Contacto

Lucy

Ver algo de Luc Besson, ya sea en dirección, producción o gestación es sinónimo de adrenalina y acción, pero por sobre todo estilo. Lejos de sus más reflexivas obras ochenteras como «Azul profundo» (1988), lo comercial se tomó la creatividad del francés que a veces ve sobrepasadas las ganas con la realización misma.

En «Lucy» (2014), nos queda una resaca mezcla de «Matrix» (1999), la serie de tv «Dimensión Desconocida» e incluso la reciente «Trascendence» (2014). Sin embargo, el cóctel no nos deja satisfechos pese a méritos como la aceleración de algunos pasajes y la por estos días, celebrada cualidad de ir hacia adelante independiente del modo y coherencia de los relatos.

Acotada y todo (hora y media), hay varias características de esta película de acción que deriva en ciencia ficción hiperventilada, que nos dejan esperando más, como el aporte acotado y casi estático de Morgan Freeman o la acción cuerpo a cuerpo que el mismo Besson bien sabe explotar.

Como muchos casos la historia no es mala, sin embargo, cae por un precipicio innecesario y aunque a muchos les guste el tobogán de vértigo que muestra, el impulso y viaje duran finalmente demasiado poco.

Con un leit motiv de drogas, al parecer incluso en su gestación, «Lucy» tiene algunas luces y demasiadas sombras, entre ellas que no se define en su camino hacia lo que quiere y concluye de forma tonta, casi ante el estupor del espectador. Quizás proviene de un cine más elevado o vanguardista que ahora no entendemos, es una probabilidad, pero ante la duda se hace omitible dentro de la cartelera de estrenos, donde si es por buenas intenciones ya estamos hartos.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top