Contacto

La Diosa del Asfalto, la historia de la pandilla feminista de los ochenta

Still_LDDA_6

Reviews Cine

La Diosa del Asfalto, la historia de la pandilla feminista de los ochenta

La Diosa del Asfalto, la sexta y más reciente película de ficción de Julián HernándezMil nubes de paz cercan el cielo, amor, jamás acabarás de ser amor (2003), Rabioso Sol, Rabioso Cielo (2009), etc.- nos introduce a la populachera y, según nos advierte el inicio, verídica historia de “Las Castradoras”, una banda de cinco chicas radicadas en la zona desfavorable de Santa Fe, aquella que fungía como tiradero de basura, durante los años 80. Si bien, era común la formación de pandillas como una alternativa a la marginación y disfuncionalidad familiar, esta banda de chicas trasciende por la literalidad de su nombre.

No me malinterprete, no se trata de un grupo de justicieras ni de una película rape and revenge que tan de moda se han puesto. Estamos, más bien, ante un convencional drama con corte de denuncia social. Eso sí, de una postura claramente feminista. Incluso, el guión de Susana Quiroz e Inés Morales se inclina más por la perspectiva del empoderamiento femenino que el de la denuncia. Se nos muestra más el abuso que sufren las protagonistas a causa del típico machismo vigente aún hoy que las condiciones que lo propician. 

Still_LDDA_2

Vemos, por ejemplo, la situación de la chica harta del machismo de su madre que prefiere a sus hijos por ser “los hombres de la casa”, la joven golpeada por su novio al negarse a tener relaciones o el de la adolescente acosada por su padrastro. Sin embargo, estas situaciones  se presentan como una mera causa anecdótica, sin profundizar más allá y limitándose a la simplicidad de los “personajes buenos” y los “personajes malos”. Quizá, el único matiz lo encontramos en Ramira (Mabel Cadena), quien podríamos considerar como el personaje más interesante de la historia puesto que su conflicto no es solo con el entorno, sino también consigo misma debido a su preferencia sexual, temática que ha caracterizado la filmografía de Julián Hernández. 

El resto de las chicas se acercan más al estereotipo. Tenemos a Max (Ximena Romo), la heroína decidida a salir adelante como una estrella de rock aunque eso le signifique dejar su problemática familia y vivir en una casa abandonada a medio construir; Sonia (Samantha Orozco), la protegida de Max debido a su inocente personalidad; Carcacha (Nelly González), la compinche de Ramira, y Guama (Alejandra Herrera), una chica que roza la mendicidad.

Still_LDDA_13

La Diosa del Asfalto resalta más en sus intenciones que en su ejecución. Sus mejores momentos los consigue cuando la dinámica de sus protagonistas se adentra a terrenos de la sobrevivencia del día a día y la amistad como único refugio y sentido de pertenencia. Pero, esto no es suficiente para salvarnos de pensar la película como una parodia. Hay, apenas, un ápice de naturalidad para expresar el argot callejero, y eso solo en el caso de algunas interpretaciones, porque, en otras, la capacidad interpretativa alcanza la elocuencia de Thalia en María la del Barrio.

Sin embargo, como mencionamos antes, el principal problema es la simplicidad telenovelesca de la narrativa, la cual carece de profundidad suficiente para justificar las acciones de los personajes. Esto, a su vez, provoca que el mensaje feminista parezca introducido con calzas. En general, son pocas las cosas que se rescatan de la incredulidad. Durante dos horas tenemos que recordarnos a nosotros mismos que estamos viendo una historia sobre chavas y chavos banda ambientada en los ochenta.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Reviews Cine

Top