6E9BCD71-2760-4E15-B645-5759F1E3B900
0

Aunque está llena de términos rebuscados cómo “Galaxia Fantasma Viviente” o “Sol Negro Pensante”, en realidad Liga de la Justicia: La Totalidad y su planteamiento alrededor de las consecuencias de que el muro de la Fuente que protege el multiuniverso fue fracturado, es una saga mucho menos compleja de lo que parece. Y es precisamente esta simpleza disimulada y algo pretensiosa, lo que le dota de un muy particular encanto, emparentandola directamente con el estilo de las viejas series animadas, permitiéndole a la vez elaborar una aventura que se desarrolla en distintos frentes y a tambor batiente, aludiendo clásicos de la ciencia ficción, dígase la película Fantastic Voyage (1966) por ejemplo, y su secuela literaria escrita por el mismísimo Isaac Asimov. Es en ese sentido que el guion de Scott Snyder funciona a la perfección, pues sin preocuparse demasiado por justificar los hechos, se concentra por completo en lo que estos le provoca a los protagonistas y antagonistas, permitiéndole ir hurgando al margen de la épica, en sus culpas, sus temores, complejos y obsesiones. Tal es el caso de Martian Hunter, quien vuelve a enfrentar la tragedia de su especie encontrando matices muy distintos para interpretarla, o John Stuart, cuyos remordimientos le llevan a experimentar extremos emocionales que se reflejan en su espectro esmeralda; pero lo mejor es que además todo sirve para replantear las motivaciones y los roles de los integrantes de La legión de la Perdición, cuyo origen esta vez adquiere un retorcido y truculento sentido, como muy pocas veces se había visto.

A2BCD114-F301-4FA7-905B-C7F409B54A8C

Al mismo tiempo, conceptos como el de la Fuerza de la quietud y villanos secundarios cómo Turtle, tienen tratamientos suficientemente temibles como para ser tomados verdaderamente en serio, a pesar de la premisa que en este caso les sirve de sustento, mientras conocemos más sobre el pasado de Grood, vemos a Siniestro en el punto más alto de su poder, así como a Lex Luthor y Joker llagando a lugares insólitos y tan profundamente ligados a sus rivales, que logran romperlos a niveles inesperados.

96304B26-B71F-4859-B726-7439DFDB6E3E

En cuanto al arte se refiere, Jorge Jiménez y Jim Cheung se pone a la altura, explotando con secuencias de un dinamismo abrumador, recurriendo a la calidad de línea en viñetas que del orden tradicional, pasan a composiciones rebuscadas, con ilustraciones casi a página completa, tan espectaculares como desoladoras, llenas de efectos de luz y detalles, entregando visiones perturbadoras de deformaciones pesadillezcas salpicadas de cierta violencia, acentuando así el fatalismo que acompaña la trama de principio a fin.

790D1AA4-8B18-483C-8300-E93AA4ED2826

Es cierto que el impacto en la población de a pie, de las acciones que aquí se narran, a veces se da demasiado por entendido, pero se asume como una aceptable convención para lograr el funcionamiento de lo que se presenta como un vehículo de entretenimiento a la vieja usanza y un efectivo preludio para encaminar a los superhéroe a enfrentar una guerra, con diosa incluida, que parece prácticamente perdida.

Editorial de Origen: DC Cómics
Pública en México: Editorial Televisa

77A407D8-C4B7-4DF4-9DAE-4CB64A467ADF

Jesus Chavarria
Crítico de cine y analista de cómics. Ha sido editor en publicaciones como Cine Fantástico y Stage One. Ha colaborado en las revistas Chilango, Cine Premiere y Marvin, el periódico El Nuevo Mexicano, así como en programas para Telehit y Canal 22. Actualmente escribe en Revista Empire, Playboy y Time Out Mx, el sitio además de participar hablando de cine en Telehit. Es codirector de YouRockey en Web y YouTube.

    Hernán la serie: Un verdadero viaje en el tiempo

    Entrada anterior

    Hablemos de El Viaje de Chihiro

    Siguiente entrada

    También te puede interesar

    Comentarios

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *