Connect with us

Lucha Libre

Noche de leyendas y campeonato de tercias en CMLL

Published

on

Atuendos coloridos, cabelleras grises, una primera lucha que parece la estelar por la euforia del público. En los ochenta y noventa, los 6 gladiadores sobre el encordado encabezaron los carteles de importantes empresas: el trío fantasía, los favoritos de los pequeños; los diabólicos, un desafío para los novatos en busca de un lugar en en el pancracio nacional.

Ya no es la misma velocidad, el tiempo y las lesiones pasan factura, pero la fortaleza del luchador es impresionante; “el que tuvo retuvo”, reza un dicho, y la función “Leyendas mexicanas” es un viaje a la nostalgia y a grandes momentos. El CMLL rinde tributo a las leyendas, pero al mismo tiempo incluye en la función a su relevo generacional, hoy es el tiempo de los Guerreros, los Ingobernables, los Acróbatas del ring y los nuevos Dinamita, pero todos ellos son, de manera directa o indirecta, producto de las glorias de estos maestros del ring.

Suben al cuadrilátero Solar, Mano Negra y Felino, sus rivales, Negro Navarro, Fuerza Guerrera y Jerry Estrada. De inmediato se dan los duelos directos, el otrora líder de “los Misioneros del diablo” rivaliza con Solar, un ídolo en Japón; el rudo más carismático, Fuerza Guerrera, toma al gran Mano Negra; y Felino al “Puma” Estrada, cabe resaltar que en su apogeo, este par fue de los más veloces y explosivos de la lucha libre mexicana.

Un combate sórdido y seco en el que Negro Navarro y Solar dieron cátedra, el resultado es lo de menos, es un festín ver a los 6 en acción. Tras una espectacular defensa de los Guerreros de su título de tercias ante Volador, Carístico y Místico, llega el turno estelar, Atlantis, Rayo de Jalisco Jr. y Blue Panther, enfrentan a Canek, Villano IV y Máscara Año 2000.

Renacen viejas rivalidades; Canek se va encima del Rayo, el público jamás olvidará las gestas heroicas de estos fuera de serie, cuando en plena desventaja física arrancaron las tapas de los ex WWE, Owen Hart (Blue Blazer) y Val Venis (Steel). Villano IV hace lo propio con el maestro Panther, y Atlantis recibe los embates de “Chucho” Reyes. La batalla es rispida, densa, rocosa, las rencillas le dan ese cariz; el dominio es alterno, hay máscaras rotas.

Al final la tercia técnica sale con el brazo en alto, pero el resultado es mera anécdota. Una noche memorable, en la que con sus aplausos el respetable dio un homenaje en vida a 36 Leyendas que durante décadas han honrado la profesión y hecho grande un deporte-espectáculo, trascendente para cultura popular mexicana.

Advertisement
Comments

Lucha Libre

Los técnicos brillan en el viernes espectacular CMLL

Publicado

on

En el segundo viernes espectacular, el CMLL dio continuidad a las funciones integradas totalmente por el elenco de casa, además significó un impulso a la nueva generación. La novedad del cartel fue el retorno de los match relámpago en la batalla especial, que enfrentó a Soberano, campeón welter, y Forastero, integrante de los nuevos dinamita.

En la palestra dos estilos opuestos, la espectacularidad acrobática del técnico, y el estilo seco y rocoso del rudo. Hubo un dominio alterno y lances vistosos, pero Forastero impuso su estilo, con un poderoso contra lona dejó a soberano de cara a las lámparas.

La semifinal enfrentó a distintas generaciones, la sangre nueva, Diamante Azul, Ángel de Oro y Niebla Roja, y los experimentados, Rey Bucanero, Shocker y Bestia del Ring. El combate tuvo un buen ritmo, con dominio alterno y rivalidades marcadas entre Niebla Roja y Bucanero, y Diamante Azul y Bestia del Ring. Los jóvenes se impusieron por descalificación en dos al hilo, pero dejó al público con la expectativa de las rivalidades que podrían alcanzar su clímax en el 2019.

En la estelar se dio una inusitada alianza entre Último Guerrero y los dinamita Sansón y Cuatrero, quienes enfrentaron a una espectacular tercia integrada por Carístico, Volador Jr. y Valiente. La alianza ruda funcionó en gran parte de la batalla, en la primera los herederos de los capos de Jalisco arrasaron con sus rivales. Para la segunda caída vino la reacción de los científicos, Valiente rindió con un espectacular castigo al brazo y la pierna al Guerrero.

La tercera caída fue peleada palmo a palmo por ambos bandos, pero los técnicos sorprendieron, Valiente ejecutó un espectacular tope entre segunda y tercera, y se clavó como flecha en el pecho de “el último de su estirpe”. Unos minutos después Volador aplicó su pill driver, y Carístico su vistoso castigo al brazo, lo cual otorgó el triunfo a los técnicos y desató la ovación del público, para cerrar con broche de oro una agradable cartelera de viernes.

Continúa leyendo