Connect with us

TOPS

Las Mejores Películas de Terror de los 80s

Published

on

Las películas de terror han estado con nosotros durante casi tanto tiempo como el genero en si. Desde los clásicos como Nosferatu y Das Cabinet Der Dr. Caligari hasta películas de fantasmas como Los inocentes del año de 1960, hasta el resurgimiento actual en los grandes éxitos indie como Hereditary, las películas de miedo están aquí para quedarse.

 

10. Poltergeist

¡Están aquí!”

Una de las películas de terror más exitosas de 1980 fue Poltergeist, escrita y producida por Steven Spielberg, dirigida por Tobe Hooper, de Texas Chain Saw Massacre, y protagonizada por Craig T. Nelson y JoBeth Williams como los padres de una joven Carol quien es capturada por espíritus malévolos.

Según los estándares de horror, Poltergeist es relativamente una película aterradora, pero, es muy efectiva para captar la sensación de miedo que el poltergeist persigue. Cuenta con algunos momentos de terror icónicos, entre ellos, Carol fue absorbida por un portal en su armario y una escena espantosa en la que la cara de un hombre se despelleja. También se destaca por su supuesta maldición, que sostiene que la triste muerte prematura de Heather O’Rourke a los 12 años se ha convertido en una leyenda urbana cinematográfica.

 

9. Hellraiser

El escritor inglés Clive Barker ha sido considerado durante mucho tiempo como uno de los escritores de terror más destacados en tiempos modernos y su avance hacia el cine fue muy esperado. Después de haber trabajado en los guiones de las películas de terror Underworld y Rawhead Rex, finalmente asumió el cargo de director en 1987 para Hellraiser.

Adaptado de su cuento The Hellbound Heart, Hellraiser presentó a los fans de las películas de terror a uno de los villanos más icónicos del siglo con Pinhead, una criatura conocida como un Cenobite que promete a los humanos placeres inesperados, si abren un portal y transportarlos al mundo real. Con mucho, la mejor película de Barker como director, a Hellraiser no le falta la atmósfera y crea una sensación de temor, no solo gracias al excepcional diseño de producción y el trabajo de maquillaje de Pinhead y sus compañeros Cenobites, que realmente parecen como si fueran los mismísimos monstruos del infierno.

 

8. Chucky

Crear un personaje de un muñeco malvado para una película de terror y ponerlo sin que sea completamente tonto, se ve como una película difícil, solo miren una película como Annabelle y está claro que hay una línea delgada entre el miedo y la risa. Child’s Play logró esto perfectamente con la creación de Chucky, un juguete para niños poseído por el espíritu de un asesino en serie recientemente fallecido.

Chucky no es particularmente aterrador de ver, pero gracias a la maravillosa actuación de voz de Brad Dourif y algunos arreglos en edición, el resultado es una película de terror que avanza a un ritmo rápido y ofrece exactamente lo que se espera de la premisa. En el mundo real, Child’s Play causó una gran controversia en su estreno, con algunas personas teniendo miedo de sus propios juguetes.

 

7. Pesadilla en la Calle Elm

Mientras que el género slasher se definió en 1970 con películas clásicas como Halloween de John Carpenter, se definió aún más en 1980. Quizás la película más importante para ayudar a reformular el género fue A Nightmare On Elm Street, la icónica película de Wes Craven que presentó al mundo a Freddy Krueger.

Con su piel quemada y su guante cubierto de cuchillos, Freddy Krueger se ha adjuntó en el espíritu de la cultura popular, y por una buena razón. No solo es alguien aterrador, sino que también es uno de los villanos más divertidos de todos los tiempos.

Craven se encuentra en Nightmare On Elm Street en su mejor momento, y hay algunos sets diseñados excepcionalmente, con la secuencia sobresaliente que muestra a una mujer arrastrada por las paredes y el techo de su habitación por la mano invisible de Krueger que aún se mantiene como uno de los mejores momentos. Como un bono adicional, la película también cuenta con Johnny Depp en su debut cinematográfico.

 

6. The Fly

Sin duda, uno de los directores de terror más conocidos y honestos de 1980 fue David Cronenberg, quien estrenó al menos cinco películas de terror a lo largo de esa época, incluida la nueva versión de la clásica película de terror de 1950 The Fly.

La versión original de The Fly alcanzó su clímax en un efecto especial con una cabeza humana superpuesta al cuerpo de una mosca, pero la versión de Cronenberg no podía ser más alejada de este enfoque barato y un tanto pegajoso al terror. El científico Seth Brundle comienza a transformarse lentamente en el insecto luego de que un experimento con su dispositivo de teletransportación falla. Los efectos visuales en The Fly estuvieron en lo más alto durante 1980 y aún se mantienen en pie. Pero más allá del gore se encuentra un gran desarrollo de personajes y actuaciones que elevan a The Fly muy por encima de su película de terror promedio.

 

5. The Thing

1980 fue un año de producción iconica para muchos de los principales directores de terror, con algunas de las mejores obras de los mejores directores que llegaron a los cines. John Carpenter fue uno de esos directores.

La tercera película de Carpenter del año, The Thing, luego de The Fog and Escape From New York, es posiblemente la mejor película de su carrera y, ciertamente, la más visualmente brutal. Se acabó la restricción del gore que se vio en Halloween, y The Thing trajo la sangre a sus límites cuando crearon al alienígena que cambia de forma y las entidades que intenta emular.

Sin embargo, al mismo tiempo, The Thing conserva la atención perfecta para la tensión por la que Carpenter es famoso, su cámara en movimiento lento en la estación de investigación de la Antártida está creando una atmósfera intensa en la que alimenta la paranoia y le da un toque extra a los efectos. Sigue siendo uno de los filmes más convincentes por la superioridad de los efectos prácticos sobre el CGI en la historia del cine.

 

4. El Resplandor

¿Qué se puede decir sobre el clásico de terror de Stanley Kubrick, The Shining, que aún no se haya dicho? Miles de páginas de películas han descrito que es una película que cualquier cinéfilo debe de ver, y hoy se la recuerda con razón como una de las mejores películas de terror de todos los tiempos.

Las cosas no eran tan optimistas en 1980, cuando salió The Shining, y los comentarios de los críticos fue variada. Stephen King también detestaba la famosa visión de Kubrick de su novela. No hace falta decir que todos estaban totalmente equivocados, y desde entonces The Shining se ha vuelto a valorar como un clásico, con una gran atmósfera y el ritmo de Kubrick, combinados con la interpretación increíble de Jack Nicholson como el escritor trastornado, que forman una película casi perfecta.

Es una película que premia los efectos visuales, cada una de las cuales revelan secretos más oscuros del Hotel Overlook. Si realmente quieres profundizar en la parte inferior de The Shining, hay un gran documental, Room 237, que explora las diversas teorías de conspiración en torno a la obra maestra de Kubrick.

 

3. Cementerio de Animales

Puede que no esté a la altura del libro de Stephen King, pero la adaptación de Mary Lambert en 1989, captura el ambiente general de su historia sobre un hombre que utiliza un cementerio de mascotas místicas para traer a su hijo pequeño de vuelta de la tumba, mientras que también llega a su clímax donde todo se pone tenso y tiene una de las escenas más memorables del cine de terror.

 

2. Gremlins

Gremlins se mantiene como una de las mejores películas de terror sobre monstruos de todos los tiempos y casi toda la película es completamente aterradora. Un viaje lleno de suspenso y querrás revisar dos veces, bajo tu cama.

 

1. Videodrome

Un año después de que Poltergeist sugiriera que la televisión era una fuerza sobrenatural en las familias estadounidenses, David Cronenberg dijo que era un conducto hacia una “nueva dimensión” en Videodrome, una película infectada por la locura sobre un propietario de una estación de televisión canadiense.

 

¿Qué película de terror de los 80 verás esta noche?

Advertisement
Comments

TOPS

Los Momentos Más Aterradores en Películas de Terror

Publicado

on

Halloween es una época tan bonita, pero tan bonita como está lista donde recopilamos las escenas más aterradoras del cine de terror de los últimos tiempos, no te asustes, porque puede estar detrás de ti.

15. Soy tu hija – Los Otros

Digan lo que quieran sobre Los Otros, pero es una historia de fantasmas muy inteligente. La película toma todo lo que esperas de una historia de una casa encantada: golpes en la noche, una sensación general de presentimiento y posesión corporal y la convierte completamente en algo satisfactorio, triste y aterrador al mismo tiempo. El momento más memorable llega cuando la desquiciada madre de Nicole Kidman encuentra a su hija jugando, solo para darse cuenta de que algo la ha poseído. ¿Qué es lo que hace a las ancianas lo que las hace tan aterradoras?   Después de que el giro revela que Kidman y sus hijos son en realidad los fantasmas, esta escena se transforma por completo en otra cosa, pero sin ese conocimiento obtienes los peligros de los gemelos de pensar que estás viendo una posesión o una mujer perdiendo la cabeza por completo y atacando a su propia hija . De cualquier manera, es muy efectivo y aterrador.

 

14. La araña – El Exorcista

El Exorcista tiene un catálogo de escenas de miedo, desde miedo en general, creando una sensación de temor, pero incluso ni las escenas de una niña que se masturba con un crucifijo, o escupiendo sopa de arvejas verdes y girando su cabeza compiten con esto. La caminata de la joven araña Regan caminando como una especie de demonio animal por las escaleras sigue siendo una de las escenas de terror más brutales que se hayan hecho. Es la expresión perfecta de su ruptura y de ser una marioneta.

 

13. El Demonio – Insidious

Insidious es una historia dividida en dos mitades; comienza con fuerza como un clon del exorcista, cumpliendo varios de los requisitos clave para las películas de terror: un niño en peligro, un fantasma memorable, padres indefensos … Pero luego pierde su rumbo cuando todo se vuelve un poco tonto hacia el final.  El miedo demoníaco que sigue a la historia de Barbara Hershey sobre su pesadilla podría ser uno de los más baratos en la historia de las películas de terror, pero está tan bien enmarcado y es tan exitoso que sigue siendo absolutamente efectivo y aterrador. Es una gran recompensa para la lenta construcción de la historia (que a su vez es realmente aterradora) y es una de esos sustos que te tratas de reír después de verlo, pero no puedes.  Un gran jump scare.

 

12. El payaso – Poltergeist

Supongamos por un minuto que solo hay una película de Poltergeist, ¿vale? No hay secuelas, no hay un remake, solo la gloriosa y espeluznante película que hizo que todos se asustaran un poco cuando la vieron en televisión.  El gran momento del payaso llega cuando Robbie se despierta para descubrir que la amenaza ha desaparecido y está debajo de su cama. Por eso nadie debería mirar debajo de su cama. Y para pensar, sus padres, literalmente, le dieron este payaso para ayudarlo a vencer sus miedos a los payasos. Idiotas….

No se puede superar el terror icónico que inspiró a un payaso sonriente. Es la máxima expresión del terror.

 

11. Zelda – Cementerio de Animales

Independientemente de lo que digan los críticos, Pet Sematary es una increíble película de terror y la tercera mejor adaptación cinematográfica de Stephen King detrás de The Shining and Carrie. Son sus mejores películas desde el punto de vista de un crítico de cine general, pero no son tan aterradoras como Pet Sematary. Este clásico de culto no recibe suficiente crédito por lo inquietante que es.

Algunas escenas brillan y se quedan contigo mucho tiempo después de verlas. El regreso de Rachel al final merece una advertencia. El estudiante supuestamente muerto hablando con Louis es el corazón del terror. Por supuesto, se habla frecuentemente de la famosa escena de Gage. Pet Sematary tiene una cantidad impresionante de momentos aterradores, pero ninguno puede igualar las escenas de Zelda. Ella es, en mi opinión humilde, suficientemente aterradora.

Sus gritos desde el ático solo son suficientes para enviar escalofríos por sus espaldas, pero su apariencia es realmente horrible. Ella aparece en un par de escenas; cada uno está más allá de lo horrible.

 

10. El aplauso – El Conjuro

James Wan regreso con otra franquicia de terror y El Conjuro es una de las películas de terror que deben de ser vistas en Halloween, pero la escena donde la madre de las niñas es atrapada en el sótano, con solo cerillos para iluminar, después de que la luz se va, pero al ver que no hay nadie, de la nada salen unas manos para aplaudirle cerca de su oído.

Aterrador…

 

9. Samara saliendo de la TV – El Aro

Toda la película de El Aro es terror puro, pero ninguna escena superará la parte donde Samara sale de la televisión para matar a su víctima. Desde ese entonces, no nos quedamos hasta tarde, mirando la TV.

 

8. El niño debajo de la cama – Dead Birds

Vaya, otro niño. Ahora me gustó la premisa de esta película, pero el guión estaba lleno de inconsistencias y los personajes estuvieron mal desarrollados. Al menos la premisa fue casi salvada por un final decente y el misterioso niño en la casa. Y esta escena asombrosa nadie se lo esperaba, lo que hizo el buen uso del jump scare.

 

7. Noche 3 – Actividad Paranormal

En su mayor parte, Actividad Paranormal fue básicamente una película mal lograda de todo lo que funcionó para Proyecto de la Bruja de Blair. La excepción fue esta escena. Ahora no sé cómo le hicieron, pero fue perfecta, completamente inesperado y psicológicamente aterrador. Esta única escena es la excepción que establece la regla para el resto de la película; y sin embargo, estaba tan bien hecho que hace que valga la pena ver.

 

6. Michael reviviendo – Halloween (1978)

A lo largo de la loca saga de Halloween, Michael Myers ha muerto más a menudo que las Obamas yendose de vacaciones. Pero fue en esta primera película que su don por la auto-resurrección realmente nos asustó. Habíamos visto a la pobre Laurie descubrir los restos de sus amigos, verla defender a los niños en su cargo, la alentaba mientras luchaba contra el asesino enmascarado y aclamaba cuando la vimos finalmente destruirlo. Había sido una noche salvaje en Haddonfield y nuestras emociones habían estallado. Estábamos listos para respirar un merecido suspiro de alivio para Laurie. Exhausta y psicológicamente traumatizada, dio la espalda al cuerpo del asesino y abrió la puerta para finalmente abandonar la casa llena de cadáveres. Y justo en el momento en que toma un respiro de aire fresco, vemos, justo por encima de su hombro, la figura del seguramente muerto Michael poniéndose de pie. Sí, esa fue una escena memorable. Y un momento inolvidable en la película.

 

5. Las gemelas – El Resplandor

Cada vez que habló sobre la adaptación cinematográfica de The Shining, de Stephen King, 99 veces de cada 100, me refiero a la adaptación de Stanley Kubrick, no a la miniserie. Dejando de lado la visión cinematográfica del Sr. King, mientras que su novela se considera una de las dos mejores novelas de terror jamás escritas, la miniserie fracasó totalmente.

De todos modos … incluso cuando la adaptación de Kubrick decepcionó a King, los fans de la película adoraron esta película desde su estreno. Hay una razón: es aterradora. Uno de los momentos más aterradores de la película llegó cuando Danny se encuentra con las gemelas. Claro, parecían bastante dulces y normales; oh, durante unos dos segundos … tres segundos más de lo que creo que Danny tardó en darse cuenta de que no eran del tipo de niñas pequeñas a las que podrías esperar toparse. Eran surrealistas, estaban dañados por su inocencia y eran totalmente dueñas de ese pasillo prohibido.

 

4. Black Phillip habla – La Bruja

Presumiblemente, lo peor ya ha pasado cuando Black Phillip, la cabra más aterradora del mundo, abre su hocico y le pregunta a la joven Thomasin qué quiere de la vida, todo eso de “vivir deliciosamente”, pero el director Robert Eggers en su debut como director sigue la línea de una familia del siglo XVII mientras lidian con un estilo de vida cada vez más sombrío que se ha visto agravado por el misterio que rodea a su recién secuestrado bebé. La hija mayor Thomasin se culpa a sí misma, y a medida que la película se desenvuelve y los terrores  incrementan, La bruja se convierte en nada menos que una batalla por su alma. La escena de Black Phillip respondiendo es sumamente aterradora, espeluznante y sombría.

 

3. Primera aparición – The Babadook

¿Quién no se ha acostado en la cama y deja que su imaginación vuele sobre los ruidos durante la noche? Jennifer Kent corre con la idea de que la película de terror está en nuestras cabezas en la escena en la que Babadook entra en el dormitorio de Amelia. Kent establece el vacío silencioso y sombrío de la antigua casa al establecer tomas que instantáneamente nos hacen sentir vulnerables a medida que la cámara empuja la puerta y el viento se escucha pasar. Luego, Amelia y la audiencia entran en pánico. La calma tranquila alivia la tensión … hasta que la puerta del dormitorio se abre lentamente. Esperar a que surja algo son los tres segundos más aterradores de la película. Nunca vemos realmente al Babadook en gran detalle, ya que se desliza en la oscuridad y se define por sus sonidos únicos y “Ba-Ba-Dook”. Kent usa el silencio y lo que no podemos ver dos veces más para aliviar y construir una tensión aún más intensa. El truco de la puerta se usa de nuevo cuando Amelia y la cámara se esconden bajo las sábanas: el sonido de Babadook acercándose, nuestra anticipación y nuestra imaginación se vuelven locas. Entonces finalmente lo vemos. Saltando de la sombra a la luz hasta que, por un breve momento, el personaje del libro infantil emerge del objeto negro y salta hacia nosotros. De alguna manera fue incluso peor de lo que imaginábamos.

 

2. Winkie – Mulholland Drive

“Tuve un sueño sobre este lugar”. Más que ningún otro director, David Lynch sobresale en fusionar lo mundano y lo horrible. ¿De qué otra manera se puede explicar la escena de Winkie en Mulholland Drive, que comienza con un hombre que describe un sueño que tuvo y termina con ese mismo hombre muerto de miedo después de encontrarse realmente con la figura que soñaba? Gran parte de la película es perturbadora por la forma en que revela el lado oscuro de Hollywood, algo que, 16 años después, no podría ser más relevante. El hecho de que nuestra desventurada víctima no aparezca en ninguna otra escena y no tenga conexión directa con ningún otro personaje solo hace que su destino sea más preocupante. “Espero que nunca vea esa cara fuera de un sueño”, dice momentos antes de ver su destino final.

 

1. El final – Proyecto de la Bruja de Blair

Fue una película de terror hecha con poco presupuesto, sin el beneficio de ningún estudio de sonido y filmada como la película casera de alguien común y corriente. No había tema, ni siquiera música de fondo. El guión era simple y los actores carecían de dotes actorales. Si aún no has visto esta película, piensa de nuevo.

En el momento de su estreno, la promoción por sí sola era un factor de gran atractivo para los espectadores que no sabían que era ficción. El proyecto de la bruja de Blair se desarrolló como un hilo casero de un narrador experimentado. El viaje misterioso que participaron los tres personajes principales fue uno que nunca olvidaríamos; incómodo, nos frustró, se volvió más oscuro y más tedioso con cada giro inútil en el bosque. Los terribles eventos llegaron a un final horrible en esta escena. Fue sombrío, desorientador y absolutamente aterrador por lo que el público no pudo presenciar.

¡Uno de los finales más perfectos para cualquier película!

 

¿Te gusto está lista?, ¿Qué película verás en Halloween?

Continúa leyendo