Connect with us

Reviews Comics

Némesis, cuando el superhéroe tiene un mal día

Published

on

La patología del criminal para decantar el arquetipo del superhéroe en una de las más brillantes declaraciones de amor-odio contra los mismos, que ha entregado hasta ahora Mark Millar -responsable de estupendos títulos como Jupiter Legacy y Kick Ass-, quien además se da el lujo de sustentarla sobre una critica despiadada acerca de dos de los males que carcomen las sociedades modernas, la doble moral y el obsesivo afán de convertirlo todo en un circo mediático; eso es Némesis.

Claro que el principal acierto de esta miniserie no es solo que tiene como protagonista al villano, sino que éste es prácticamente la contraparte del célebre vigilante de Ciudad Gótica -quien de por sí ante sus propios ojos debería estar mínimo tras las rejas-, solo que llevada al extremo, con todos los recursos que el dinero puede comprar, incluyendo tecnología y entrenamiento, puestos al servicio de una mente tan brillante como retorcida, que impulsada por una inagotable sed de venganza, va elaborando juegos despiadados en los que sumerge a distintos jefes de policía del mundo, mientras mata y hace explotar lo que se le venga en gana. La trama es poderosa y truculenta, salpicada de diálogos que no tienen desperdicio e irónicos enigmas que preceden los ataques más letales y devastadores, enfatizando la crítica que adereza todo el concepto.

Pero si el guion es estupendo, el arte perpetrado por Steven McNiven no podría ser mejor. Con trazos delgados para los personajes, sobre fondos simples en viñetas de cortes horizontales y carentes de onomatopeyas, para composiciones de clara naturaleza fílmica que de pronto explotan en ilustraciones a página completa; ofrece una espectacular propuesta de violencia choqueante, pero irresistible y sofisticada, impulsando un desarrollo trepidante que en mucho nos recuerda a Batman Dark Knight de Christopher Nolan, con la diferencia que si en aquella el Joker asume el protagonismo la mayor parte de la película, para luego al final, cederlo convenientemente a Batman, aquí el villano no lo suelta nunca.

Así pues, aunque Némesis no es para todas las sensibilidades, se trata de una joya del mundo del cómic que bien vale la pena descubrir, o revisitar si ya lo conocen, más ahora que Millar World está por llegar a Netflix, además de que Panini Cómics lo trae de regreso al mercado mexicano en estos primeros días del 2019, a través de una edición de lujo en pasta dura, que incluye galería de portadas, procesos del diseño de páginas e interesantes y entretenidos textos de los autores.

Editorial de Origen: Icon
Pública en México: Panini Cómics

Advertisement
Comments

Reviews Comics

Kingsman the Red Diamond, no olvides de donde vienes agente

Publicado

on

De que va:
Después de poner en su lugar a un grupo de terroristas, cuya retorcida visión raya en el ridículo, el joven novato Eggsy debe enfrentar el colapso de los sistemas informáticos del planeta, que ha sumergido a la sociedad en una oleada de salvajismo. Todo mientras busca poner en orden sus sentimientos y las actitudes que le ha echo olvidar sus orígenes. Así que es tiempo de que el novato demuestre como es que logró superarse a sí mismo y ser digno de llamarse un Kingsman.

Comentario:
Mark Millar es, junto con Frank Miller y Robert Kirkman, no solo uno de los creativos contemporáneos de los cómics más referidos dentro de la cultura popular, sino uno de los que ha corrido con mejor suerte a la hora de que sus obras han llegado a la pantalla grande. Prueba de ello son Kick Ass y Kick Ass 2, películas dirigidas por Matthew Vaughn y Jeff Wadlow, respectivamente, que le dieron una subversiva bocanada de aire fresco a los superhéroes en el cine; además por supuesto de Kingsman, que junto con su secuela, se puso por encima del común denominador de las sátiras de los clásicos de agentes secretos, haciéndose de un lugar propio dentro del gusto popular. Es precisamente ahí en donde encaja a la perfección la reciente propuesta de Rob Williams y Simon Fraser, quienes toman el relevo en los controles de la franquicia en cuanto a cómics se refiere, para ofrecer una divertida y trepidante conjunción entre los rasgos ácidos propios del concepto original que jugaba con el contraste entre lo sofisticado y lo marginal -recurriendo al humor mala leche acompañado de cierta crítica política-, ademas de aquellos elementos de acción estilizada y la clara vocación de entretenimiento puro que le redefinieron en el cine; para trastocar el estatus de su protagonista, confrontándolo consigo mismo y con su pasado, llevándole a cuestionar sus motivaciones y su propia naturaleza. Pero lo mejor de todo este asunto, es que lo hacen sin tomarse nunca demasiado en serio, apostando por una propuesta visual quizás demasiado conservadora y poco espectacular, pero limpia y con disfrutables reminisemcias a los títulos de aventuras de los 80s, para de paso ir delineando un nuevo y carismático villano muy al estilo de los enemigos del legendario James Bond -con extravagante historia de origen incluida-, digno de aparecer en lo que pudiera ser una tercera producción fílmica sobre Kingsman; cuyas maquinaciones empujan el relato a nutrirse de otros géneros y vestirse de una conveniente incertidumbre. Mención aparte merece su segundo al mando, que es el responsable de soltar en los momentos indicados, comentarios que dan pie a curiosas conversaciones relacionadas con el cine, que harán las delicias de los amantes de las referencias.

Así pues, Kingsman: Red Diamond es sin duda una decorosa ampliación del universo creado por los ya mencionados Millar y Vaughn, que disfrutarán tanto los fans como aquellos que buscan diversión sin complicaciones con buenas dosis de ironía, violencia y humor adulto. Recién se puso en circulación para México vía una edición de lujo en pasta dura, publicada por Editorial Panini, así que es momento de aprovechar.

Editorial de Origen: Image
Pública en México: Panini Cómics

Continúa leyendo