Conecte con nosotros

Reviews Comics

Kafkiana: La visión estrambótica de Peter Kuper

Publicado

en

7BF52244-FE4B-4226-BF46-D5D016D1E122

A través de ciertos valores estéticos y sociales, una corriente literaria puede ser el punto de partida para dar contexto una época. No obstante, hay obras y autores cuya característica es su atemporalidad, tal elemento les hace trascender la barrera espacio-tiempo. A casi un siglo de distancia, la obra de Franz Kafka (1883-1924) se mantiene vigente, la curiosa atemporalidad de su estilo literario ha generado empatía con lectores de varias generaciones. Reaccionario y transgresor, gracias a una profunda disección de las relaciones familiares y la conciencia humana, su ácida crítica hacia la burocracia y una temeraria expedición a los recónditos espacios de la mente, el escritor checo es referente de la cultura popular. Su influencia ha permeado, lo mismo en el discurso filosófico de Jean Paul Sartre, en el mundo fantástico de Jorge Luis Borges y en la melancólica y sombría obra gráfica de Alan Moore, que en la visión cinematográfica de de grandes realizadores, como el expresionista Robert Wiene, hasta posmodernos como David Lynch, David Cronenberg y David Fincher. El artista gráfico Peter Kuper («Spy vs Spy», «The System», «Teo y la nota azul», «Stop Forgetting To Remember: The Autobiography of Walter Kurtz», «Ruins», entre otras) vislumbra en «Kafkiana», novela gráfica editada por Sexto Piso, una versión libre de algunos textos de este genio literario y al mismo tiempo un acercamiento al arte de la época de Kafka, una vanguardia expresionista de talentos como Käthe Kollwitz, George Grosz y Otto Dix.

Con una estética repleta de texturas rasposas y claroscuros, Kuper eligió la técnica de esgrafiado (papel cubierto de tiza que se puede raspar y entintar) para acercarse al arte de la xilografía, técnica de grabar imágenes en una plancha de madera en relieve. A partir del imaginario kafkiano, el también colaborador de Times Magazine y MAD, rinde tributo a artistas como Frans Masereel y Lind Ward, creadores de relatos ilustrados en xilografía y precursores de la novela gráfica, y Winsor McCay y Lyonel Feininger, creadores de las primeras tiras cómicas en diarios, cuya aparición se presume coincide con el proceso creativo en el que Kafka realizó varios de sus relatos y con el espíritu libertario de su obra. La novela gráfica de Kuper es una de esas joyitas del arte gráfico, no sólo por su trabajo artesanal, sino también por el minucioso traslado (o metamorfosis, parafraseando al autor checo) del lenguaje narrativo al lenguaje visual, titánica labor en la cual el artista recurrió a un traductor alemán para encontrar un punto de vista fresco y una aproximación precisa a los relatos en el idioma original. Bienvenidos a «Kafkiana», un mundo de diversos significados visuales, cuya relectura invita al lector a asomarse a sus propios fantasmas y sus demonios interiores.

Periodista independiente, interesado en temas culturales, como cine, teatro y literatura. Fanático de la lucha libre y otros deportes. Escritor y dibujante conceptual en la soledad.

Seguir Leyendo
Comentarios

Reviews Comics

Liga de la Justicia: la Totalidad, una épica cósmica de maldad

Publicado

en

6E9BCD71-2760-4E15-B645-5759F1E3B900

Aunque está llena de términos rebuscados cómo “Galaxia Fantasma Viviente” o “Sol Negro Pensante”, en realidad Liga de la Justicia: La Totalidad y su planteamiento alrededor de las consecuencias de que el muro de la Fuente que protege el multiuniverso fue fracturado, es una saga mucho menos compleja de lo que parece. Y es precisamente esta simpleza disimulada y algo pretensiosa, lo que le dota de un muy particular encanto, emparentandola directamente con el estilo de las viejas series animadas, permitiéndole a la vez elaborar una aventura que se desarrolla en distintos frentes y a tambor batiente, aludiendo clásicos de la ciencia ficción, dígase la película Fantastic Voyage (1966) por ejemplo, y su secuela literaria escrita por el mismísimo Isaac Asimov. Es en ese sentido que el guion de Scott Snyder funciona a la perfección, pues sin preocuparse demasiado por justificar los hechos, se concentra por completo en lo que estos le provoca a los protagonistas y antagonistas, permitiéndole ir hurgando al margen de la épica, en sus culpas, sus temores, complejos y obsesiones. Tal es el caso de Martian Hunter, quien vuelve a enfrentar la tragedia de su especie encontrando matices muy distintos para interpretarla, o John Stuart, cuyos remordimientos le llevan a experimentar extremos emocionales que se reflejan en su espectro esmeralda; pero lo mejor es que además todo sirve para replantear las motivaciones y los roles de los integrantes de La legión de la Perdición, cuyo origen esta vez adquiere un retorcido y truculento sentido, como muy pocas veces se había visto.

A2BCD114-F301-4FA7-905B-C7F409B54A8C

Al mismo tiempo, conceptos como el de la Fuerza de la quietud y villanos secundarios cómo Turtle, tienen tratamientos suficientemente temibles como para ser tomados verdaderamente en serio, a pesar de la premisa que en este caso les sirve de sustento, mientras conocemos más sobre el pasado de Grood, vemos a Siniestro en el punto más alto de su poder, así como a Lex Luthor y Joker llagando a lugares insólitos y tan profundamente ligados a sus rivales, que logran romperlos a niveles inesperados.

96304B26-B71F-4859-B726-7439DFDB6E3E

En cuanto al arte se refiere, Jorge Jiménez y Jim Cheung se pone a la altura, explotando con secuencias de un dinamismo abrumador, recurriendo a la calidad de línea en viñetas que del orden tradicional, pasan a composiciones rebuscadas, con ilustraciones casi a página completa, tan espectaculares como desoladoras, llenas de efectos de luz y detalles, entregando visiones perturbadoras de deformaciones pesadillezcas salpicadas de cierta violencia, acentuando así el fatalismo que acompaña la trama de principio a fin.

790D1AA4-8B18-483C-8300-E93AA4ED2826

Es cierto que el impacto en la población de a pie, de las acciones que aquí se narran, a veces se da demasiado por entendido, pero se asume como una aceptable convención para lograr el funcionamiento de lo que se presenta como un vehículo de entretenimiento a la vieja usanza y un efectivo preludio para encaminar a los superhéroe a enfrentar una guerra, con diosa incluida, que parece prácticamente perdida.

Editorial de Origen: DC Cómics
Pública en México: Editorial Televisa

77A407D8-C4B7-4DF4-9DAE-4CB64A467ADF

Seguir Leyendo

Reviews Comics

Green Lantern y the Planet of the Apes alguna vez se encontraron

Publicado

en

CB306851-A1E4-4D82-933C-037EA01CC069

Considerando la enorme cantidad de especies interplanetarias que tienen la posibilidad de portar uno de los anillos de los Lantern Corps, cuyos miembros incluso han llegado a traspasar los límites con otras realidades, resulta lógico que uno de ellos en algún momento llegara a las manos de un habitante del Planeta de los Simios. Es de esta forma que él cruce entre dichos universos, que bien podría parecer un disparate, no decimos que deje de serlo por completo, pero si al menos que cobra el suficiente sentido para funcionar como algo más que una simple curiosidad. Esto al mismo tiempo de servir como pretexto para ofrecer una serie de nostálgicas referencias setenteras, incluyendo homenajes a los promocionales y hasta los juguetes representativos de aquella época, como es el caso de una de las portadas alternativas, que luce la ficticia figura de acción de uno de los simios usando el uniforme de los célebres guardianes intergalácticos  esmeraldas de DC.

AA9650AF-72BF-4D2D-99A7-BCBE7457192E

El punto de partida de la historia original de Robbie Thompson y Justin Jordan, que obviamente se plantea fuera de la continuidad de ambas franquicias, es bastante simple, pero con los suficientes elementos para redundar en un puñado de batallas que se convierten en el punto fuerte de la propuesta, gracias al estilo dinámico y sofisticado de Barnaby Bagenda, artista recordado por su estupendo trabajo en Omega Men. Es a través de ellas que se da la aparición de conocidos personajes que harán las delicias de los fans, dígase Hal Jordan, Siniestro, Zira, Dr. Zaius, Ursus y por supuesto Cornelius, quien estará  directamente involucrado con un anillo de poder que permite pasar por todos los espectros, y que pretenderá utilizar para reformar su mundo y hacer realidad su particular visión idealista. Así pues, las implicaciones son más que interesantes y es una lástima que la trama por momentos se pierda entre demasiados giros, que más que sorprender entorpecen el desarrollo, dejando algunas de las líneas arguméntales apenas como esbozos. Sin embargo en términos generales, Green Lantern y El Planeta de los Simios resulta un producto de entretenimiento efectivo, muy al estilo de los crossovers clásicos.

367AF705-6DF8-40DC-B419-6959AB6956A2

Seguir Leyendo