Connect with us

Marguerite | Crítica

Publicado

el

Basada en la historia de Florence Foster Jenkins, pero con algunas licencias artísticas como trasladarla a los años 20’s y ubicada en Francia.

Marguerite nos cuenta la historia de una mujer aristócrata, amante de la ópera, que gusta de recaudar fondos para caridad mediante recitales de canto que ofrece a sus amigos. Hasta aquí todo suena bien, pero existe un pequeño problema: ella canta muy mal, porque nunca se escucha. Y a pesar de que es imposible no oírla, nadie a su alrededor se atreve a decirle la verdad, ya sea por conveniencia, lástima, gracia, o por amor.

Viviendo en la ignorancia sobre su capacidad vocal y por el contrario, creyendo que es una gran soprano, gracias a los falsos halagos que continuamente recibe, Marguerite (Catherine Front) ha decidido ir más allá en su carrera musical, dejará de cantar solo para sus amigos para empezar a hacerlo masivamente y es entonces que vienen los problemas porque esa, vida de mentiras en la que ha vivido, parece que se volverá insostenible a medida que más gente la escuche.

La película está clasificada como Comedia-Drama, aunque más propiamente podríamos decir que se trata de una sátira. Marguerite Dumont, interpretada magistralmente por Catherine Front, es una mujer sensible, madura, inteligente y siente un gran amor por su marido, George Dumont (André Marcon); él a su vez, aunque por momentos parece distante, e incomprensivo, logra mostrarnos diferentes matices de su personalidad y esto es en general, uno de los grandes aciertos de la película.

Se ha vuelto un poco cliché que las películas basadas en personajes reales estén impregnadas de un gran dramatismo, sin embargo, en esta cinta no vemos eso, por momentos podemos sentir que amamos a la protagonista, nos puede provocar empatía y admiración, porque tiene cierta dosis de ternura en su forma de ver y afrontar la vida. Pero por momentos, esa misma ternura se puede volver enojo e incomprensión, pues no se entiende cómo es incapaz de asumir una realidad tan evidente. Es de este modo que no puedes evitar burlarte un poco de ella y de su actitud, pero no de una forma grosera, sino tal vez transigente porque es alguien a quien no se puede odiar. Así entiendes por qué la gente que la rodea actúa de la manera en que lo hace y cómo es posible construir una mentira hasta llegar a proporciones tan grandes.

Marguerite es una cinta que te permite explorar las múltiples facetas de la naturaleza humana, que te lleva a reflexionar sobre las verdades y las mentiras de la vida misma, pero no de una forma chocante o forzada, sino amena y fluída. Cada personaje es interpretado de manera única, como debe ser, ninguno está de más o de menos, la historia te hace sentir que cada uno tiene un por qué. Durante el film puedes encontrarte de repente cuestionándote sobre ¿qué tan importante es la verdad y qué significado tiene ese concepto para cada quién?

La fotografía es hermosa, ambientada en los años 20, los escenarios, en su mayoría de espacios cerrados te transportan a la sociedad francesa de la época.

La música es punto y aparte, porque en sí misma es otro personaje de la historia y uno muy importante, tanto las melodías de fondo como las obras que son interpretadas, te van adentrando en lo que la película te quiere contar. Debo decir que escuchar a madame Dumont no es una experiencia que pase desapercibida en ningún momento, pero incluso, en el final de la historia, entiendes la gran interpretación que Front realizó .

Sin duda Marguerite es una gran cinta que cumple en cada aspecto para ser considerada cine de arte y es perfectamente entendible que haya sido tan nominada y premiada en el pasado ciclo de cine francés. Probablemente al entrar a verla no esperas nada de ella, pero conforme la historia avanza resulta ser una agradable sorpresa, sumamente recomendable.

Van Ugalde / @ElizabethUgalde

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Cine

Las plataformas de streaming si podrán competir en los oscar

Publicado

el

Después de que la multi galardonada Roma producida por Netflix fuera una de las competidoras mas fuertes en la pasada entrega de los premios oscar, el aclamado director Steven Spielberg mostró su descontento con la academia ya que según su postura, las cintas producidas por las plataformas de streaming son “Shows televisivos” y por lo tanto no deberían ser tomadas en cuenta a la hora de premiar lo mejor del cine, también declaro que abogaría ante la academia para que ningún largometraje proveniente de estas plataformas pueda competir en los premios.

Al parecer las peticiones de Spielberg fueron tomadas en cuenta sin embargo las cosas no salieron como el esperaba. Según informa The New York Times el tema logró resolverse con una votación, tomando así la decisión de que los proyectos de netflix y otras plataformas similares puedan competir por llevarse la estatuilla siempre y cuando cumplan con ciertos lineamientos impuestos por la academia

Las cintas deberán ser proyectadas por lo menos en un cine de Los ángeles una semana previa a su estreno en la plataforma, o ser estrenada simultáneamente en ambos formatos

Estas fueron las palabras de John Bailey presidente de la academia, sin embargo también declaro que este es un tema muy delicado y que actualmente la industria en general se encuentra dividida al respecto, por otra parte Spielberg no se ha pronunciado al respecto.

Continuar...