Contacto

FICUNAM: Un sentimiento honesto en el calabozo del olvido

un sentimiento hones en el clabozo del olvido_yourocket

Cine

FICUNAM: Un sentimiento honesto en el calabozo del olvido

Una de las sorpresas más gratas que nos ha dejado el Festival Internacional de Cine de la UNAM (FICUNAM) es la película titulada Un sentimiento honesto en el calabozo del olvido, primer largometraje del director Luis Bárcenas quien tan solo tiene 21 años de edad y nos trae una bocanada de aire fresco para el cine mexicano.

Y  como su nombre lo dice es una historia  honesta, sincera y muy personal, se nota que el director siguió su instinto, sobre todo porque es autodidacta y nunca ha estudiado cine.

Me parece una historia arriesgada, comenzando por la duración 254 minutos, no obstante siempre mantiene el ritmo y al espectador interesado en lo que está sucediendo.

Las mujeres son las protagonistas, son un remolino durante toda la película, nos presentan a mujeres fuertes, guerreras y por momentos de hierro y no requieren de un hombre para lograr hacer grandes cosas; jamás nos muestran a una doncella en peligro que necesita ser salvada, es importante contar  historias para  empoderar a las mujeres .

Virginia Woolf alguna vez dijo “Cuántas mujeres olvidadas porque ellas mismas ni siquiera pudieron, pueden o podrán decir: esta boca es mía, este cuerpo es mío, esto es lo que yo pienso”.

Por eso uno de los personajes más interesantes para mi es Akili interpretada magistralmente por Daniela Núñez del Prado, es una mujer inteligente, valiente y directa, está consciente de su obscuridad y la acepta jamás muestra una actitud hipócrita y siempre expresa sus pensamientos.

Akili_yourocket

De igual forma me parece muy graciosa la analogía que hace el director entre los plátanos y el miembro genital masculino, pues la historia gira en torno a la mafia del banano en un país sudamericano y quien mueve todas las piezas es la senadora Castejon (Blanca Guerra), quizá es porque las mujeres en el fondo pueden controlar a los hombres y al mundo  si se lo proponen.

Por otro lado la puesta en escena a veces es muy teatral, el guion me gustó mucho porque es complicado escribir buenos diálogos y aquí  logran tener conversaciones  divertidas y memorables. También la construcción de los personajes y la dirección de actores son muy interesantes. Nos regalan varios monólogos muy conmovedores como el de la actriz Angélica Aragón quien da vida a la Madre de Belmonte y habla de la maternidad.

De igual forma la fotografía  tiene una propuesta, pues  la iluminación cambiaba de acuerdo a la atmósfera. Incluso el montaje es arriesgado, por momentos me recordó un poco al cine de Quentin Tarantino.

No pierdan la oportunidad de ver una historia diferente, estoy segura que en el futuro el director va a  seguir construyendo un estilo muy particular.

 

Cineasta y periodista , amante de los libros, poesía y música.

Más artículos de Cine

Top