Connect with us

Los 5 mejores momentos de Ant-Man: El Hombre Hormiga

Published

on

Estrenada en el 2015, Ant-Man se vio envuelta en un aire de escepticismo. Era el último vengador del que se hubieran acordado los fans y del que menos se esperaba una adaptación para cine, tuvo poca publicidad por varias ideas que jugaban entre lo fascinante y lo minúsculo para terminar en una modesta campaña de la distribuidora, lo que la convirtieron en un estreno tranquilo para la cartelera de verano, sin embargo dejó un buen sabor de boca para los seguidores del Universo Cinematográfico de Marvel.

En esta ocasión les recomiendo revisitarla recordando estos 5 grandes momentos de su historia.

1. Eso Debe Doler

El villano en turno es Darren Cross (Corey Stoll), generalmente los villanos en el MCU tienen fuertes razones personales para encontrarse del otro lado dela balanza, y no solo la ambición mueve a Cross, sino también tiene su enternecedor lado psicopata. En la busqueda de resolver la particula Pym, descubre por accidente un arma terrible.

Uno de sus primeros crimenes lo lleva a cabo reduciendo cruelmente a uno de sus opositores con su “rayo amarillo” que es capaz de deconstruir la materia y reducirla pero sin lograr recomponerla de nuevo. Lo que le da una ventaja de miedo porque puede desaparecer a quien el desee limpiando sin problema la escena con una toalla de papel y no dejar rastro alguno.

2. Querida, Encogí a los Niños

La escena donde se reduce por primera vez Scott Lang es sumamente interesante. El cambio de perspectiva es uno de los juegos de cámara más rescatables de esta producción, el paso del agua sobre la bañera a manera de un mar embravecido y la comparativa de tamaños fueron algo que sorprendió a los más jóvenes e hizo que los chavo-rucos recordáramos de inmediato la película de Joe Johnston.

Precisamente está divertida película se estreno en 1989, año en el que transcurre la historia, y la primera idea para una película de Ant-Man fue propuesta por el mismo Stan Lee pero fue rechazada porque justo se parecía mucho a esté clásico de Disney.

3. Paso a Pasito

Sin duda, una de las etapas que más se disfrutan de este tipo de cintas es el largo y sinuoso camino que los lleva a convertirse en héroes.

Con Scott no es diferente y resulta muy convincente esta parte de la película. No nada más lo vemos sufrir de golpes en sus clases exhaustivas de defensa personal, sino también de cosas más complejas como la claustrofobia y entomofobia, pero la receta Marvel logra hacernos reír más que sentirnos angustiados, porque las reacciones de Paul muy memorables.

4. “¡Hola, soy Scott!”

A pesar de que Paul Rudd no figurara como héroe de acción, lo que le sobra es carisma y parte de ese descuidado sentido de la responsabilidad de sus nuevos poderes lo demuestra en la primera batalla contra Falcon. La idea era asaltar un viejo almacén de la familia Stark, pero como apenas comenzaban los 90, Hank Pym no contaba con Google Maps para actualizar su archivo, termina mandando a Scott al peor lugar.

Fue la primera ocasión en la que podíamos ver a dos elementos destinados a jugar en el mismo equipo enfrentarse y las posibilidades de combate de Ant-Man resultaron infinitas. A pesar del escepticismo por el personaje y el enfoque cómico con el que nació, demostraba ser un digno rival para cualquier vengador.

5. Un Subatómico Salto de Fe

De cabo a rabo la película no se sale nunca de la receta infalible del MCU, la pelea contra el villano es muy buena, tiene muchos juegos de cámara y efectos dadas las posiblidades de los cambios de tamaño, y aún así guarda un elemento original fascinante para el último acto.

Cuando Scott se reduce continuamente podemos ver como se descompone la materia hasta su elemento más significativo. Como El Dr. Pym le advirtió, podría llegar a reducirse hasta que fuera tan pequeño que olvidaría su propia existencia y podría pederse entre la misma tela del tiempo. Es sin duda un momento que mezcla la satisfacción de la victoria con la angustia de algo peor que la muerte.

Advertisement
Comments

Entrevistas Cine

Entrevista: El Hijo del Santo habla sobre el documental que repasa el legado del personaje, y de sus planes a futuro

Publicado

on

Captura El hombre detrás de la máscara

El Hombre detrás de la máscara representa el regreso a la pantalla grande para el más icónico personaje de la lucha libre y la cultura popular mexicana, El Santo. El documental muestra el lado más íntimo del legado del Enmascarado de Plata, haciendo un repaso por la carrera de padre e hijo a través de diverso e inédito material de archivo y anécdotas personales del mismísimo Hijo del Santo.

La película, dirigida por Gabriela Obregón, tardó algún tiempo en estrenarse, sin embargo, ya por fin podremos verla en cines. Como parte de su estreno, en YouRocket hablamos con el Hijo del Santo sobre el documental y sus planes a futuro.

Cómo surge la idea de hacer el documental?

Yo tengo muchas cosas guardadas y conservo cosas de mi padre, trofeos, máscaras, vestuario y entre todo esto también material de películas en diferentes formatos, familiares, de luchas que yo mismo filmaba con mi camarita de 8mm. Todo esto se lo mostré a la productora Gabriela Obregón y a ella le nació la idea de compartirlo con el público, hacer con todo este material una historia.

En la película conocemos todo el legado de El Santo, pero desde una perspectiva íntima. La película se cuenta a través de tu historia, ¿En qué momento y por qué se decidió que el documental fuera así?

Hay mucho material que ya se conoce de El Santo y de El Hijo del Santo, entonces la idea era compartir con la gente algo que no conociera. En primer lugar, pues imágenes inéditas que jamás habían sido publicadas y también temas que El Hijo del Santo guarda para sí mismo y no los comparte con el público. Si hubiéramos hecho un documental sobre mi carrera pues la gente ya la conoce, quizá ya no hubiera sido tan atractivo como ver algo que van a descubrir, van a darse cuenta del porqué de muchas situaciones. Eso es lo interesante de El hombre detrás de la máscara y por eso se llevó por ese camino.

Vemos una gran cantidad de material de archivo y mucho de eso, como dices, es inédito. ¿Qué material fue difícil dejar fuera?

Tenemos, sin exagerar, más de 15 horas de material y Gabriela con los editores fue quienes eligieron. Ella conoce muy bien la historia, entonces para ella lo que era más trascendente en mi vida fue lo que eligió. De hecho, al principio estaba demasiado largo y tuvieron que irlo cortando , y quedó lo esencial, lo que realmente trascendió en mi vida. Si le preguntaras a ella, te contestaría lo difícil que fue, porque es material muy valioso todo.

¿Ese material que se quedó fuera se podrá ver de alguna manera en un futuro?

A mi me gustaría mucho que se subiera a alguna plataforma, para que la gente lo pueda ver en su casa. Después no sé si en DVD, pero seguramente sí lo podremos ver después en otras plataformas.

También en el documental vemos, por un lado, la evolución del personaje de El Santo, tu padre, primero como un deportista, después como un ídolo popular, luego como una celebridad, hasta llegar a una especie de producto; pero también vemos que tuviste que llevar la lucha libre a otros países, ¿temes que se pierda la tradición esencial de El Santo como luchador, es decir, que mucha gente prefiera más portar una playera de él que verlo arriba de un ring?

Pienso que esa tradición jamás se va a perder, se perdería de alguna manera si ya no hubiera otra generación. Obviamente para ver a El Santo lo tienes que ver en vivo, lo que yo he hecho en mi carrera pues la gente lo ha disfrutado viéndome en el ring, pero si me retiro de la lucha libre y no hubiera una tercera generación, la gente ya no tendría al personaje de El Santo en un ring. Entonces, pues espero que la tercera generación que es mi hijo, Santo Jr., pueda hacer una carrera exitosa para que las nuevas generaciones sigan disfrutando al personaje arriba de un cuadrilátero, pero si no, no pasa nada, queda el recuerdo de El Santo y El Hijo del Santo, y seguir trabajando con el personaje en películas, historietas, cine.

El año pasado hubo una polémica por una posible proyección de las películas de El Santo en la Cineteca, existe este debate entre los que las consideran un churro y los que le ven una valor artístico; mientras en otros países son consideradas como verdaderas obras de culto, incluso hay cineastas europeos interesados en las películas de El Santo y en su remasterización, ¿Qué piensas sobre eso?

Pues no soy un experto en cine, pero a veces los mexicanos pisoteamos a los mismos mexicanos cuando tienen éxito. Cuando las películas de El Santo eran catalogadas en México como churros, en Europa se catalogaron diferente, y de pronto todos lo críticos de cine tuvieron que tragarse sus palabras y yo pienso igual que mi padre, yo creo que sus películas no son ni de concurso, ni para festivales, pero cumplen un cometido que es divertir de una manera sana y familiar. No sé si sean o no de culto, pero son películas que cumplen su meta y además todas fueron taquilleras. Son películas que aunque ya hayas visto 10 veces te siguen divirtiendo.

Se podría decir que los personajes de El Santo y El Hijo del Santo regresaron a la pantalla grande gracias a este documental, ¿te veremos en una película de ficción?

Me gustaría mucho. Han pasado algunos años de que hemos tenido acercamiento con diferentes directores y productores, aunque no se ha concretado nada. Espero que El hombre detrás de la máscara sea un parteaguas para que los productores se animen a hacer una película de aventuras. Alguna vez estuvimos en platicas con Alex de la Iglesia, finalmente no se concretó nada; con Guillermo del Toro también ha habido coqueteos; por ahí Tim Burton habló de que era fan de El Santo, por mi parte yo estoy abierto.



Sería grandioso algo de El Santo con Alex de la Iglesia o Guillermo del Toro…

La única condición, y Alex de la Iglesia me lo dijo con una frase que me encantó, es que “una película de El Santo sin El Santo no es del Santo”. Es decir, que a El Santo no lo puede interpretar ningún actor porque es real, entonces, el protagonista obviamente tendría que ser El Hijo del Santo o, posiblemente, el Santo Jr. que es más joven, más alto, trae 90 kilos, como héroe sería ideal.

Tienes pensado un museo de El Santo, ¿cómo va eso, es posible que lo veamos pronto?

Es un deseo que espero se pueda concretar en la Ciudad de México, he solicitado apoyo de autoridades. Necesitamos el apoyo de la iniciativa privada o del gobierno porque es una inversión fuerte, yo tengo los objetos pero necesitamos un espacio grande, adecuado, todo lo que requiera un museo. Además de una curaduría para que todo luzca. Si yo tuviera el dinero para hacerlo ya no andaría pidiéndole favores a nadie, por eso ando tocando puertas.

Además del museo, ¿tienes algún otro proyecto para el futuro?

Espero que pronto ya puedan ver la serie de El Santo, es una bioserie que se está escribiendo, andamos trabajando en ella. Tiene que ser una serie muy bien hecha y también un poco como El hombre detrás de la máscara: compartir cosas que no saben de El Santo. Yo tengo muchas cosas de mi padre que él mismo grabó y escribió para sí mismo con el fin de compartirlo con el público.

Continúa leyendo