640x360-c-default

Cine

NYFF 2020: Night of the Kings, una fantasía dentro de una realidad carcelaria en Costa de Marfil

En una mezcla de realidad social y fantasía, Night of Kings del cineasta francés Philippe Lacôte, sintetiza de manera muy general la corta historia de Costa de Marfil, uno de los varios países africanos cuyas últimas décadas han estado marcadas por constantes guerras civiles y pobreza. “Aquí no hablamos de política”, dice en cierto punto uno de los personajes, conllevando en sus palabras que las poquísimas virtudes del lugar donde se encuentran es el hecho de mantenerse aislados de la realidad. El lugar en cuestión es la MACA, la prisión más brutal de Costa de Marfil construida en medio de un bosque con sus propias reglas y regida por su propio Rey. Un mundo en sí mismo, podríamos considerar.

Aquel Rey, conocido ahí con el título de Dangôro, es una de las personas con mayor edad (la población de aquella cárcel la conforman en su mayoría personas menores de 30 años): Blackbeard (Steve Tientcheu), la máxima autoridad ahí por encima de los guardias, quienes son meros facilitadores para llevar nuevos presos y obedecer órdenes. Sin embargo, el todopoderoso Dangôro está muy enfermo, por lo tanto su mandato y legado penden de un hilo debido a no haber escogido un sucesor a tiempo. Cuando un nuevo recluso llega a la penitenciaría, Blackbeard aprovecha para revivir una vieja tradición carcelaria en un intento de poner orden y “retirarse” dignamente sin caer en manos de un grupo de reclusos decididos a obtener el poder.

El nuevo preso es un adolescente (Bakary Koné) que, temeroso, contempla su porvenir en la MACA, mientras Blackbird, quien pareciese anhelar su pasado en el mismo lugar, inmediatamente le otorga el título de cuentacuentos (storyteller) y lo nombra ‘Roman’. La tradición se pone en marcha, el Rey le da al pueblo una distracción y a la vez un sacrificio a fin de evitar una guerra civil en ese mini mundo penitenciario. Durante toda una noche de luna roja, Roman debe entretener a su público de reclusos con una historia a su elección hasta que amanezca, de lo contrario será asesinado.

De esta manera, el patio de la MACA se convierte en un improvisado teatro griego o romano y el muchacho en un espontáneo griot que no sabe qué contar, mientras tras bambalinas se empieza a gestar la lucha de poder. A Roman se le ocurre contar la historia de un célebre criminal y guerrillero conocido como Zama King, y tras el consejo del único preso blanco del lugar (el experimentado Denis Lavant), extiende el relato profundizando en los orígenes de un criminal al que todo criminal aspira. Night of the Kings, de esta forma, se adentra a los terrenos de una historia dentro de otra historia.

La narrativa de Roman llega a su máximo punto cuando se aleja de la realidad para acercarse a una fantasía alegórica de conflictos entre reyes, golpes de estado medievales y combates con magia; los propios reclusos se involucran en la narrativa con canciones y dramatizando ciertos momentos. A su vez, la película nos muestra a manera de flashbacks los sucesos del héroe Zama King intercalados con la sombría realidad de la lucha de poder en la MACA.

En este filme presentado en el New York Film Festival, Lacôte nos da a entender, una vez más, que quienes viven en carne propia una brutal realidad, lo que menos quieren es ver un entretenimiento fiel a esa verdad. Si bien, muchos de este lado del mundo no estamos familiarizados con la historia y situación de un país como Costa de Marfil y quizá la cinta funcione mejor para alguien que sí lo esté, Night of the Kings no nos deja para nada indiferentes. De lo mejor del año.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine

Top