Connect with us

Reviews Cine

Mórbido 2018: Lifechanger, el horror corporal de una historia de amor

Published

on

Cuando Lifechanger, cinta dirigida por el canadiense Justin McConnell, comienza nos produce esa sensación de intriga y confusión: vemos el despertar de una mujer desnuda y en seguida nos damos cuenta que está acompañada por un cadáver en estado de putrefacción. Lo desconcertante es la pasiva calma de la recién despertada chica.

Esta sensación sigue de una u otra forma a lo largo de la película siendo su principal cualidad. Nos encontramos ante la historia de un experimentado e involuntario asesino en serie, el cual tiene la capacidad de cambiar de forma adoptando la apariencia de diversas personas a quienes después tiene que destazar y esconder para tomar su identidad. No es algo que éste “asesino” haya decidido, es su modo de vida para no morir porque cada forma que adopta tiene una vigencia.

La “habilidad” se convierte en una verdadera maldición cuando llega el amor. En uno de esos tantos cambios de vida conoció a Julia, a quien ha seguido desde entonces manteniendo banales conversaciones a través de la apariencia de diferentes personas con ella, otorgándole lo necesario para conocerla a la perfección y simpatizar rápidamente entre si. Digamos que nuestro protagonista se encuentra en un eterno loop al estilo del personaje de Bill Murray en Groundhog Day(Harold Ramis, 1993), donde a pesar de conquistar a la chica frecuentemente y ganarse su afecto, siempre tiene que empezar de nuevo.

Nuestro protagonista es una especie de antihéroe que de manera irónica vive muchas vidas sin tener una. Hay un cierto nivel existencial en la cinta de McConnell, las experiencias de todas las vidas que ha sustituido le han hecho desarrollar cierta indiferencia, como su postura hacia el asesinato, el cual practica ya como una rutina. Pareciese que su única salvación, el “amor”, también es su perdición.

Una voz en off es nuestro guía pero no nuestro narrador, se trata de algo diegético, de nuestro verdadero protagonista: una voz. Es de resaltar la dirección actoral de todos quienes interpretan al shapeshifter, vamos de un personaje a otro con la certeza que se trata del “mismo”, a la vez que aumenta el horror corporal.

Lifechanger tiene cierto grado de originalidad en su desarrollo, sin embargo, hacia el final se siente a medias, sin la profundidad suficiente para explotar todo el potencial de su interesante premisa. Pese a eso resulta una entretenida película de horror corporal.

Advertisement
Comments

Reviews Cine

Todo es parte de una misma historia “La vida misma”

Publicado

on

Por

La vida misma es nuestro principal narrador sospechoso…

El guionista Dan Fogelman (Loco y estúpido amor, 2011) además de escribir el guion, en esta ocasión se sienta en la silla del director para realizar una historia que peca del querer obligarnos a llorar.

La historia está dividida en episodios que nos narraran todo a través de diversos personajes, cada uno con problemas personales en tiempos distintos y lugares diferentes, centrándose en dos países de lengua y costumbres diferentes como lo son Estados Unidos y España, cada episodio será protagonizado por una pareja diferente y el como un suceso estremecedor conecta cada historia a través del espacio y tiempo, uniendo a cada generación de ambos continentes en una sola historia.

Por un lado, en la ciudad de Nueva York conocemos la historia de Will (Oscar Isaac, Ex Machina, 2014) un hombre joven con problemas de alcoholismo debido a que fue abandonado por su esposa Abby (Olivia Wilde, Tron, 2010) y del otro lado del mundo, en España, se encuentra Javier (Sergio Peris-Mencheta, Resident Evil: Afterlife, 2010) un campesino humilde que ha comenzado una vida en compañía de su esposa Isabel (Laia Costa, Victoria, 2015) pero su patrón el sr. Saccione (Antonio Banderas, La piel que habito, 2011) poco a poco comenzará a robarle lo más importante para él, su familia, los relatos no terminan ahí, ya que cada pareja continuará su historia por algunas generaciones, hasta quedar unidas en una misma.

La vida misma es una película en donde no hay un solo protagonista, ni dos, los actores pasan a segundo plano dejando que sea la vida quien tome el papel protagónico con cada una de las situaciones que entrelazan la historia, una cinta que nos enseña que no hay que encariñarnos de los héroes, ya que en cualquier momento se pueden convertir en el villano de la historia y que el villano puede ser héroe.

Datos técnicos:

Director: Dan Fogelman

Guion: Dan Fogelman

Género: Drama, romance

País: Estados Unidos

Duración: 1 hora 57 minutos

Fecha de estreno: 19 diciembre 2018

Continúa leyendo