Contacto

Los camarones de diamantina: vivir ahora siendo quien somos.

Captura de pantalla 2020-10-22 a las 15.23.14

Cine

Los camarones de diamantina: vivir ahora siendo quien somos.

La película estrenada el año pasado en Francia, llega a la pantalla grande en México, este 22 de octubre.

Hace más de 10 años, el ahora director Cédric Le Gallo, en su natal Francia, decidió probar y unirse a un equipo de waterpolo gay, no solo para tener una actividad deportiva, sino para tener contacto con personas con sus mismas inquietudes y compartir visiones. Su experiencia fue mucho más allá, pues al integrarse a este grupo descubrió no sólo personas maravillosas; sino una ventana a la libertad de celebrar la vida, como cada uno decide vivirla, más allá de los enemigos externos, pero también los internos.

La aventura fue lejos: el equipo representó a Francia en 2012 en los llamados Gay Games que se celebran cada 4 años y el resultado, más allá de las medallas, fue el aprendizaje interior de cada uno de los integrantes y ahora, lo que vemos reflejado en la película Los camarones de diamantina (Les Crevettes pailletées, Francia, 2019), la cual lleva el nombre del equipo original que participó en aquella justa deportiva y en la que la bandera principal es la aceptación y la celebración de la diferencia.

“Esta no es una película exclusiva para la comunidad LGBT+ , es una película con un mensaje universal de libertad y de aceptación. No importa quien seas, el chiste es aceptarte y reconocer lo que eres y lo que quieres ser, y sé que a veces no es tan sencillo porque hay cuestiones de religión, trabajo o familia y muchas veces imaginamos que por ser quien tú eres vas a ser juzgado o van a tener una reacción mala pero también muchas veces a la gente no le interesa, lo que me hace pensar que muchas veces el peor enemigo es uno mismo”, señaló Le Gallo, en entrevista con Yourocket.

“Y claro, hablando de la comunidad LGBT+, la homofobia es algo que existe y dependiendo de en donde vivas tienes que luchar contra cosas diferentes, incluso el gobierno, porque en muchos países es muy duro ser gay, hay sentencias de muerte y eso real, pero también hay un enemigo que está adentro de nosotros y esa también es una lucha”, afirmó el realizador, quien compartió su experiencia real al ser parte del equipo verdadero en aquellos años.

“Yo estaba muy traumatizado de mis épocas adolescentes cuando tomaba deportes en la escuela porque yo era diferente, y a veces los niños pueden ser muy crueles pero cuando llegué a los Camarones de Diamantina, me di cuenta que toda diferencia es celebrada, todo estaba bien y estaba más que bien, lo cual me alentaba, alienta tu diferencia porque sentí mucho amor y obviamente no éramos los mejores jugadores de waterpolo pero nos preocupábamos por nosotros mismos y nos amábamos; bromeábamos todo el tiempo y cuando ganábamos – porque sí ganamos durante los juegos (risas) – era maravilloso, y lo hacíamos porque estábamos muy conectados; no éramos los mejores jugadores, ni los nadadores más rápidos, pero estábamos conectados y no éramos envidiosos, así que compartíamos la pelota y por eso a veces ganábamos, esa es una lección”, relató.

La película, codirigida por Maxime Govare, cuenta, en ficción, la travesía de este equipo, teniendo a la cabeza al entrenador Matthias Le Goff (Nicolas Gob), quien es obligado a dirigir el grupo tras realizar un comentario homofóbico en medio de su actividad como nadador profesional; lo cual lo lleva a tener varios descubrimientos a nivel personal al lado de cada uno de los “camarones” que son encarnados por actores, entre ellos David Baïot, Alban Lenoir, Michaël Abiteboul, Romain Lacry, Roland Menou, Geoffrey Couët, Félix Martínez o Romain Brau.

Con astucia, humor, talento e incluso baile, Los camarones de diamantina dan en el blanco para recrear una historia más allá de la tolerancia y el amor, haciendo sutil énfasis en situaciones personales con las que cualquier persona puede identificarse, como son las relaciones de pareja o de familia, pero también con una revisión a lo que la lucha de la comunidad LGBT+ ha representado, con factores como el VIH.

“El VIH ya no es un gran problema como antes, porque mató a mucha gente durante los años 80 y los 90 y por eso creo que la comunidad LGBT + aprendió lo importante que es vivir y disfrutar mientras puedas. En la película no quería hablar de la situación del VIH como tal porque, aunque es muy importante, creo que ya se ha hablado suficiente, pero ahora, gracias a todos los tratamientos y los programas como el PrEP, ha habido mucho progreso en este sentido en los últimos años y está muy bien, pero por eso no puntualicé eso en la película, sino en que eso dio a la comunidad gay la lección de vivir ahora y disfrutar ahora”, destacó.

Captura de pantalla 2020-10-22 a las 15.23.55

Por otro lado, al hablar de la filmación, el director recuerda momentos muy divertidos, pero también de mucha complicación, lo cual inició con la formación del elenco, para el cual se requerían personajes muy estructurados que aportaran lo necesario para llevar el mensaje más allá de la pantalla.

“Acerca del casting fue también un proceso muy complicado porque no queríamos tener a gente muy famosa y queríamos definir muy bien a nuestros personajes, y eso no es muy sencillo. Además, grabar waterpolo es muy complicado, para los actores también porque el waterpolo es un deporte complicado, pero la filmación dentro del autobús también fue un reto porque no fue una pantalla verde, realmente hicimos ese viaje: fue un autobús real en un camino real con 10 actores en una pantalla al mismo tiempo y eso fue muy difícil, fue intenso”, agregó.

Finalmente, en una reflexión en este año que ha contemplado confinamiento y cambio para muchas personas a nivel global, el director deja claro una de las lecciones más importantes que ha recibido con y luego de la película: vivir ahora.

“A veces damos por hecho que tenemos libertad pero a veces incluso en “la libertad”, como la teníamos antes, no todas las personas se sienten realmente libres, no pueden ser quien quieren ser y no debería ser así.

Ahora todo nos recuerda que es importante hacer las cosas cuando tenemos oportunidad de hacerlas, no podemos posponer mucho, tenemos que vivir ahora. Se que ahorita es complicado, pero después, cuando podamos, hay que hacerlo, yo no pospondré nada después de esta situación de COVID, la vida es ahora y por eso hay que entender quienes somos y que no tenemos mucho tiempo en esta tierra, no sabemos que va a pasar y no tenemos tiempo para que nos importe todo lo que la gente dice o si se burlan, creo que tenemos que entender eso ya”, concluyó.

Captura de pantalla 2020-10-12 a las 13.04.40

 

 

 

 

 

 

 

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine

Top