Muerte Al Verano 1
0

“Muerte al verano” forma parte de la Selección Oficial del Festival de Cine de Morelia 2019, con una historia de amor poco convencional para lo que estamos acostumbrados a ver en la pantalla grande, pues la ópera prima de Sebastián Padilla Padilla se centra en la historia de Dante (Yojath Okamoto) y su complicada historia de amor con Lucy (Ana Valeria Becerril), la novia de su hermano que en esos momentos se encuentra en estado de coma.

A la par en la que se va desarrollando su complicado amorío, Dante tiene que lidiar con los complicados ensayos de su banda de death metal tras quedarse sin su vocalista. Toda esta historia desarrollada en medio de un Monterrey lleno de fábricas, patinetas y cadáveres, violencia con la que los adolescentes de hoy en día ya están acostumbrados a lidiar.

En YouRocket tuvimos la oportunidad   de platicar con el director Sebastián Padilla-Padilla, quien también es reconocido por ser el diseñador gráfico más publicado en el país, fundador de ANAGRAMA, uno de los estudios de diseño más influyentes en el mundo, fue ganador en 2012 del AdWeek Top 10 Design Stars. En el 2013 fue galardonado con el Premio Quorum y el AdWeek Talent 100. Además, fue ganador del Premio Architizer en el 2014.

Sebastián Padilla Padilla (Director)

 

Primero que nada, me gustaría que nos cuentes de qué trata “Muerte al verano”

Es una película de amor adolescente, de un primer amor en un contexto industrial, difícil y complicado. Es una película que tiene mucha música, pues es de una banda de adolescentes que tocan. También es una historia de amor en medio de una guerra que aparece pero no aparece al mismo tiempo, en un contexto desolador.

Pero también es una historia divertida, de amor, de amigos que comienza cuando la novia del hermano mayor está visitando la casa y, por razones ajenas a la voluntad de ellos, terminan pasando tiempo juntos y se comienza a complicar la relación llegando a un amor prohibido. Básicamente eso es de lo que va la película.

Muerte Al Verano 6

“Muerte al verano” dista mucho de ser una película con un final feliz, el personaje principal dice que no es una historia feliz pero eso es parte de la vida…

Bueno, particularmente el final decidimos hacerlo de esta manera porque creemos que así son las historias, o sea nadie nunca acaba –o bueno, nadie que yo conozca­– acaba con el primer amor, el primer amor siempre es una cosa muy hermosa pero efímera que se acaba instantáneamente casi cuando empieza.   Me interesaba hacer una película que hiciera homenaje a eso, al primer amor que todos hemos tenido, el que se fue y que dolió cuando lo perdimos.

¿Qué tanto te identificas tú con los personas o qué tanta de tu experiencia personal se ve reflejada en “Muerte al verano”?

Yo diría que todos los personajes son una parte de mí de alguna manera, de deseos o de miedos, es muy difícil separarse de la creación porque al final la única vida que he vivido yo es ésta que he tenido, entonces todo lo que me acuerdo, todas las cosas a las que puedo recurrir  son experiencias y vivencias que he tenido, todo eso va de mi lado. Del lado del guionista que es Alexandro Aldrete, es un poco la misma historia, son sus vivencias y estás impregnadas en el guion. Pero sí, muchas de las cosas que pasaron en la película me pasaron en la vida.

¿De qué manera colaboraste con la realización del guion?

El guion fue muy colaborativo, la historia se trabajó como en taller, juntos y el resto del guion también se trabajó muy de la mano. Es una historia muy personal y tiene muchas notas, es como una caricatura de lo que pudo haber sido la adolescencia tanto de Alex como mía.

¿Cuáles fueron los obstáculos que se te presentaron durante la realización de tu ópera prima?

Ya hasta perdí la cuenta de cuánto tiempo llevo todo el proyecto, pero ponle 6 años o 7, no me acuerdo bien porque fue mutando mucho y el mayor reto fue ese que yo no había hecho cine, entonces fue agarrar una cámara por vez primera y entender cómo se hace una producción porque no tenía idea y creo que por eso fue muy propedéutico la producción, pero los productores fueron sumamente pacientes conmigo y fue un proceso largo de mucho aprendizaje, terminé sabiendo cómo se hace una película y con la suerte de entrar a un festival, pero antes de eso no tenía idea de absolutamente nada, fue un reto mayúsculo. Pero la gente con la que me he encontrado ha sido generosa y he recibido el apoyo de diferentes instancias de gobierno e incluso de la Universidad de Monterrey también tengo algo de apoyo.

¿Qué rescatas de esta experiencia ahora haciendo cine?

Que es maravilloso. A mí me gusta hacer muchas cosas diferentes, me gusta hacer música, me gusta dibujar, me gusta escribir y el cine lo tiene todo, diseño, música; y en todos los departamentos afortunadamente me dejaron trabajar con mucha paz. Por ejemplo, en la parte de la música de la película: toda la música está compuesta por Carlo Ayhilón y por mí, eso es algo que me encantó.

Para mí lo mejor de hacer cine es que estoy haciendo todas las disciplinas que me apasiona hacer.

 

Justamente quería adentrarme al tema de la selección musical en “Muerte al verano”. Escuchamos música original, metal, pasando por música de Timbiriche y Jenette, ¿Por qué elegir música tan variada?

No quería hacer una película para un género, el lugar común para ir era hacer una selección totalmente inspirada en eso y yo sentía que le iba a dar mayor impacto a la canción de metal propiamente si contrastaba todo lo demás. Eso fue por un lado la decisión de que no tuviera más que esa parte como brutal y todo lo demás más suave.

Otra cosa fue que la paleta sonora en general de la música original está inspirada en sintetizadores análogos y en sonidos atmosféricos. Sentía que contrastaba muy bien con la imagen gris y brutal de la ciudad con sonidos un poco más suaves, y también hay un sentimiento de tecnología en ese tipo de sonidos que me parecía que ponía a la película como en una especia de syfy.

Las canciones que rescatamos o conseguimos poner en la película son canciones o que resuenan para mí mucho o que resuenan mucho para la escena y con lo que se quiere expresar emocionalmente. Al final es una película emocional y esa es la guía principal.

 

La escena musical de Monterrey está marcada por el rock, ¿por qué elegir el metal?

Porque a mí lo que más me marcó en la vida es el metal. Mi  adolescencia fue  death metal, es la realidad. No intenté hacer una biografía del movimiento del rock en Monterrey. De hecho anecdóticamente algo triste es que ese movimiento en Monterrey se vio muy mermado y destruido por  la violencia, entonces en mi adolescencia existían esas bandas, pero después ya no había, cerraron todos los antros, no había lugares ni donde tocar, no había nada qué hacer y eso fue parte de Monterrey y el rock murió.   Para mí eso era el rock de Monterrey, estar con mis amigos tocando encerrados   sin tener nada qué hacer.

Es más bien como un tributo a la adolescencia de mis amigos y mía.

Muerte Al Verano 2

Ahora mismo estás presentando tu película en le Festival Internacional de Cine de Morelia, ¿cómo te sientes de estar presentado tu ópera prima en esta renombrado festival?

Es una cosa que no acabo de entender, me parece una súper oportunidad. Imagínate, no sabía hacer una película hace dos años atrás y ahora estoy en  el Festival de Morelia, es un gran privilegio y no tengo más que palabras de agradecimiento para todos.

 

¿Estás trabajando en algún otro proyecto? ¿En dónde te podemos encontrar?

Tengo varios proyectos, nunca me quedó quieto. El estudio de diseño sigue, se llama Anagrama y está la cuenta en redes sociales.

 

 

¡Checa lo nuevo de The Flash: Dead Man Running!

Entrada anterior

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Rupture!

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *