Contacto

Foxcatcher

Con toques algo enfermizos y jugando con emociones oscuras en un contexto basado en hechos reales, «Foxcatcher» (2014) tiene méritos para ser recordada al margen de ciertos valles en su relato.

Un reivindicado Channing Tatum, más otro reconvertido como Steve Carell y Mark Ruffalo -el más sobrio-, ofrecen con diferentes matices actuaciones a ratos contenidas, pero con bastante sicología, donde la envidia, la ambición y la falta de escrúpulos -como suele suceder cuando se mezclan con actividades como el deporte- ofrecen una mezcla al menos interesante o digna de ver.

«Foxcatcher» es también el sueño americano, sus lados oscuros y ocultos, donde como tantas veces en otras latitudes, no todo lo que brilla es oro y todo tiene un costo. Posiblemente las lecciones tras el film son más interesantes que su desarrollo mismo o sus intervenciones.

En lo relativo a la cinta en específico, se trata de un relato algo minimalista, de emociones, sin muchos protagonistas ni secuelas de acción o grandes intrigas intrincadas. Acá estamos ante una película de deporte, ambición, de expectativas personales, pero sobretodo, de esas que dividen públicos.

«Foxcatcher» no es para todos los gustos, puede criticársele la caracterización y maquillaje a Carell (pena en algo la falta de comparación con los reales) o el nivel de ritmo del montaje, pero es buena evaluarla también por lo que deja tras de sí: una historia teatral interesante de ver y un hito en la historia bien develado, aunque quizás algo estirado para que alcanzara para hacer una película. El resultado es un mérito aún considerando los ripios.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top