Gran Terremoto 9 Grados, una sacudida a medias.

Este largometraje noruego que lleva por nombre Skjelvet (Gran Terremoto 9 Grados) está dirigido por John Andreas Andersen, presentada como la secuela de Bolgen (La Última Ola).

SINOPSIS
En 1904 un terremoto de 5.4 sacudió Oslo, ahora en la actualidad los temores de los científicos apuntan a lo inevitable, un nuevo terremoto se acerca pero esta vez podría acabar con la vida de los habitantes noruegos.

La película es protagonizada por Kristoffer Joner, Edith Haagenrud-Sande, Ane Dahl Torp y Jonas Hoff Oftebro quienes también participaron en La Última Ola en 2015 y añaden a Katherine Thorborg Johansen, todos entregan un trabajo estupendo, digno de un drama muy intenso.

Y aunque el drama es bien actuado llega a sentirse pesado, el conflicto que tiene el personaje principal por no haber salvado a todos en el catástrofe anterior y sentirse culpable, abarca casi la mitad de la cinta y pronto empiezas a desear que ocurra el evento por lo cual acudiste al cine.

La hora del evento sucede, los efectos visuales están logrados pero es una pena que sean escasos, en una película de desastres lo que queremos ver es precisamente eso y solo se obtiene en una cantidad muy pequeña.

Se debe destacar que las escenas de tensión en la que los personajes pueden perder la vida están manejadas de una manera espectacular, se siente la intensidad en cada acto, la angustia en los rostros y la preocupación en los asistentes en la sala logrando que muchos se taparan los ojos a medias, lamentamos una vez mas que hayan sido pocas las escenas con dicho contenido.

Es obvio que el nivel de producción no es el mismo que en Hollywood y se nota, realmente no sientes que la ciudad tenga vida, cuando llega el desastre parece que los protagonistas están solos en Noruega, te muestran escenas de edificios colapsados, calles llenas de escombros pero no ves personas, no hay pánico en la ciudad, no hay sonido de patrullas, paramédicos corriendo por doquier, situaciones que ocasionan que no te sumerjas completamente en el ambiente.

El final es tan rápido que parece que el presupuesto se agotó o que ni siquiera se tomaron la molestia de escribir, ya no muestran el dolor de la familia o noticias del mundo haciendo de este evento una tragedia mundial o psicológicamente hablando, que fue del personaje estelar ya que si consideramos que durante la mitad de la trama se estuvo culpando, ahora que fue en la capital Noruega donde hay más habitantes, quizá este al borde del suicidio.

El film tiene un resultado mediano, hay material bastante rescatable que las grandes producciones deberían aprender para hacer una película mejor de las que han entregado últimamente, mismas que han caído en lo absurdo, exagerado y a veces con comedia sobrada en una película donde las tragedias están sucediendo en cada escena, aun causa conflicto que exista un protagonista en una propuesta de este genero donde es considerable que haya una rica variedad de personajes ya que en una ciudad existen miles de personas y seguir durante 2 horas lo que pasa con una, no termina por convencer.

Si te ha gustado la entrada, ¡compártela en redes sociales!

Etiquetas: , , ,

Deja un Comentario