Tiempo después de que Luke se enfrentara y derrotara a Cottonmouth y a Diamondback, (lo cuál es un spoiler si no habías visto la primer temporada) el “héroe” regresa  a Harlem, como una celebridad de las calles.

La segunda temporada de Luke Cage es ahora la novena colaboración de Marvel con Netflix, después de las dos temporadas de Daredevil , las dos temporadas de Jessica Jones , Iron Fist , la serie del equipo The Defenders y spin-off The Punisher (mi favorita). En términos generales, sabemos en qué nos estamos metiendo en este momento, pero a veces las cosas cambian por ejemplo la segunda temporada de Jessica Jones tuvo un comienzo muy lento y luego un gran giro que puso la historia en un nuevo camino, y de manera similar, la nueva temporada de Luke Cage toma el curso opuesto, sus últimos episodios son fantásticos, solo se necesita mucho para llegar allí.

Esta segunda temporada ve a este héroe que después de limpiar su nombre y convertirse en una celebridad en redes sociales e incluso en ESPN, ahora tiene que enfrentar su nueva reputación y lo que significa la necesidad de anonimato para mantener a la comunidad protegida y a el mismo.

En la serie se encuentra una broma recurrente sobre una aplicación móvil llamada ”Harlem Hero”, donde los ciudadanos etiquetan a Luke cuando lo ven por la ciudad, lo cuál en un principio parecería que es una broma, pero tiempo después se convierte en un problema.

Y es que al mismo tiempo se están sacando drogas con el nombre de Luke, lo que demuestra que no es solo un hombre o un héroe, es una marca. Y ha perdido el control.

Una de las cosas que hay que destacar es que Luke Cage S2 reconoce que The Defenders sucedió, a diferencia de la segunda temporada de Jessica Jones.

Pero en fin, después de ver esta nueva temporada, podemos decir que a pesar de que mejora lo hecho en la primera y definitivamente se pone por encima de Iron Fist, las escenas son demasiado largas, la dirección y la edición carecen de dinamismo, aunque hay algunas excelentes participaciones musicales los distintos episodios la serie no parece saber cuáles son sus historias más interesantes y brinca de una trama en otra haciéndola incluso confusa ya casi al final. Aunque lo mejor sin duda gira en torno a los problemas en la calle y cómo afectan a Luke.

Hay algunas escenas realmente divertidas que extraen de los cómics “Heroes for Hire”, es en la que muestran a Luke siendo descubierto por Nike después de hacer un desafío de habilidades en el parque por la necesidad de dinero, eso es probablemente uno de los aspectos más realistas que existe en estas series, no solo por que sufre, como cualquier otra persona en el mundo, y que hace fácil para nosotros sentirnos identificado pero también el personaje se enorgullece de ser valiente sin olvidar que también se puede divertir (por cierto la aparición de Dany es solo eso, un buen guiño a lo que podrían hacer con ellos dos).

Luke se relaciona con la comunidad de una manera significativa, es por eso que las escenas policiales con Misty también son buenas, no solo porque Simone Missick es una sobresaliente actriz (y merece su propia serie aunque ya se haya abusado en los héroes con brazos robóticos) sino que se enfocan en los problemas de la calle desde la perspectiva de un ciudadano sin apoyo.

Luke (como ya lo sabemos) tiene problemas para controlar su ira, es una guerra que está luchando dentro de sí mismo durante toda la temporada, pero no hay suficiente tiempo dedicado a ese tipo de dilemas. En cambio hay mucho dedicado a Mariah, el personaje menos creíble y cambiante de la serie. Hay una historia que incluye a Mariah y Shades, pero no hay nada interesante en esto la pareja no tiene absolutamente nada de química romántica, y las escenas entre ellos se vuelven repetitivas (en el mejor de los casos) o insoportables; Mariah hace varios movimientos de poder a través de Harlem, incluso cuando supuestamente es desafiada por un recién llegado, Bushmaster, que proviene de la esquina jamaicana del vecindario. Sus motivaciones y sus conexiones no se aclaran hasta el onceavo episodio. Eso es muy largo y para entonces, las cosas han fracasado en su mayoría.

Marvel’s Luke Cage

Bushmaster es un villano efectivo, pero parte de lo que realmente trastorna la temporada es que se alía con Mariah y su familia, no con nuestro héroe (significa que Luke simplemente está revoloteando en los bordes de una batalla que solo lo involucra eventualmente). Probablemente es uno de los personajes más interesantes, en algún tiempo salió en el cómic de capitán américa (pero no es momento de hablar de él y sus apariciones en los cómics) y es aquí se nos revela que obtuvo sus poderes de un médico al azar que administraba inyecciones cuando era más joven. Esto llevó a muchos niños a morir, pero él sobrevivió y fue llamado “especial y bendecido”.

Después de recibir un disparo en Trench Town cuando era adolescente, es revivido con belladona y lo demás, bueno si no han visto la segunda temporada, no se los voy a contar.

Luke Cage sigue siendo visualmente el más interesante de las series Marvel / Netflix, con un magnífico diseño de producción y mucho estilo en todos los niveles, sobretodo en el musical y la reproducción de los barrios bajos de New York, pero no es suficiente para aclarar el hecho de que la serie todavía está luchando por completar un pedido de 13 episodios y logra (mal) alargar los conflictos.

Las cosas se ponen realmente interesantes al final de la temporada, donde Luke entra en ese conflicto dentro de sí mismo. “¿Qué tipo de héroe quiere ser? ¿Qué tipo de héroe siente que necesita ser?”  Las elecciones que hace dejan mucho y muy interesante material para una tercera temporada, lo cuál se agradece, pero por otra parte si se hubieran tomado menos tiempo en resolver algunas situaciones, la serie hubiera sido fantástica, justo como pintan los últimos capítulos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.