Reviews Series

¡La tercera temporada de Scream es glorioso en el exterior, pero engañoso en el interior!

0

Ghostface está de regreso

La tercera temporada de Scream que ahora hizo su triunfal regreso con 6 episodios a VH1 tuvo su estreno hace algunas semanas, pero la serie que ahora opta por el modo de antología, sigue la historia de Deion Elliot, un joven afroamericano que tiene que lidiar con algunos secretos de su pasado y cuando un nuevo asesino anda suelto, va soltando migajas de su pasado hasta que conozca la verdad.

La serie es protagonizada por un nuevo elenco que consiste en R.J Cycler, Jessica Sula, Tony Todd, Giorgia Whingam, Tyler Posey, Christopher Jordan Wallace, Keke Palmer, Tyga y Mary J. Blige. 

Está temporada es posiblemente lo peor que la franquicia ha tenido hasta ahora. El showrunner Brett Matthews escribió el episodio piloto llamado Resurrection, y narrativa o la manera en que desarrolló la historia, ya sabíamos quien era el asesino desde el principio. Hay referencias a películas como Get Out y Halloween, pero la serie se detuvo para hacer estas referencias en lugar de encajarlas orgánicamente en el guión. Kevin Williamson parece ser la única persona capaz de escribir Scream, porque cada vez que la franquicia se la entregan a otra persona, siempre tienden a fracasar.

Durante los episodios, los personajes no se comportan como personas reales. Cuando uno de ellos muere, la manera de tratarlo es absurda y poco humana. Cuando un personaje realmente tiene a Ghostface cara a cara, siempre dudan y lo dejan ir sin ninguna razón, mirando fijamente a Ghostface mientras corre por el pasillo. Los personajes en Scream siempre pensaron que eran más inteligentes de lo que eran, pero siempre fueron realmente estúpidos. Las decisiones que toman en Scream Resurrection son hechas sin creatividad.

En pocas palabras, la temporada pudo ser mejor. El piloto fue dirigido por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer, pero no lo sabrían, porque realmente no muestran sus habilidades como directores. Podrían ser que tuvieron problemas con el presupuesto, pero no hubo estilo. Cualquiera pudo haber dirigido esta temporada. El segundo episodio dirigido por Tanya Hamilton, estuvo bien al principio, pero se fue cayendo poco a poco. La historia se torna divertida en la que Ghostface acecha a los jóvenes después después de estar encerrados en la escuela. Desafortunadamente, el mal guión vuelve a resurgir, tu ya sabes quienes van a morir y sobrevivir en el último episodio.

Las actuaciones están entre lo decente y lo terrible, pero los beneficios de esta temporada es que son más agradables y atractivos que en temporadas anteriores. Keke Palmer, no tiene una gran actuación, pero el humor que le dieron esta acorde al personaje, y Wigham hace lo que puede con diálogos realmente horribles. Desafortunadamente, Deion se convierte en el protagonista aburrido, e incluso un actor bien armado como R.J Cyler no pudo inyectarle ningún tipo de destreza o algo más que solo tener caras largas durante toda la temporada. El resto del elenco está decente, pero si podemos nombrar a alguien que sobresalga del resto, parece que no, ni siquiera Mary J. Blige, que parecía más un cameo que un personaje relevante.

Lo que es aún más decepcionante es la oportunidad que Scream: Resurrection pierde con su elenco principalmente de raza negro. Tuvo el intento de abordar el papel de la comunidad negra en el género de terror, pero son pocos y distantes entre sí. Aún así, la mayoría de los comentarios raciales funcionan, aunque hay un momento extremadamente incómodo en el que Beth les dice a Kym y Deion que es probable que los maten antes que el resto debido al color de su piel. Esta temporada quiso ser divertida pero no lo es. 

Aún así, es disfrutable Scream Season 3. Como el marketing de la serie dejó bastante claro: la máscara original de Ghostface está de vuelta y Roger Jackson regresa como la voz del asesino. Es increíble escuchar su voz de nuevo. La serie tampoco tiene escasez de muertes, con los dos primeros episodios ya tiene 5 muertes. La tercera temporada también cambia el modus operandi de Ghostface al hacer que él ó ella envíen a personajes en una variedad de formas.

Scream: Resurrection no es una pérdida total de tu tiempo, pero sigue siendo difícil de recomendar. Todos los defectos de las dos temporadas anteriores todavía siguen ahí dentro. El guión es malo. La dirección es simple. Dicho esto, se siente bien ver al verdadero Ghostface en la pantalla nuevamente. La tercera temporada se beneficia de no ser aburrida. Es mala, pero al menos es entretenida. 

Al final del día, parece que la serie seguirá a pesar de tener una especie de reboot en forma de antología.

Calificación: 4/10