Reviews Cine

La mejor de las primaveras: I Want To Eat Your Pancreas

0

Cuando el final de una vida da inicio a una nueva…

Pocas veces llegan a proyectarse en occidente y más aún en México, películas de estilo anime, pero es gracias a Konnichiwa Festival que esto se ha ido disminuyendo poco a poco, trayendo material de gran calidad a las pantallas de cine en Latinoamérica; y es así como una vez más nos traen una gran película que muy seguro, hará llorar a muchos.

Basada en la novela ligera de Yoru Sumino, I Want To Eat Your Pancreas (Kimi no suizô o tabetai) es una cinta cargada de sentimiento, aprendizaje y amor por la vida, aunque al escuchar su nombre lo primero que viene a la mente de muchos es una cinta de horror, no puede haber idea más equivocada ya que lo que muestra en verdad es una de las mejores historias del género slice of life.

Nuestro protagonista es un chico solitario, sin un solo amigo, en su clase pareciera que no existe ante los demás, lo único que hace en su tiempo libre es leer, un día en el hospital recoge del suelo un extraño libro que al tomarlo comienza a leerlo y descubre que su autora tiene poco tiempo de vida por una extraña enfermedad en el páncreas; dicho diario pertenece a Sakura, una compañera de clase, una chica totalmente opuesta a él, amigable, alegre y dispuesta a arriesgarse a más cosas,  esta al darse cuenta de que el chico leyó su diario, le cuenta todo sobre su enfermedad y al ver que el chico no se inmuta decide hacerlo su amigo.

De esta forma, dos personas totalmente opuestas comienzan una amistad sincera, Sakura confía en su amigo nuevo, ya que fuera de sus padres, es el único que conoce su secreto y por lo tanto el único quien a pesar de conocer la enfermedad de Sakura, no le tiene lástima y la trata normal, logrando encariñarse el uno con el otro y disponerse a pasar los días que le quedan de vida a Sakura de la mejor forma, formando recuerdos que no se olviden y aprendiendo el uno del otro el significado de querer vivir, siendo conscientes de la realidad que les ha tocado vivir a ambos y que a veces los finales tristes son inevitables.

A simple vista pareciera que es una película predecible, pero aún así da giros que el espectador no se espera atrapándolos cada vez más en la historia, además de contar con unos personajes bien desarrollados por el guion, con los cuales el público puede empatizar de inmediato y sentirse identificado con alguno de ellos, sintiendo su dolor y la alegría de su amistad.

Mención a parte merece la animación, que es bien lograda por el departamento de arte supervisado por Yukako Ogawa, quien a participado en la animación de series como Sword Art Online, manteniendo dibujos frescos que detallan a la perfección las situaciones de cada una de las escenas, una buena animación siempre debe de ser acompañada por una buena composición musical, que en esta ocasión esta a cargo de la compositora Hiroko Sebu, cabe señalar que este largometraje es la ópera prima del director Shin’ichirô Ushijima.

Una combinación perfecta entre la comedia y el drama I Want To Eat Your Pancreas será presentada por Konnichiwa Festival únicamente en salas de Cinépolis, contará con dos versiones una subtitulada y otra con doblaje en español (un doblaje de alta calidad que hace buen juego con sus personajes), será proyectada solo durante este fin de semana, los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio, posteriormente será llevada a más países de Latinoamérica.

Datos técnicos:

Director: Shin’ichirô Ushijima

Guion: Shin’ichirô Ushijima basado en la novela de Yoru Sumino

Género: Drama, Romance

País: Japón

Duración: 1 hora 48 minutos

Fecha de estreno: 31 mayo 2019 (México)