Connect with us

TOPS

Las mejores películas de terror de todos los tiempos

Published

on

Por raro que pueda parecer, ver películas de miedo es algo aterrador y placentero a partes iguales. Para los amantes del género os invitamos a que nos acompañéis en este reportaje donde repasamos las mejores películas de terror y miedo de la historia del cine, ¿preparados para temblar?

Te presentamos a continuación el top de las mejores películas de terror de todos los tiempos.

El exorcista (1973)

Adaptación de la novela de William Peter Blatty que se inspiró en un exorcismo real ocurrido en Washington en 1949. Regan, una niña de doce años, es víctima de fenómenos paranormales como la levitación o la manifestación de una fuerza sobrehumana. Su madre, aterrorizada, tras someter a su hija a múltiples análisis médicos que no ofrecen ningún resultado, acude a un sacerdote con estudios de psiquiatría. Éste, convencido de que el mal no es físico sino espiritual, es decir que se trata de una posesión diabólica, decide practicar un exorcismo. Seguramente la película de terror más popular de todos los tiempos.

El orfanato (2007)

Laura se instala con su familia en el orfanato en el que creció de niña. Su propósito es abrir una residencia para niños discapacitados. El ambiente del viejo caserón despierta la imaginación de su hijo, que empieza a dejarse arrastrar por la fantasía. Los juegos del niño inquietan cada vez más a Laura, que empieza a sospechar que en la casa hay algo que amenaza su familia.

Alien, el octavo pasajero (1979)

De regreso a la Tierra, la nave de carga Nostromo interrumpe su viaje y despierta a sus siete tripulantes. El ordenador central, MADRE, ha detectado la misteriosa transmisión de una forma de vida desconocida, procedente de un planeta cercano aparentemente deshabitado. La nave se dirige entonces al extraño planeta para investigar el origen de la comunicación.

El resplandor (1980)

Jack Torrance se traslada con su mujer y su hijo de siete años al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento de las instalaciones durante la temporada invernal, época en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. Su objetivo es encontrar paz y sosiego para escribir una novela. Sin embargo, poco después de su llegada al hotel, al mismo tiempo que Jack empieza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, se suceden extraños y espeluznantes fenómenos paranormales.

Viernes 13 (1980)

Varios jóvenes pasan sus vacaciones en un campamento de verano, reabierto recientemente, y en el que unos años antes murió un joven ahogado en el lago. En poco tiempo, algunos de ellos son encontrados sin vida.

El Bebe De Rosemary (1968)

La semilla del diablo es, sin duda, una de las películas que más dio que hablar a finales de la década de los 60, y no sólo por lo espeluznante de su trama, sino por la leyenda negra asociada al film.

Rosemary’s baby, que así se denomina el film fuera de nuestro país, nos pone en la piel de un matrimonio neoyorquino que se mudan a un edificio situado frente a Central Park, sobre el cual, según un amigo, pesa una maldición.

El Conjuro (2013)

Tras el éxito de Insidious, James Wan volvió a apostar por el género de terror y nos trajo esta película basada en un caso real de 1971 donde los parapsicólogos Lorraine y Ed Warren investigan una granja en la que una familia que se acaba de mudar comienza a experimentar fenómenos paranormales.

[REC] (2007)

Comenzamos el repaso a las mejores películas de miedo con un título español, [REC]. Para que luego digan que el cine patrio está muerto.

El argumento de esta película española nos mete en la piel de Ángela Vidal, una reportera a quien le toca entrevistar a un grupo de bomberos en una jornada normal, pero las cosas pronto comenzarán a torcerse cuando acuden a un edificio de La Rambla de Barcelona en auxilio de una anciana. Está grabada en forma de falso documental con largos planos secuencia que consiguen recrear esa sensación de terror que tanto buscamos en las películas de este género.

La masacre de Texas (1974)

Cinco adolescentes visitan la tumba, supuestamente profanada, del abuelo de uno de ellos. Cuando llegan al lugar, donde hay un siniestro matadero, toman una deliciosa carne en una gasolinera. A partir de ese momento, los jóvenes vivirán la peor pesadilla de toda su vida.

Pesadilla en la calle del infierno (1984)

Varios jóvenes de una pequeña localidad tienen habitualmente pesadillas en las que son perseguidos por un hombre deformado por el fuego y que usa un guante terminado en afiladas cuchillas. Algunos de ellos comienzan a ser asesinados mientras duermen por este ser que resulta ser Freddy Krugger, un hombre con un pasado abominable.

Advertisement
Comments

TOPS

Las peores películas del 2018 son…

Publicado

on

Como cada año, las peores películas de este 2018 son puestas en una lista y aunque este año estuvo lleno de grandes sorpresas, también una de llena de películas que no fueron tan agradables de presenciar. 

¡Comenzamos!

15. Hombre Al Agua 

A veces, los remakes son simplemente malos. Se puede entender cuando los estudios hacen reboots de cosas que serían obvias para ganar dinero o que podrían beneficiarse de la tecnología para efectos especiales o simplemente corregir algunos errores con una nueva historia. O tal vez, como A Star Is Born, la historia merece un nuevo giro.

Ninguno de esas cosas aplica en Overboard, es una tonta e innecesaria nueva versión de la comedia romántica de Kurt Russell-Goldie Hawn de 1987, pero eso no impidió que tuviera mezcla de producción mexicana. Eugenio Derbez utiliza su comedia reciclada de La Familia P.Luche para la audiencia gringa, que como una vez lo intentó en los Oscars, su comedia simplemente no funciona en Estados Unidos.

En general, es solo una película aburrida y sin encanto que no puede justificar su existencia.

14. Venom

Venom es la mayor razón de porque no debemos adaptar un cómic a la gran pantalla. Aunque Tom Hardy hace un esfuerzo por hacer una buena actuación, la película cae en muchos errores en el camino, el director Ruben Fleischer no intenta nada nuevo y la historia es simple como el agua, realmente nunca vemos un conflicto que nos haga generar emoción o empatía en los personajes.

13. Insidious: La Última Llave

El 2018 no fue un año tan bueno para el genero de terror, incluso con excepciones como A Quiet Place y Hereditary. Para equilibrar eso, hubo demasiadas secuelas de esta franquicia que buscaban gastar dinero sin tratar de entretener a su audiencia.

Desafortunadamente, ese fue el caso de la cuarta entrega de la franquicia Insidious, que realmente lo que vale la pena es que se centra en el personaje de Lin Shaye, Elise Rainier, pero lo demás resulta no ser tan importante. Es obvio que esta franquicia está muerta desde la segunda parte: ya no queda mucha creatividad y ya están usando los efectos de sonido para asustar.

12. Slender Man

Cuando Hollywood convierte creepypastas en películas, sabes que hay algo mal. Los juegos de mesa estaban muy bien y hasta los juguetes también están bien en cuanto a adaptaciones, pero pasar a adaptar cosas de la Internet es algo que realmente está afectando a la industria. Slender Man se vio envuelto en una controversia desde el principio, gracias a un crimen de la vida real vinculado al creepypasta, por lo que Sony decidió tener una clasificación PG-13 para que no fuera demasiado explícito. Slender Man sonaba como una buena idea en papel, pero realmente la producción no supo aprovechar el material.

11. Death Wish

Casi nadie pidió un remake del clásico de Charles Bronson, el thriller Death Wish, pero eso nunca antes había detenido a Hollywood. La única razón de la existencia de está película es por Bruce Willis al aceptar este papel, quien difícilmente quiere agarrar la batuta de Liam Neeson.

Willis tiene una gran posibilidad de hacer un comeback con Glass el próximo año, pero recientemente tuvo no tan buenos momentos con tres películas que obtuvieron 0% en Rotten Tomatoes en dos años consecutivos. Dos de ellos llegaron este año, pero ninguno fue tan malo como Death Wish. Al final, solo es un reboot sin creatividad y sin sentido que no puede justificar su existencia y tanto el director Eli Roth como Willis están muy por encima de eso.

10. The Outsider

Jared Leto es un actor talentoso. Ha hecho grandes trabajos a lo largo de su carrera, pero parece que se esta dirigiendo al territorio de Johnny Depp donde no se sale de su personaje, lo que significa que sus papeles más subestimados terminan careciendo de humanidad.

En este thriller de Netflix, carece de cualquier tipo de encanto, ya que la película intenta ser todo lo que Only God Forgives fue, algo a lo que es extraño aspirar cuando este fue un desastre. Carece de matices, desarrollo de personajes o intriga y debes de sospechar que Leto pasó demasiado tiempo en compañía de androides en Blade Runner 2049 y pensó que así deberían ser los humanos. El guión es tan poco imaginativo, es muy lenta y es otro de esos estrenos exclusivos de Netflix que te hacen decir que fue comprada por la plataforma porque nadie más la quería.

9. Winchester

Cuando ves el nombre de Helen Mirren en cualquier película, generalmente puedes estar seguro que será una buena película, pero esta película de terror demuestra que incluso los verdaderos grandes son capaces de tener fracasos de vez en cuando.

La premisa de la historia es realmente genial: Mirren interpreta a la heredera del imperio de armas de Winchester, quien construye una enorme mansión para albergar a los fantasmas por las armas que su familia ha fabricado. Pero con una idea tan buena, en la ejecución es donde todo comienza a fallar. El producto final desperdicia a su reparto y las ideas que ofrece es una serie de temas aburridos carentes de impacto, demasiado seriedad y no tan aterrador como debería haber sido.

8. The Week Of

Adam Sandler es el actor más frustrante de está época. Todavía muestra destellos de un buen actor, como en The Meyerowitz Stories (New and Selected) y su reciente stand-up, pero demasiadas veces se sumerge en las espantosas “comedias” de Netflix con el mismo grupo de amigos que parecen haber sido hipnotizados con un buen salario.

The Week Of es una película difícil de superar y ve a Sandler en su modo de comedia que es insoportable. A pesar de tener a dos buenos talentos de la comedia en Sandler y Chris Rock, esta comedia romántica acerca de dos familias que se unen para una boda tiene una excesiva duración, es aburrida y provoca chistes baratos. Su verdadero crimen es lo simple y aburrida que es.

7. 50 Sombras Liberadas

La tercera y, con suerte, la última película de Fifty Shades es en realidad la mejor de las tres, pero finalmente ya no tendremos más de está franquicia. Una vez más, las escenas de sexo, que se suponía que son el punto más fuerte de esta franquicia son aburridas, las actuación de Jamie Dornan, quien parece olvidar que puede actuar cuando es Christian Gray, es terrible. La trama es irreal y absurda.

6. Robin Hood

Robin Hood, de Otto Bathurst, pretendía ser una especie de reboot inspirado en Guy Ritchie de la película del 2016, pero con un giro de Batman Begins y con la esperanza de iniciar una franquicia. Para su beneficio, las escenas de acción son en ocasiones buenas, el reparto es decente y el diseño de producción es en su mayoría bueno.

Desafortunadamente, la producción en general es un desastre y todo es un problema que parece haber estado dirigido a cautivar a los jugadores de Call Of Duty. Cada set tiene un tono al nivel de un videojuego, las armas tienen un aspecto moderno.

Lo que es más insultante es que el guión, con malicia, comienza diciendo básicamente: “¿Crees que conoces esta historia? Bueno, te equivocas, antes de darnos una versión de la historia que no es ni innovadora ni inteligente.

5. The 15:27 to Paris

Es probable que sea recordada como la peor película de Clint Eastwood, este docudrama sobre los pasajeros estadounidenses que ayudaron a detener un ataque de un tren en Thalys del 2015, es una película que usa a los verdaderos héroes como actores y no funciona. La escena del ataque real es casi excelente; el resto de la película se ve como si se tratará de una combinación de un drama aburrido con elementos de romance. No funciona, Clint.

4. ¿Quién mató a los Muppets?

La existencia de The Happytime Murders era cuestionable, ya que ya hay una película donde los títeres beben y consumen grandes cantidades de drogas, y se llama Meet The Feebles. Esta, sin embargo, proviene de la propia compañía de Jim Henson, o, al menos, de su productora alternativa, lo que hace que la falta de imaginación sea aún más decepcionante. Es una “comedia” que se basa en que los Muppets dicen palabras altisonantes y que trate de ser divertida, no importa cuántas veces lo hagas, y el resultado no solo es tonto y divertido, sino también repetitivo. Puede haber algo en la idea de hacer películas de Muppets para adultos, ¿pero esto?

NO.

3. Mentes Oscuras

The Darkest Minds, es un intento fallido de una película sobre clonación por parte de Fox. Al tener historias de persecución con poder mutante con un grupo de adolescentes marcados con un código de colores, este debut de la directora Jennifer Yuh  no tiene nada de la energía creativa que se ve en su película animada, y nada de la personalidad, el carisma o la gravedad. Sin embargo, presenta toda la no química que se espera de las adaptaciones de YA, además de algunos elementos no intencionales sobre la importancia de dirigir a los actores más allá de reaccionar a los efectos.

2. La Vida Misma

El narrador de Life Itself es el tipo que cualquier persona mayor en su adolescencia debería sentir vergüenza de haber escrito, y sin embargo, se habla una y otra vez en el melodrama de Dan Fogelman. Al mismo tiempo, es morbosa y sacarina, la trama de Life Itself une a dos familias en una historia de tragedias, giros y sacrificios convenientemente estructurados que van desde 1980 hasta los 70 o los 80. Lo que todo esto tiene que ver con una narrativa es una suposición, aunque la trama secundaria sobre la tesis de posgrado de un personaje es emocionante eso quiere decir que Fogelman nunca ha leído un libro La comprensión que tiene el creador de This Is Us sobre la vida y el comportamiento humano es cuestionable. Tal vez sea porque todo se siente tan falso que el reparto no se lo tomen tan enserio.

1. Gotti

Una vez más, John Travolta ha engañado a su publico. A excepción de su gran trabajo en The People Vs OJ Simpson, el actor que tiene una expresión cautivadora, ya les recordó a todos que es capaz de grandes papeles. Además de protagonizar el thriller Speed Kills, también realizó una película centrada en la vida del jefe del crimen John Gotti. La razón por la que una película es tan notoria es porque es tan terrible que hay que verla para creerla y la actuación terrible de Travolta es de verse, solo para burlarse.

En conclusión, las películas del 2018 hay unas buenas y otras muy malas, pero al final del día, Hollywood es una industria poderosa que solo piensa en el dinero y aquí está el resultado cuando confías en un proyecto que tu crees es bueno, pero en realidad es una manera de exprimir una franquicia, ejecutar una gran idea de manera pésima, o simplemente no eres un escritor.

¿Cual fue la peor película de este año… para ti?

Continúa leyendo