Contacto

Fantasia 2021: Hello Tapir! Conmovedora historia de perdida y criaturas fantásticas

180829F_039_S

Criticas Cine

Fantasia 2021: Hello Tapir! Conmovedora historia de perdida y criaturas fantásticas

El mundo fantástico como escapismo de la realidad es un recurso recurrente en el cine y una acción siempre efectiva en la vida real. El cine, por ejemplo, es un escape a nuestro estrés cotidiano, una especie de vacaciones de uno mismo. En ese sentido, Hello Tapir!, película taiwanesa dirigida por Kethsvin Chee y exhibida durante la 25 edición de Fantasia Film Festival, recurre a este recurso que a la vez funciona justo como esa fuga. 

Ah Keat (Run-yin Bai) es un niño de alrededor de 8 años que perdió a su padre. Lo perdió en el mar, donde las personas no solo mueren, desaparecen, se las traga el océano. Los padres de Ah Keat están separados, su madre (Charlie Yeoung) vive en la capital Taipei mientras que el pequeño vive junto a su padre y a su abuela, quienes se dedican a la pesca y a su venta en el mercado local, en alguna zona costera de Taiwán. En una de esas expediciones pesqueras, el bote del padre de Ah Keat regresó, destruido y vacío.

180830F_008_S

Como es de esperarse, la desesperada abuela intenta todo lo posible por encontrar a su hijo, incluso si eso conlleva gastar todos sus ahorros en contratar a alguien con un barco para salir a buscarlo ella misma. La madre de Ha Keat, recién llegada de Taipei, trata de apaciguar las desesperadas acciones de su suegra, si bien ella comparte la misma preocupación, sabe que lo más importante es actuar con serenidad. Sin embargo, el pequeño Ah Keat no asume la situación de igual manera, él está enojado con su padre. La última vez que nuestro protagonista lo vio, le dijo que lo despertara antes de irse y no fue así.

La petición del pequeño tiene un especial interés: su padre una vez le contó que en la madrugada, cuando se preparaba para ir a pescar, vio un enorme tapir del tamaño de un elefante y con patas de rinoceronte que recorre las calles del pueblo alimentándose de las pesadillas de la gente para que puedan dormir en paz. Se trata de una criatura mágica que vive en el bosque junto a su hijo, un mini tapir que apenas está aprendiendo a consumir las pesadillas de la gente. Cuando Ah Keat sale en busca de estos seres y los encuentra, el enojo con su padre se hace más evidente.

Es inevitable no recordar cintas como Where the Wild Things Are (Spike Jonze, 2010) o Un Monstruo Viene a Verme (J. A. Bayona, 2016) cuando nos encontramos con historias sobre un mundo mágico como soporte emocional ante la realidad. Hello Tapir!, sin embargo, es mayormente un drama acerca del duelo y la pérdida, de cómo lidian las emociones de un niño ante esto y cómo los adultos lidian con los niños dentro de su limitada visión de ellos; porque la adultez te hace perder algo que la infancia aún posee: la esperanza. 

180824F_018_S

Nuestro protagonista se aferra a la creencia de que su padre regresará. Prefiere estar enojado que preocupado, ya que así lo mantiene vivo y con una cuenta pendiente. Una cuenta que el niño ya descubrió (el Tapir) y cuya existencia los adultos, la madre y la abuela, niegan, así como el niño niega la muerte de su padre. Solo los amigos del niño, el simpático regordete Bean y el ansioso Peanut, quienes dentro de su inocencia son un apoyo para Ah Keat, denotan curiosidad ante las fantásticas historias del protagonista. Lo cierto es que cuando los adultos aceptan la existencia del Tapir, Ah Keat hará lo mismo con su padre.

Hello Tapir! se trata también de aceptación. Es una conmovedora y encantadora historia que funciona por igual para el espectador adulto y el infante. El director Chee nos deja tristes, pero también esperanzados. Un sentimiento que difícilmente se olvida.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Criticas Cine

Top