Contacto

Fantasia 2021: Raging Fire es un póstumo recordatorio al gran cine de acción

霆鋒在《怒火》動作連場

Reviews Cine

Fantasia 2021: Raging Fire es un póstumo recordatorio al gran cine de acción

Raging Fire –vigésimo cuarta, última y póstuma película de Benny Chan quien murió el año pasado a causa de un cáncer nasofaríngeo- es una suerte de thriller de acción a la vieja usanza.

Chan fue un cineasta que aportó vitalidad al cine de acción hongkonés durante la década de los 90 con trabajos que incluyen la dirección de las dos primeras partes de la trilogía producida por Johnnie To, A Moment of Romance, y por sus diversas colaboraciones con Jackie Chan. En pocas palabras, era garantía de éxito taquillero en el género de acción. 

Si bien los mejores días de estos filmes quedaron atrás, Chan estaba dispuesto a cautivarnos otra vez con una historia al estilo de las Heroic Bloodshed sobre el honor entre policías y criminales, y protagonizada por dos estrellas del cine hongkonés: Donnie Yen y Nicholas Tse, el primero como el comprometido policía, Bong, mientras que el segundo como el ex policía convertido criminal, Ngo.

霆鋒在《怒火》角色有血有肉

El destino de los protagonistas está inherentemente ligado y enfrentado. Mientras Bong se convirtió en uno de los elementos más destacados de su unidad, Ngo tuvo que pasar algunos años en la cárcel debido a una operación que terminó con la muerte de un criminal. Lo cierto es que ambos eran parte del mismo operativo y cualquiera pudo estar en el lugar del otro. Ngo cumplió su sentencia con esta idea en mente, de que él junto a otros de sus compañeros policías tuvieron que pagar “los platos rotos” de los verdaderos responsables. A fin de cuentas, ellos solo estaban siguiendo órdenes.

Tras su liberación, Ngo y sus compañeros aprovechan sus conocimientos policiales y habilidades tácticas para formar una pandilla criminal con el único fin de vengarse de todos aquellos que les arruinaron la vida. Su primer paso tiene que ver con el atraco a un centro comercial donde es asesinado el mentor y mejor amigo de Bong. Es así como se establece el conflicto y atractivo principal: la eventual pelea entre los personajes de Yen y Tse.

Raging Fire nos lleva por un viaje de acrobacias y balazos cuyo drama, si bien le aporta sustancia a la acción, en ocasiones puede sentirse irregular. Los momentos de exposición narrativa se prolongan demasiado; principalmente, durante la primera mitad del metraje. Chan se toma su tiempo para mostrarnos el contexto dramático a través de diversos flashbacks y establecer un ligero comentario sobre la brutalidad policial. No obstante, cuando la acción llega todo se siente justificado, a fin de cuentas, estamos ante una película que rememora el Heroic Bloodshed, y como tal cumple con creces.

RagingFire-DonnieYen-NicholasTse-WellGoUSA-1340x754-1

Donnie Yen es fundamental para el espectáculo. Puede que a sus casi 60 años ya requiera de un stunt, pero aún se luce trepando edificios y propinando buenos golpes. Prueba de ello está en la gran escena final donde tiene un combate a puño limpió con Nicholas Tse o en la violenta secuencia del tiroteo a media calle y a plena luz del día que inevitablemente nos hace pensar en la célebre balacera de otra joya de acción noventera, me refiero a Heat (1995) de Michael Mann. Las reminiscencias a ese cine son claras. El hecho de que el esperado combate suceda en una iglesia también nos recuerda a una de las últimas escenas de The Killer (John Woo, 1989), aunque cambiando las escopetas y metralletas por cuchillos y tubos. El director conoce el género y nos lo deja saber. 

Benny Chan fue diagnosticado con cáncer durante la filmación y falleció el 23 de agosto del 2020 a los 58 años de edad durante la postproducción. Raging Fire es su obra póstuma y un recordatorio al gran cine de acción. Vista durante la 25 edición de Fantasia Film Fest.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Reviews Cine

Top