Contacto

Isela Vega, la Princesa del erotismo que fue más

13B383BD-FC27-4D44-90F6-D06962C5075B

Cine

Isela Vega, la Princesa del erotismo que fue más

Si bien en los años cincuenta aparecieron los primeros desnudos en el cine mexicano, los setenta son «la época del destape» y la libertad sexual. En ese maremoto de erotismo y otros temas duros, Isela Vega fue una de sus figuras centrales. Originaria de Hermosillo, Sonora, la también modelo debutó en cine en los sesenta, pero fue hasta 1967 cuando logró su primer estelar junto a Mauricio Garcés. Su carrera daría un giro en la siguiente década en la cual colaboró con el polémico realizador Francisco Del Villar en «La primavera de los escorpiones» (1971). En 1972 la actriz obtuvo su primea nominación al Ariel por su interpretación en «Las reglas del juego». Con Del Villar, quien curiosamente incluía el nombre de animales en los títulos de sus filmes -metáfora de los instintos animales del ser humano-, interpretó algunos de sus personajes más provocadores. «El festín de la loba» (1972) y «El llanto de la tortuga» (1974), filmes dirigidos por Del Villar, le dieron una popularidad inusitada y resultaron un hito para el erotismo mexicano.

90C9BF52-3E7B-4C96-80C2-1FD2CB87B521

Su versatilidad actoral la llevó Hollywood, donde colaboró con Sam Peckinpah -genio del western crepuscular- en «Bring Me the Head of Alfredo García (1974), y gracias a su fama de «sex symbol» posó desnuda para Playboy USA. Sin embargo el punto más álgido de su carrera llegó bajo la dirección de Arturo Ripstein, quien en 1977 llevó al cine la pieza teatral «Debieran haber obispas» de Rafael Solanas. El filme se tituló «La viuda negra» y cuenta la historia del romance de un cura con su ama de llaves, interpretados por Mario Almada e Isela Vega, respectivamente. La cinta causó tal revuelo que fue censurada por Margarita López Portillo (hermana del presidente y quien ese momento dictaba los destinos del cine). «La viuda negra» se estrenó hasta 1983, en ese mismo año también participó en «Las apariencias engañan» de Jaime Humberto Hermosillo, otro de sus trabajos más controvertidas y quizá su último rol estelar.
0EDBC405-3382-400A-A1D7-4AE78B37774C
Un año después recibió su primer Ariel por «La viuda negra» en la categoría de actriz principal, no obstante en la segunda mitad de los ochenta disminuyó su actividad cinematográfica. En los noventa Isela Vega comenzó a trabajar en televisión, sin embargo a finales de los noventa la actriz retornó al cine con «La ley de Herodes» (1999) de Luis Estrada, largometraje por el que obtuvo su segundo Ariel en categoría de actriz de soporte. En el nuevo siglo diversos actores reconocieron su valía y recibió otro par de Arieles por su rol de soporte en «Fuera del cielo» (2007) y «Las horas contigo» (2014). Durante el 2017 la Academia Mexicana le dio el Ariel de Oro el cual agradeció con un ingenioso discurso, pues también se dedicó a hacer activismo social. Isela Vega trabajó de nuevo para Hollywood en la cinta sobre el famoso personaje infantil «Dora la exploradora» y participó en la popular serie «La casas de las flores» en la cual tuvo una de sus últimas apariciones en pantalla.

2541B8FB-EE6E-42A1-9F53-F52FEF6523FC

La madrugada del 10 de marzo del 202, la diva sonorense perdió la lucha contra el cáncer y falleció a los 81 años, y dejó inconclusa su participación en el rodaje del más reciente trabajo de Alejandro González Iñárritu. La vasta filmografía Isela Vega Durazo incluye más de 90 largometrajes, recuerdo de su talento, carisma, belleza y sensualidad.
1A638136-C249-4947-9062-4EF7C48EFCCE

Periodista independiente, interesado en temas culturales, como cine, teatro y literatura. Fanático de la lucha libre y otros deportes. Escritor y dibujante conceptual en la soledad.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine

Top