Contacto

Los minutos negros: Film noir como vehículo de la gran ficción para repensarnos.

portada

Cine Mexicano

Los minutos negros: Film noir como vehículo de la gran ficción para repensarnos.

La más reciente película del director Mario Muñoz, en competencia como parte de la sección de largometraje del FICM, revoluciona la novela de Martín Solares para hablar del sentido de la justicia en México.

El escritor Martín Solares dice no creer en los detectives estilo Hollywood: aquellos rebeldes quijotescos que son capaces de hacer justicia en las ciudades más corruptas. También dice que no se puede adaptar impunemente la narrativa policiaca o el cine noir a la realidad mexicana. Así mismo habla de la literatura y el cine como conceptos tan disímiles como “la piedra y el río”.

Sin embargo, un profundo amor por las historias de detectives del director Mario Muñoz, sus ganas fraguadas con muchos años por contar una historia mexicana sobre justicia y un intenso trabajo que llevó la novela Los minutos negros a un “horno de altísima intensidad” para dejar la esencia, enriquecerla y convertirla en un film noir, que fungiera como un transporte para provocar la emoción del público, pero también su reflexión, siempre viéndose, recordándose en una relato estético de los años 70, con una historia terrible, pero hecha ficción.

“Cada vez soy más creyente de que el film noir es un género que se presta mucho para este país, para contar las historias de este país, y que además creo que esta película puede tener esta fusión de la literatura y el cine, es justo decir que podemos crear una ficción porque parece que si vamos a hablar de estos temas tenemos que hablar de la realidad o tener una gran conexión con la realidad y creo que el camino que Martín tomó y que yo propongo desde Bajo La Sal, es crear una gran ficción muy profunda que nos permita entrar, que nos permita emocionarnos, crear empatía con los personajes, pasar por toda esta banda de emociones y que esto sea lo que nos haga sentir y pensar y no necesariamente sentir que estas viendo un documental o algo a lo que le hagas resistencia”, afirmó el realizador en entrevista con Yourocket.

Así, para crear este universo en el guion, Mario Muñoz y Martín Solares, trabajaron en más de 70 tratamientos en los que buscaron “cambiar los rascacielos por palmeras, las fedoras por sombreros” e incluso, el territorio de Baja California por un pueblo cerca del Golfo de México, recreando con maestría el ambiente de los años 70 apoyado por un elenco exquisito encabezado por Leonardo Ortizgris, Sofía Espinosa, Kristyan Ferrer, Mauricio Isaac o Carlos Aragón, pero alimentado a cada momento por figuras como Enrique Arreola, Tiaré Scanda, José Sefami y muchos más, todos en perfecto dominio de su papel, de su momento en una ficción de este tipo.

“Nos preguntamos como podíamos captar la esencia de los años 70 con todo su halo de represión, de impunidad, de censura, de mentira, de invención de culpables, de chivos expiatorios, dentro de una historia emocionante en la cual un grupo de policías de un pueblito muy lejano al centro, a la capital, tratara de detener a un hombre que estaba matando a la niñas que salían de las escuelas y partimos de ese tema horrible inicial, para contar una historia que pensamos que podía ser muy humana y como es la humanidad tenía que tener momentos de mucha diversión y otros ambientes muy oscuros y perturbadores”, destacó Martín Solares, quien destaca el impacto del trabajo final.

“El resultado me dejó muy impresionado, tengo la sensación de que Mario Muñoz consiguió convertir mi novela en una especie de sueño muy intenso en el cual los colores y el ambiente provocan amplios contrastes. Creo que reinventó el cine noir al tropicalizarlo. Mario consiguió una obra artística que va a interesar a los amantes del cine noir y a todos aquellos que buscan películas bien realizadas, con una enorme dimensión estética que desde el principio te transporta a otro tiempo y a otro lugar que pienso que es lo que debe hacer una gran versión cinematográfica”, concluyó el escritor.

LMN_002_0021858 2

En total fueron 25 años los que tuvieron que pasar para que la película de los minutos negros viera la luz: 10 que tardó Martín Solares en escribir la novela y casi 15 de Mario Muñoz en concebirla completamente, luego del acertado drama que creó con Bajo La Sal, estrenada en 2008.   Ahora esta pieza de cine negro se estrena en la edición 19 del Festival Internacional de Cine de Morelia en donde está en competencia como parte de la sección de largometraje mexicano.

Captura de pantalla 2021-10-29 a las 15.00.05

 

 

 

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine Mexicano

Top