Contacto

Noche de Fuego y la defensa valiente por ser mujer.

Crédito_PimientaFilms2

Cine Mexicano

Noche de Fuego y la defensa valiente por ser mujer.

Noche de fuego, primera película de ficción de la directora Tatiana Huezo, llega hoy a las pantallas cinematográficas con un poderoso y sutil retrato sobre la lucha de un grupo de mujeres por ser ellas mismas, por sus hijas, por su vida.  Las protagonistas Mayra Batalla y Marya Membreño, sostuvieron una conversación con Yourocket más allá de sus personajes.

 

¿Cómo, a estas alturas, podríamos no decir que la vida de las niñas y mujeres no es más difícil? Es la pregunta que resuena cuando el filme Noche de Fuego se va a negros y queda rebotando la idea clara de que cada día muchas mujeres libran batallas que no deberían ni siquiera encarar y que aún hay un trabajo monumental que como sociedad tenemos que librar.

Esa misma pregunta se dirige entonces a Mayra Batalla, actriz que en la cinta de Tatiana Huezo, da vida a Rita, mujer y madre de Ana que cada día hace todo el esfuerzo por proteger la vida de su hija y la propia en un pueblo atravesado por la violencia, el crimen y la locura de lo que reina sin ley.

“Es que no podemos decir eso, no podemos”, dijo casi atónita la actriz, quien se lleva la manos a la cara, dejando muy clara su necesidad de expresarse. “Creo que la película retrata de manera muy sutil y desgarradora al mismo tiempo, el gran peligro o incluso la maldición que puede ser llegar a nacer mujer. El gran peligro que es ser atractiva o decidir un día sentirte con ganas de ponerte un vestido corto y salir porque ese día tienes ganas de hacerlo, no porque quieres ir a ligar a nadie, solo te sientes bien”, afirma la artista, quien continuó.

“Ahora, no quisiera caer en el asunto de víctima, porque precisamente ese es uno de los aciertos que hace tan potente la película, que no te presenta a unas víctimas, sí lo son por el contexto en el que están pero ellas no se viven como tal, sino que son mujeres que al fin y al cabo salen adelante como todas, y que no están esperando que nadie las vaya a rescatar, ni un hombre, ni los soldados, ni el gobierno, ni una ONG; sino que toman las riendas de su vida con las capacidades y posibilidades que tienen y lo que sigue”, aseguró.

Y es que Noche de Fuego, filmada en la población de Neblina, Querétaro, cuenta la historia de un pueblo dedicado a la siembra, pero secuestrado para la producción de amapola y controlado por aquellos que la producen, generando pugnas con los pobladores y acechando continuamente a niñas quienes, por protección, cortan su cabello y tienen escondites en sus casas para huir de las pesquisas.

Así, ellas viven, crecen, cultivan su amistad, su intimidad y su personalidad en medio de los temores y los fantasmas de la violencia que las rodean. Ahí habita Rita y su hija Ana, además de muchas mujeres más.

Pero la conversación va más allá de los personajes de Rita y de Ana, éste último interpretado por la jovencísima Marya Membreño, quien también está presente y para quien el defenderse como mujer – utilizando el término defender deseando no hacerlo porque ¿por qué tendríamos que defendernos de algo? – ya se convierte, tristemente, en un aspecto de solo dejar pasar.

“Creo que tal vez, no se si sea tanto defender en el aspecto de que soy mujer, pero a mi punto de vista, creo que no tomo las cosas no tan a pecho, es más como intentar dejar pasar las cosas, no enfrascarme tanto, por ejemplo si salgo y un hombre, me dice algo que yo no quería escuchar, es dejarlo como de ‘no te estoy escuchando, no sé que estás ahí’ porque creo que aunque uno trata de defenderlo no va a desaparecer, es algo que está ahí y por más que uno trate no va a cambiar las cosas, entonces creo que a mi punto de vista es más fácil tratar de hacer como que no existe a intentar pelear con estas personas a que cambie”, asegura la joven, que exalta el ánimo de su colega.

“Perdón que me meta”, dice Mayra Batalla, “me parece doloroso escuchar esto. Finalmente es real, es una expresión de un sentimiento genuino pero no sería partidaria de no dejarlo pasar y de no hacer como que no escucho algo que me acaba de decir ese hombre que pasó y no tenía ningún derecho y no fue solicitado ese comentario, creo que ninguna mujer tendría porqué soportar algo que no solicitó.

Sueño con que eso algún día no sea algo por lo que tenga que pasar como Marya y esté resignada a que así será su vida y no va a cambiar y la película creo que abre una gran conversación al respecto”, declara la actriz que por el contrario, ha “defendido” su derecho de ser a su manera.

“Lo hago desde la única manera que lo puedo decir, que es desde mi experiencia: ha sido por rebeldía con todos los peligros que esto ha implicado, esa es la verdad. Con todos los abusos que esto ha implicado. Me he rebelado desde muy chiquita a ocultarme y a tener que intentar ser otra que no soy porque alguien se siente aludido sobre mis decisiones de quien soy.

Creo que es una batalla íntima y personal de cada mujer. Se que estoy diciendo algo fuerte porque uno pensaría que son las autoridades quienes deberían hacerse cargo y quienes deberían protegernos y defendernos – como bien dices, que mal dicho está- y lo digo también desde Rita y que vengo también desde alguien que creció con una madre soltera – no hay que enseñar a defendernos a las niñas de eso, sino a cómo tomar esos espacios, cómo tomar esas oportunidades y cómo enfrentarse a esto que es la violencia contra la mujer y que desgraciadamente va a vivir en algún momento de su vida, creo que soy más partidaria de armarte de las herramientas que la vida te va dando para que tú seas dueña de tu seguridad y no dejarle esa responsabilidad a un hombre o a la autoridad, eso creo”, afirma.

Entonces, al hablar del tiempo presente ¿Qué nos dice Noche de Fuego lo que vivimos? ¿Qué nos dice sobre nosotros mismos y estoy hablando sobre hombres y mujeres que convivimos y hacemos la sociedad ahora?. Mayra Batalla toma la palabra.

“Hay dos mensajes importantes para mi en la película: uno es la celebración de la valentía por la cual las mujeres han tomado y sobresalen, eso es algo en que la película tiene un rasgo muy esperanzador para mi y celebra la valentía que las mujeres que hemos tenido que tener para simplemente existir.

Yo desearía que no tuviéramos que ser valientes, porque creo que es una situación en la que todo el mundo pierde y Tatiana me parece que refleja muy bien eso en la película, abre una conversación y hay una pregunta al decir ‘esto está sucediendo y está afectando a los más chiquitititos, ¿vamos a seguir operando como lo hacemos ahora? Ya modificó a los más pequeños y lo vemos en la respuesta de Marya’. Entonces ¿de verdad vamos a seguir siendo omisos? Y lo digo a nivel muy en corto, con los que conformamos la sociedad, con el de al lado pues”, concluyó.

Luego de la conversación las actrices se prepararon para asistir a la premiere nacional de la cinta en Los Pinos, donde además de la prensa, asistieron la directora Tatiana Huezo, el productor Danny Glover, la actriz invitada Yalitza Aparicio, así como otras actrices del casting como Norma Pablo.

La película que fue producida por Nicolás Celis (Pimienta Films) y Jim Stark, fue estrenada mundialmente en el Festival de Cannes donde recibió una Mención especial en la sección de Una Cierta Mirada.

Aquí el tráiler:

https://www.youtube.com/watch?v=pjdrVoIKza0

 

Escrita y dirigida por: Tatiana Huezo

Basada en la novela: Ladydi (Original: Prayers for the Stolen) de Jennifer Clement

Producida por: Nicolás Celis, Jim Stark

Producción Ejecutiva: Maya Scherr-Willson

Co-producción: Michael Weber, Viola Fügen, Rachel Daisy Ellis, Jamal Zeinal-Zade, Dan Wechsler, Susan Rockefeller, Joslyn Barnes, Danny Glover, José Cohen Ovadia, Helmut Dosantos, Doris Hepp, Burkhard Althoff

Productores asociados: Juan Carlos Rojas, Carlos Morales, Vanessa Hernández, Marcela Arenas Rosas

Casting: Graciela Miguel Villanueva, Natalia Beristain

Coach de actuaciones: Fátima Toledo

Diseño de vestuario: Úrsula Schneider Núñez

Editor: Miguel Schverdfinger

Diseño sonoro: Lena Esquenazi

Musica original: Jacobo Lieberman and Leonardo Heiblum

Diseño de producción: Oscar Tello

Dirección de fotografía: Dariela Ludlow

 

  • Elenco
  • “Rita” – Mayra Batalla
  • “Ana” – Ana Cristina Ordóñez González (niña) y Marya Membreño (adolescente)
  • “María” – Blanca Itzel Pérez (niña) y Giselle Barrera Sánchez (adolescente)
  • “Paula” – Camila Gaal (niña) y Alejandra Camacho (adolescente),

 

 

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine Mexicano

Top