Connect with us

Series

Los protagonistas de Riverdale ‘crecen’ en nuevo episodio

Published

on

The Midnight Club” es el cuarto capítulo de la tercera temporada de “Riverdale”, un episodio lleno de flashbacks en donde los protagonistas Betty (Lili Reinhart), Verónica (Camila Mendes), Archie (KJ Apa), Jughead (Cole Sprouse) y Cheryl (Madelaine Petsch) darán vida a sus padres cuando eran adolescentes y jugaban “Gryphons and Gargoyles” un juego de rol similar a “Calabazos y dragones”.

Mientras Betty y Jughead están investigando el origen del juego, así es como Betty descubre que su madre estuvo involucrada y le pide una explicación. Alice (Mädchen Amick) no tiene más remedio que decirle la verdad sobre este juego.

A principio de los 90s, Alice junto a Fred (Luke Perry), FP, Hermoine, Hiram, Sierra, Penelope y Tom jugaron un juego en el que se vio involucrado el director Featherhead y que generó secretos, los cuales los han atormentado desde entonces. Aunque se desconocen cuáles son las reglas de “Gryphons and Gargoyles”, el juego obliga a los participantes a beber veneno y venerar al misterioso Rey Gárgola.

Además, es de destacar que este capítulo contará con la participación especial de miembros del elenco de “The Breakfast Club”, Anthony Michael Hall quien interpretó a Brian Ralph Johnson, y Molly Ringwald encargada de encarnar a Claire Standish, en este capítulo toman el rol del director Featherhead y Mary Andrews respectivamente.

Disfruta de “The Midnight Club” hoy a la medianoche a través de Warner Channel.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de True Detective: The Big Never!

Publicado

on

True Detective

Episodio 3

Un episodio sólido, pero flojo.

El inicio de el episodio 3, The Big Never, comienza con el detective Roland West, interpretado por Stephen Dorff. Y nos muestra que West vivió durante 1990, en la segunda línea del tiempo, pero que, ¿hay de la última?

La memoria es el enfoque de la tercera temporada de True Detective, como es en la investigación de cada delito. Las personas recuerdan la forma y pueden olvidar detalles importantes de manera deliberada o involuntaria. La memoria de West se vuelve un poco confusa cuando se le preguntó por qué demoraba tanto en llamar al vecindario si él y su compañero estaban vigilando el terreno. No es una ciudad grande. Pero, él sabe que Hays también estaba un poco confuso sobre por qué les tomó tanto tiempo  sacar a un pedófilo del expediente. A veces, la ley en sí es un poco confusa. Un verdadero detective puede ver cuando esto es necesario. Quedar fuera de la ley, y es más que hacer que cumplir la ley, y los asuntos internos tendrían un día en el campo, pero Hays y West creen que esto está  justificado. 

La escena en la que la hija de Hays desaparece en un Wal-Mart está llena de tensión, suspenso y un miedo demasiado relacionable, que solo profundiza por lo que la serie nos ha estado llevando. Si ella está desaparecida, ¿está relacionada con el caso? ¿La gente está vigilando a los detectives? Cualquier cantidad de conspiraciones se nos viene a la mente cuando vemos que Mahershala Ali se pierde por completo en la bruma de Hays. Cuando finalmente ve a su hija y ella llora, el alivio es doloroso. Es una escena sumamente brutal.

La escena que viene después es extraña pero a la vez da terror. En la línea de tiempo actual, Hays ve a Amelia como un fantasma. En la línea de tiempo de los años 90, encuentra una foto del niño muerto en su primera comunión donde sus manos están dobladas exactamente como estaban cuando lo encontraron muerto en el bosque. Después, encuentran una mochila llena de juguetes e intentan descubrir la conexión. En la segunda línea del tiempo, West se sienta a rezar con el recién convertido Tom, padre de los niños. Otra cosa que podemos asegurar es que el que se da vueltas en un mini carro y recoge basura, no es el asesino, aunque la escena donde saca algo de su casa, a pesar de ser golpeado por la gente del pueblo, el no es el asesino o tuvo algo que ver. 

El problema con este episodio es que una historia es mucho más convincente que la otra. Para 1990, Wayne no había tenido problemas en un caso importante en años. Trabaja en lo que parece ser un miserable trabajo de oficina, mientras que Amelia, como autora de libros, continúa investigando el caso de Purcell, escribe un libro que se publicará próximamente y coquetea con la policía local para saber más detalles sobre la evidencia de que Julie sigue viva. Wayne se enoja por esto. En vez de eso, después de que su hija se perdiera en Walmart, él bebe y piensa que el tiene que hacer las compras mientras ella investiga un crimen.

Mahershala Ali y Carmen Ejogo ayudan con su actuación en esas escenas, pero aún se sienten forzados, como si Nic Pizzolatto sintiera la obligación de llenar los agujeros con una explicación sin acertar. Entonces, nuevamente, si estas escenas se sienten un poco mal desarrolladas, eso también podría deberse a lo que aún no sabemos de la historia. Como el Wayne del 2018, solo estamos viendo fragmentos de la historia completa.

Mientras tanto, en la línea de tiempo de 1990, pasamos la mayor parte del tiempo con Roland, que parece haber salido bien en la Policía Estatal de Arkansas. Ha subido de rango, ayudó a Tom Purcell a salir de un agujero y mantenerse sobrio, y ahora parece ansioso por volver a visitar el caso de los Purcell y traer a Wayne, con quien ha perdido el contacto, para ayudarlo. El episodio termina con su reunión, Wayne hace un comentario sobre el color de la piel de Roland , el cual lo ayudó a avanzar mientras él se tambalea. La reunión culmina que los veremos trabajar de nuevo juntos en 1990.

Por otro lado, Ray Fisher no ha tenido mucho material, ya que básicamente se le ha pasado acorralando a su papá, inclusive tratar de llevarlo a un asilo por su aparente demencia. Ahora con la dirección Jeremy Saulnier fuera, el director de televisión Daniel Sackheim entra para dirigir. Él está decente. Incluso si no tenemos tomas memorables, él ayuda a crear una tensión brutal en el episodio, exactamente en la escena en la que Roland y Wayne buscan en la casa de los Purcell. Hay una foto de Lucy reflejada en un espejo, mientras observa a Wayne y luego mira hacia otro lado cuando la atrapa, eso podría decir mucho sobre lo que vendrá. El momento en el que Wayne encuentra la foto de la Primera Comunión de Will y se sorprende por la similitud entre sus manos en oración y su pose de muerte también es genial. 

Calificación: 4.5/5

 

Continúa leyendo