Connect with us

Cine

John Wick 3: Parabellum ofrece frenética y divertida acción a cargo de Keanu Reeves

Publicado

el

Él es Baba Yaga”, así se describe al personaje principal de la saga de acción creada por el guionista Derek Kolstad: Un asesino letal salido del retiro el cual vimos matar con un lápiz en la anterior película. Ahora, durante los primeros minutos de Parabellum lo observamos tener más asesinatos que palabras pronunciadas y, en esta ocasión, las armas fueron un libro y después un caballo.

La tercera parte del universo John Wick pareciese la culminación de la saga. El implacable asesino se enfrenta a toda la organización de sicarios. Pero, mientras todos intentan cazarlo por la generosa recompensa, también varios van cayendo y la situación se complica cada vez más al grado que los personajes que desesperadamente tratan de ponerle fin a todo, se van alejando de lograrlo.

John Wick 3: Parabellum comienza justo donde termina el capítulo 2: con John corriendo por Nueva York aprovechando la ventaja de tiempo que le otorgó Winston (Ian McShane). El primer objetivo de nuestro protagonista es reunirse con su antigua mentora (Anjelica Huston), una anciana que dirige una escuela de ballet y una organización criminal, para obtener un viaje seguro a Casablanca. Allí, John va a su siguiente paso: encontrar a una antigua compañera (Halle Berry), quien le debe un favor, con el fin de llegar al paradero del líder del Alto Orden (la organización de asesinos a la cual pertenecía), esto para llegar a un acuerdo y revertir su excomunicado de la hermandad de asesinos.

En la organización del Alto Orden no hay nada más importante que las reglas. Cuando se violan aparece un personaje conocido sólo como La Adjudicadora (Asia Kate Dillon), quien contrata a otro sicario de élite, Zero (Mark Dacascos), para atrapar a Wick y castigar a Winston y al Rey de Bowery (Laurence Fishburne) por ayudar a John. Mientras que Wick, tras hablar con el líder del Alto Orden, debe regresar a la organización de por vida y demostrar su fidelidad cortándose un dedo y asesinando a Winston.

 

 

 

 

 

Desde luego, en un grupo de personas que tiende a arreglar todo asesinando pues la cosa se complica. Y más cuando el verdadero deseo de Wick es conservar tranquilamente el recuerdo de su esposa fallecida. La historia avanza a través de muertes y peleas y persecuciones y más muertes. Para el Alto Orden se trata de exterminar a Wick, pero al parecer la única salida para Wick es acabar con el Alto Orden, ¿Cómo se soluciona una problemática que tiene como punto central el asesinar? Chad Stahelski y Derek Kolstad llevan a los personajes a un impasse.

Sin embargo, hay que decirlo, lo menos importante en una película de acción como John Wick 3: Parabellum es el guión, esto no quiere decir que sea malo, pero la verdadera base de la saga está en la acción. Stahelski encuentra nuevas formas de mantener el encanto; ya sea, como mencionamos antes, encontrando nuevos y atípicos objetos para matar, así como las impresionantes coreografías que no dejan una gota de sangre fuera de cuadro –vemos a Wick apuñalar un ojo en primer plano–, además las sitúa en escenarios tan disímiles y excéntricos como Marruecos, una biblioteca, un establo, o el Hotel Continental de Nueva York ambientado con luces neón, habitaciones de cristal y plataformas laberínticas.

Keanu Reeves, a sus 54 años, sigue conservando su talento para las acrobacias. A pesar que Stahelski incorpora a las estrellas de las artes marciales indonesias Yayan Ruhian y Cecep Arif Rahman, quienes mostraron su habilidad en The Raid 2 (Gareth Evans, 2014) y a los cuales se les nota su capacidad marcial nata, Reeves no desentona. Incluso en la secuencia que comparten los tres, los personajes de Ruhian y Rahaman –una pareja de ninjas– le hacen saber a Wick su admiración al combatir con él. El gag de que John es una especie de celebridad e ídolo en el gremio asesino se maneja ingeniosamente a lo largo de la cinta.

John Wick 3: Parabellum
sigue siendo bastante disfrutable. Aunque los guionistas al continuar aumentando las expectativas, corren el riesgo de no alcanzarlas. Está claro que Reeves en su papel de Wick puede seguir y seguir matando, pero no olvidemos que el objetivo del personaje es parar. A fin de cuentas si esta entrega de la saga fue Parabellum –“prepararse para la guerra”–, quizá, la guerra en sí pueda proporcionarle el tan anhelado fin al personaje y la tan esperada e impresionante culminación para los espectadores. A veces hay que detenerse en lo mejor en lugar de exprimir hasta aburrir.

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Cine

Norman Osborn debería ser el próximo villano del MCU

Publicado

el

Thanos se ha ido, ahora es tiempo que Norman Osborn nazca dentro del universo de Marvel

El villano de Spider-Man, Norman Osborn, aka Duende Verde, sería el próximo gran villano, después de Thanos. En 1964, Stan Lee y Steve Ditko crearon al Duende Verde, un nuevo y formidable némesis para Spider-Man. El guión original de Lee retrató al Duende como un antiguo demonio mitológico inconsciente despertado por un equipo de filmación, pero Ditko optó por un enfoque diferente. Convirtió al Duende Verde en un villano humano, y no pasó mucho tiempo para que los fans de los cómics quedarán cautivados por el misterio de la verdadera identidad del Duende. Finalmente, se reveló que el duende verde era, Norman Osborn, el padre de uno de los amigos de Peter Parker.

Sin embargo, debido a que las películas de Spider-Man de Marvel están dispuestas a evitar la repetición de personajes y conceptos que ya se han hecho antes, han evitado incluir al Duende Verde. Pero aquí está el problema: como cualquiera que tenga conocimiento de los cómics puede atestiguar, Norman Osborn ha crecido más allá del papel del Duende Verde. Marvel no tendría que hacer un reboot del personaje; podrían reinterpretarlo con bastante facilidad para adaptarse dentro del MCU y, permanecer completamente fiel a los cómics.

Por extraño que parezca, el MCU ya ha tenido referencias a Osborn en el pasado. Tanto en Spider-Man Homecoming como en Ant-Man & the Wasp. En Spider-Man Homecoming, el grupo de Vulture supuestamente comenzó vendiendo tecnología avanzada, como las armas de los Chitauri o las bombas de los Elfos Oscuros, a Oscorp, tal vez explicando dónde Hammer Industries obtuvo la tecnología de los Chitauri para desarrollar la bala de Judas. Por otro lado en Ant-Man & the Wasp, Sonny Burch encontró rápidamente a alguien que estaba dispuesto a comprar una cantidad enorme por el Pym Tech. Burch estaba dispuesto a pagarle a Hope mil millones, lo que explica que él mismo estaba esperando un cheque más extendido. Eso quiere decir que Burch trabajaba para una compañía mucho más grande que estaba interesada en tecnología avanzada.

Los fans han dicho otras dos referencias notables dentro del MCU. La primera es la curiosa decisión de Marvel de saltarse la historia del origen de Spider-Man. Todos asumen saber la historia de cómo Peter Parker se convirtió en Spider-Man, pero en realidad ha habido una serie de variaciones a lo largo de los años. En los Ultimate Comics, por ejemplo, la araña que mordió a Peter había sido modificada genéticamente en un laboratorio de OsCorp. Lo que es más, también había otras arañas, una de las cuales escapó y finalmente mordió a Miles Morales. Para todos, lo mismo sucede en el MCU, y esa fatídica mordedura de araña ocurrió en un viaje de estudios a OsCorp.

Y luego está la pregunta de quién compró la Torre Stark. En Spider-Man Homecoming, Tony Stark se estaba mudando de la Torre de los Vengadores y lo había vendido a alguien que nunca se reveló el nombre. Si bien muchos asumen que son los 4 Fantásticos, una teoría famosa es que el nuevo dueño es en realidad Norman Osborn, y que la torre de los Vengadores se convertirá en la sede de OsCorp. La idea de basarse en una antigua base de los Vengadores alimentaría el ego de Osborn, y la compra indicaría su ambición de reemplazar a Tony Stark de todas las maneras posibles. Lo que es más probable es que Stark pudo sacar toda su tecnología del edificio, por lo que Osborn tendría conocimientos sobre la ciencia que Stark estuvo utilizando.

Pero… ¿por qué Marvel estaría introduciendo su propia versión de Norman Osborn hasta ahorita? La respuesta es simple: porque, al igual que Spider-Man, Osborn tendría un nuevo desarrollo radicalmente al presentarlo en un universo mejor trabajado de superhéroes. Eso demuestra que es más fácil leer los cómics, donde Osborn pasó de ser simplemente otro hombre malo de Spider-Man. En el 2006, los cómics mostraron a Osborn intentando reformarse, y tomar el control del programa Thunderbolt del gobierno de los Estados Unidos. Este fue un intento de rehabilitar a los súper villanos como héroes, y la última encarnación había sido manipulada por Zemo. Osborn demostró ser un comandante efectivo, pero rápidamente se hizo evidente que todavía era alguien psicótico. Desafortunadamente para el universo de Marvel Comics, logró ocultar ese hecho matando a cualquiera que estuviera cerca de exponerlo.

Todo esto llevó a una de las historias más dramáticas de los Vengadores de los últimos 20 años. Los Vengadores y SHIELD quedaron paralizados durante una invasión de los alienígenas conocidos como los Skrull, y los Thunderbolts participaron en la batalla final contra el ejército Skrull. Osborn se enteró de que Nick Fury había desarrollado un arma que podía matar a una Reina Skrull con un solo disparo, y manipuló todo para asegurarse de que lo tendría. Fue Osborn quien provocó una muerte que terminó con la invasión, e inmediatamente se convirtió en una celebridad.

Marvel Comics había posicionado a Norman Osborn para convertirse en uno de sus villanos de primer nivel, que literalmente dominó toda la gama de Marvel Comics durante un período de 12 meses llamado Dark Reign. Osborn se hizo cargo de SHIELD y lo transformó en un grupo fascista conocido como HAMMER; creó su propio equipo Dark Avengers, con super-villanos con las máscaras de héroes como Spider-Man, Hawkeye y Wolverine; e incluso se puso la armadura robada de Stark, convirtiéndose en el Iron Patriot. No hay ninguna razón para que Marvel Studios no pueda hacer lo mismo, adaptando Dark Reign a la Fase 4.

El potencial de Norman Osborn que tenga un papel importante en el MCU en el futuro. Y, con Thanos fuera, ahora es el momento ideal para que Marvel comience a desarrollar sus futuros planes; y Spider-Man Far From Home es la oportunidad perfecta para hacerlo. El objetivo de la película es servir con un doble propósito en el MCU, actuando como un epílogo para Avengers Endgame, mientras que al mismo tiempo sirve como el inicio de la Fase 4.

El primer tráiler de Spider-Man Far From Home incluyó una escena en la que Spider-Man está frente a la estación Grand Central. En el fondo, estaba claro que se estaba realizando algún tipo de construcción en la antigua Torre de los Vengadores. Este proyecto de construcción sería una forma simple y efectiva de tener a Norman Osborn, simplemente demostrando que el logotipo “A” ha sido reemplazado por la “O” de OsCorp. Aunque el propio villano seguramente no aparecerá, los fans de Spider-Man sabrían de inmediato lo que significa el nuevo logotipo y, como resultado, comenzarán a buscar más explicaciones.

La clave de esta nueva interpretación de Norman Osborn sería establecer que él es una amenaza debido al alcance y el poder de su compañía, no solo cuando lleva una máscara verde. Por lo tanto, sería inteligente que Marvel se centrará en hacer de OsCorp una presencia en el fondo en el MCU; Black Widow realmente ayudaría, porque se espera que esa película sea una precuela, y una referencia a OsCorp volvería a conectar a la compañía con la historia del MCU. Podrían ser mencionado durante en intercambios corruptos en Shang-Chi, e incluso podrían mencionarlo en Doctor Strange 2; Hay una parte de los cómics en el que Osborn está tan interesado en la brujería como él en la ciencia.

Dicho todo esto, Osborn debería estar fuera del universo de Spidey hasta la tercera película, y podría presentarse como una figura oscura que reúne a varios villanos de Spider-Man, formando el tan esperado crossover Sinister Six.

Sin embargo, si Marvel quiere lograr esto, lo mejor sería construir al propio Norman Osborn como un personaje ambiguo. Se ha especulado de que Marvel está trabajando en un proyecto de Thunderbolts, dado que Marvel ha mantenido con vida a un par de villanos clave que están fuertemente asociados con esa franquicia; Baron Zemo de Capitán América Civil War y Ghost de  Ant-Man & the Wasp. Quizás Osborn sea el cerebro detrás del equipo Thunderbolts del MCU, y se convierta en un aliado de la próxima generación de los Vengadores. Spider-Man desconfiaba de él, pero él es solo un niño, y es muy posible que sus preocupaciones sean vistas como fuera de lugar. Y así, Norman Osborn estaría perfectamente posicionado para hacerse cargo del MCU tal como lo hizo en los cómics, para anunciar su Dark Reign, y así convertirse en el próximo gran villano de Marvel después de Thanos.

Dejanos que piensas en los comentarios.

Continuar...