Connect with us

Criticas Cine

Moonwalker a treinta años de su estreno

Published

on

Para alguien del talento y posibilidades de “El Rey del pop”, era lógico que tarde o temprano alcanzara la pantalla grande. Esto sucedería un 29 de octubre de hace tres décadas. Por supuesto, su llegada no pudo haber sido más espectacular y ostentosa, reflejo del momento en que se encontraba su carrera.

Moonwalker es más que una clásica cinta artificiosa de los ochentas, se trata de un fiel testimonio del punto más alto que Michael Jackson pudo haber alcanzado en su carrera, a un paso de la vanidad y el egocentrismo.

ERASE UNA VEZ…

Era 1988, en ese momento, la claridad de su mente creativa era plena, los fanáticos que le seguían en el mundo se contaban por millones, la industria musical se encontraba a sus pies, y no había nada que se le pudiera negar. Es entonces que Michael escribe un guión en dónde refleja las distintas facetas de su trayectoria, y en dónde él es el protagonista. Una historia en dónde tres chicos son testigos de sus extraordinarias transformaciones, hasta convertirse en un héroe intergaláctico; y enfrentar a un terrible villano. Llamado Mr. Big, este fue interpretado por el mismísimo Joe Pesci (Arma Mortal 2, 3 y 4), y su pretensión era apoderarse del mundo, haciendo que los niños estudiantes consumieran droga.

En el protagonista de esta especie de documental-musical, se pueden rastrear con facilidad las distintas etapas de la vida de Michael, desde aquel niño que cantara la conmovedora canción de Ben, pasando por el joven de Thriller, hasta el de We Are The World, y Bad.

EXTRAVAGANTE Y POLÉMICA

La cinta esta armada a través de una serie de videoclips con reminiscencias de cómic, en una aventura plagada de efectos especiales y con un cortometraje final que pretende darle sentido a la narración. Un despliegue de fantasía y ciencia ficción, inconexa, pero con momentos inolvidables, que a final de cuentas vale más por lo representativo con respecto al artista y su trayectoria, que por sus verdaderos valores fílmicos. Amén de que logra proyectar el poder de la música y el baile, como solo Michael Jackson lo podía entender.

Moonwalker se estrenó al mismo tiempo que el disco Bad y su gira correspondiente, además de que tuvo su respectiva adaptación al mundo de los videojuegos, vía la extinta consola Sega Génesis. Fue al final de dicho Tour que la cinta estuvo disponible en video. A un año de su salida al mercado, ya había vendido tan solo en Estados Unidos, la cantidad de 800.000 unidades.

MOONWALKER
Estados Unidos, 1988
Director: Jim Blashfield, Colin Chilvers
Actores: Michael Jackson, Brandon Quintin Adams, Dante Basco, Joe
Pesci, Khiry Abdul-Samad, Tajh Abdul-Samad
Productor: Dennis E. Jones, Jerry Kramer
Guión: Michael Jackson, David Newman
Fotografía: Thomas E. Ackerman, Robert E. Collins, Frederick Elmes
Música: Bruce Broughton, Michael Jackson

Advertisement
Comments

Criticas Cine

Rebeldes de altura, guerrilleros región 4

Publicado

on

Desde los años noventa, el cine mexicano produce comedias con un humor muy local y un público muy definido.

Estos filmes dividen opiniones entre el público, gran parte de su alcance creativo depende de su versatilidad. Rebeldes de altura,cinta realizada por Sergio Sánchez Suárez, no resulta del todo fortuita.

Entre clichés, lugares comunes y frases tristemente célebres (copy paste de la retórica política habitual), relata la historia de 3 amigos (si, otros 3 idiotas) muy “pipiris nice” que pretenden rescatar a una chica de la que está enamorada “el Mich”.

Ambientada en los años sesenta, la farsa-parodia resulta inverosímil, hasta caer, voluntaria o involuntariamente en lo superficial. Algo destacado es la participación de Enoc Leaño, Silverio Palacios y Edgar Vivar, y la complicidad del trío, encabezado por Luis Arrieta.

En suma una comedia ligera, “sin pena ni gloria”. Esos rebeldones, suerte en cartelera, la van a necesitar.

REBELDES DE ALTURA (México, 2017)
Dirección: Sergio Sánchez Suárez
Reparto: Luis Arrieta, Daniel Martínez, Carla Nieto, Enoc Leaño, Oswaldo Zárate, Édgar Vivar, Silverio Palacios, Javier Rivera

Continúa leyendo