Contacto

Ninfomanía: Segunda Parte

Ninfomanía: Segunda Parte

Se dice que las segundas partes no son buenas pero en esta ocasión la mejor parte llega al final cuando descubrimos que pasa en la historia sexual de los personajes.

Después de su estreno a principios de año de la primera entrega y ahora con la llegada de la 34 muestra internacional de la Cineteca Nacional llega a salas de todo el país la esperada Ninfomanía Parte dos.

Con estas dos partes termina la nueva y última película del danés Lars Von Trier. Se “casi” termina, porque en realidad hemos visto cuatro horas de las cinco originales, y para colmo, divida en dos partes de dos horas cada una. Recientemente se ha podido ver en la berlinale`14 todo el metraje y de una tacada. Un aspecto que a mí me cabrea, la verdad, y que sigo sin conseguir entender. ¿Por qué dividida en dos proyecciones con un mes de diferencia y sin ver en realidad sus cinco horas? Es como si los propios productores hubieran querido jugar con nosotros con ejercicios y deducciones físico-mentales que perfectamente vemos dentro de esta cinta de sufrimiento, dolor y culpabilidad. Las sucesiones de Fibonacci, como regla matemática, serán la partida para este ejercicio de alta complejidad, asperidad y de final negro como la soledad de nuestra dolorida Joe.

Esta segunda parte se toma también como en dos secciones la primera me encantó, el dramatismo de la historia y la implacable narrativa del director deleita al espectador, pero llegados a la mitad del Vol. 2, la historia se vuelve a perder cogiendo otro rumbo, que a mi parecer le resta mucho. Un pecado común en el que se incurre al dividir una película en episodios con distintos personajes. En esta oportunidad, siguen habiendo personajes de sobra, e historias y subtramas que rompen el ritmo del filme. No mencionaré escenas específicas para evitar spoilers directos, pero me refiero a un cambio abrupto en la vida de Joe… una nueva profesión.

Sin mencionar un tramo final bastante patético. Aparte de eso, una mención especial para Stacy Martin, la Joe joven, un gran descubrimiento y la actriz que brilla durante todas las escenas en donde aparece. Su naturalidad y encanto son abrumadores, sólo equiparables a su belleza. En el resto del reparto, me queda muy difícil hacer menciones, pero cumplen LaBeouf y Gainsbourg, aunque esta última en ocasiones se pierde, aunque no es culpa de ella, sino de su personaje y los giros que le da el guion. Sin mencionar a Seligman, que ya expuse anteriormente lo que pienso de él. Pero calificando a la película en general, me siento confundido y muy decepcionado, porque estoy casi seguro de que pudo ser la nueva obra maestra que esperábamos de Von Trier, tenía muchos elementos para serlo, pero lamentablemente termina enfilándose en su lista de desaciertos. Aun así, recomiendo verla porque tiene varias escenas valiosas y trata temas y dilemas morales que llevan a reflexionar sobre el tema de la sexualidad en general.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top