Cine

Mano de obra y el fallo del sistema

Publicado el

La película que se estrena este 1 de octubre obtuvo dos premios Ariel: mejor guion original para David Zonana y mejor actor para Luis Alberti.

El contraste social, económico, la injusticia y, en ella, la injusticia laboral o la marginalidad, son problemas con los que el productor, guionista y director David Zonana se topa día a día, quizá, como él lo dice, tan tolo por vivir en México. Quizá, porque son cosas que suceden continuamente y, aunque triste, también normalmente no solo aquí, sino en el mundo. Quizá, además, porque vivimos bajo las reglas de un sistema que nos arrastra como ciudadanos, pero ante el cual debemos cuestionarnos si no es que también lo perpetuamos como humanos. Quizá y tan sólo quizá.

Es por eso que, al elegir el tema al frente de su primer largometraje, Zonana tomó todos estos conceptos para retratarlos, cuestionarlos y así mismo, reflexionar sobre ellos. Así surgió Mano de Obra, un filme que engloba estas problemáticas y sus consecuencias, a través de la historia de Francisco (Luis Alberti), un albañil que se enfrenta a la injusticia luego de la muerte de su hermano.

“Tomé la decisión de hacer una película que hable de esto a varios niveles: por una parte los contrastes sociales que existen y por otro lado las consecuencias que esto tiene, de política, de líderes, de empoderamiento, de corrupción y demás. Una vez que identifiqué esto se abrió un mundo de posibilidades sobre el contexto en el que iba a contarlo”, expresó el realizador en entrevista.

En ese sentido, Zonana advirtió el peso que puede tener el llevar a cabo una labor como la albañilería: “Elegí la albañilería porque construir algo con tus propias manos, algo a lo que no vas a poder tener acceso ni vas a poder ofrecerle a tu familia a ese nivel tiene repercusiones psicológicas importantes, más allá del contacto normal entre las industrias y los trabajadores de ellas, y la riqueza. Quería estudiar estas repercusiones psicológicas y como estas nos afectan como individuos y como sociedad”, afirmó.

Y es en este trabajo de creación que el director se enfrenta a una importante reflexión que atañe a toda la sociedad y cuya problemática tiene implicaciones y consecuencias en múltiples aspectos que provoca cuestionarnos sobre las dinámicas que establecemos entre humanos, la falta de empatía, de entendimiento y de exploración sobre nuestro día a día.

“Creo que el sistema moderno en el cual estamos sumergidos, más allá de la preferencia política o si es de izquierda o de derecha, creo que ha fallado. El sistema como tal, se ha convertido en algo que ya no es ni siquiera entendible, no es controlable y no está conscientizado; es un ente que por sí solo tomó vida globalmente y creo que eso es una consecuencia de las deficiencias morales que tenemos los seres humanos.

Como especie, creo que la moral humana tiene muchas limitantes; somos la especie más inteligente que conocemos pero eso no significa que estemos ni cerca de ser moralmente perfectos, ni que seamos empáticos y conscientes de lo que está sucediendo a nuestro alrededor”, puntualizó.

Es justo en ese sistema que habita el personaje de Francisco, hábilmente retratado por el actor Luis Alberti, quien trabajó junto a albañiles reales siendo el único actor profesional en el grupo de albañiles de la cinta, exponiendo el caso de la muerte accidental de su hermano, trabajando en la misma obra, dejando desamparada a su esposa embarazada, pues esta no recibe compensación alguna, lo que desencadena una serie de decisiones y acciones por parte del protagonista.

“El personaje de Luis es un reflejo de eso mismo porque por una parte, en la película somos testigos de las injusticias que sufre, injusticas sistemáticas, burocráticas, ante los cuales no puede luchar por vía legal o por vía ordinaria y esto desemboca en un hombre que va a buscar justicia por mano propia y más allá del hecho de si está correcto o no buscar justicia o no – que es algo que no vamos a juzgar acá -, lo que se me hace interesante, que él tiene la oportunidad de crear un nuevo sistema.

El punto es que creo que sucede que él tiene las mismas deficiencias morales que todos los seres humanos y el ser humano tiene a repetir los mismos comportamientos justo cuando pelea contra ellos en algún momento”, añadió.

La película que se proyectó en la pasada edición el Festival Internacional de Cine de Morelia, así como en otros eventos alrededor del mundo como San Sebastián, Toronto o Zurich, cosechando nominaciones y premios, pero también la experiencia de compartir esta historia en otras latitudes generando una reacción mucho más global.

“Ha sido un recibimiento favorable universalmente en diferentes países y creo que esto significa que es una temática que afecta y que se refleja en diferentes sociedades y incluso la comparaban con Parasite (Bong Joon Ho, 2019), por el tema de la casa y los trabajadores y lo único que me doy cuenta es que esto sucede en todo el mundo, todo el mundo tiene estas diferencias sociales importantes y que es una temática totalmente universal, más allá de los temas económicos o políticos; o los contrastes sociales que toca la película, la temática moral, la temática humana es algo con lo que se puede reflejar la gente en diferentes partes del mundo”, apuntó.

Luego de posponer su estreno originalmente programado para principios de año, la película llegará a las pantallas este 1 de octubre, en un año de profunda reflexión sobre nuestras propias condiciones, nuestra propia realidad, a la que esta cinta abona.

“El mundo es dinámico y no estático; cambia día a día, a veces con más intensidad que otras y en esa parte lo relaciono con la película porque creo que toca puntos de la necesidad de que el mundo sea dinámico y que no se estanque en situaciones ya perjudiciales para la gente en general, para la población sin que nos demos cuenta.

Creo que hay replantearnos en donde estamos parados todos los días y pues situaciones extremas como esta pandemia hacen que la gente abra los ojos un poco y se refleje en un espejo y haga un juicio de cómo está viviendo, de cómo se está comportando y de otros dilemas que a lo mejor de manera normal, no se hubiera planteado y cuestionado y es algo que yo intento hacer con el cine, con este arte», finalizó el director.

Mano de obra ue producida por Darío Yazbek, Michel Franco y Eréndira Núñez y obtuvo el premio Ariel en la categoría de Ópera Prima (David Zonana) y Mejor Actor (Luis Alberti).

 

Agregar comentario

Destacado

Copyright © 2010 - 2018 YouRocket by PantallaTotal SL / hola@yourocket.com.mx

Salir de la versión móvil