Reviews Cine

Macabro 2019: The Head Hunter tiene la armadura más cool del medievo

0

Si usted se pregunta cómo hacer una efectiva película de horror con un presupuesto bastante limitado, The Head Hunter es la respuesta. Nos encontramos ante una película de fantasía medieval y monstruos, donde no vemos a cuadro ni fantasía ni monstruos y, sin embargo, la cinta dirigida por Jordan Downey tiene un particular encanto.

MV5BNmQ5MDU1ZGUtZGNkYi00NGYwLTg4NGQtMmQwYjM4ODFlY2NiXkEyXkFqcGdeQXVyMzY0MTE3NzU@._V1_SX1777_CR0,0,1777,937_AL_

Christopher Rygh interpreta a un letal guerrero medieval simplemente conocido como “Padre”, quien pasa sus días (como lo dice el título) cazando monstruos. Enfundado en tremenda armadura que por sí sola ya es intimidante recorre diversos paisajes con un principal objetivo: encontrar a la bestia que asesinó a su hija. Cada criatura que caza la decapita y luego la cuelga en el interior de su hogar como representación de su venganza. A la vez que visita la tumba de su hija prometiéndole la cabeza de su homicida.

The Head Hunter es la materialización de aquello que en el cine que podemos llamar “la complejidad de la sencillez”. Fue hecha con sólo 30 mil dólares y filmada por un reducido crew en paisajes de Portugal y Noruega. Básicamente es un gran ejercicio de minimalismo. Los diálogos y personajes son escasos. Nunca vemos a los monstruos ni las batallas. Downey junto con su director de fotografía y coguionista Kevin Stewart únicamente nos muestran la preparación del guerrero, su búsqueda y la cabeza del monstruo dentro de un costal, mientras el guerrero apenas puede consigo mismo por tremendas heridas que le dejó la batalla.

Head2

La primera parte de la cinta es una serie de estos acontecimientos, hasta que el protagonista por fin encuentra a la tan ansiada bestia. Con lo que no cuenta es que la cabeza de esta criatura toma vida y busca un cuerpo para, ahora, cazar al cazador. Todo se trata de atmósfera, si bien la cinta es brutal y sangrienta, la acción está fuera de cuadro. Tampoco se trata de una densa historia contemplativa. La premisa y lo visual tienen un encanto que nos remite a videojuegos como Dark Souls, Bloodborne y Skyrim. Incluso, también al mejor Game of Thrones.

Sin embargo, hay que decirlo. The Head Hunter no es para todos, los millones de dólares que derrocha Hollywood en trabajos de este tipo nos tienen (mal) acostumbrados a esperar ver un festín de efectos especiales, espectaculares batallas y enormes monstruos. Aquí no hay eso, es una bien trabajada película de serie B hecha a base de creatividad y con una sencillez refrescante.