Connect with us

Entrevistas Lucha Libre

Charla con El Hijo del Santo

Published

on

 
2012 AÑO DEL ENMASCARADO DE PLATA

¿Quién era ese enmascarado?- Una pregunta con la que terminaban algunas de las cintas protagonizadas por el Enmascarado de plata. Las respuestas tenían muchos matices y solo servían para acentuar el misterio y evocar lo que su figura representaba. A treinta años de su partida, su leyenda solo se ha acrecentado y la pregunta sigue en el aire, motivando las más variadas reflexiones, pero quizás la más completa, sea la que surge de los pensamientos de aquel que como digno heredero, no solo ha llevado con orgullo el manto plateado, sino que además ha sabido engrandecerlo.

Tengo recuerdos muy bellos de él como padre y como ser humano. Era alguien muy hogareño, pues aunque viajaba mucho, cuando estaba en casa, el tiempo que nos dedicaba era tiempo de calidad. Jugábamos mucho, a la pelota, al fútbol, fueron momentos hermosos en familia. Como luchador, pues el recuerdo más grande que tengo es cuando me tuvo la confianza y me entregó su legado, por que más que recogerlo, lo recibí de sus propias manos, me lo dio en vida. Me tuvo la confianza y me presentó con la gente.

Prácticamente les dijo “Aquí esta mi hijo y se los encargo” y como lo querían mucho, pues desde un principio me recibieron con el mismo cariño. Eso me ayudó para poder cargar con una responsabilidad de es tamaño. Otra de las grandes satisfacciones que tengo, es que durante dos años él todavía pudo verme luchar. Antes de su muerte me vio triunfar y supo que su personaje iba a seguir vivo. Ahora ya son treinta años los que tengo sobre el cuadrilátero y la gente sigue teniendo muy presente al Santo. Creo que he cumplido con mi misión.

Sin embargo el camino no ha sido fácil, incluso antes de portar la máscara, el heredero tuvo que demostrar que era un digno continuador de la leyenda.

Yo creo que él me preparó de muchas maneras, primero como persona, me ponía muchas pruebas. Por ejemplo, cuando se iba de viaje el me dejaba cierta cantidad de dinero para comprar material de construcción –por que ese era su hobbie, yo creo que si él hubiera podido estudiar hubiera sido arquitecto-. Cuando regresaba me preguntaba cuanto había gastado y esperaba a que yo le entregara las notas y que a pesar de que era su hijo, pues le entregara el cambio completo. Era un hombre muy sabio, lo que esperaba de mi es que fuera alguien honesto tanto dentro como fuera del ring. Además predicaba con el ejemplo, siendo el Santo, la máxima figura de la lucha libre, cuando estaba en casa de pronto tomaba la escoba y ayudaba con los quehaceres, aunque hubiera alguien para hacerlo, nos decía “vengan, vamos a lavar los trastes”.

Y las pruebas se extendieron hasta el momento de comenzar en la lucha libre

Yo empecé a entrenar y a luchar a escondidas de mi padre. Pero en este ambiente de la lucha libre, todo se sabe y no faltó quien fuera a decirle lo que yo estaba haciendo. Al enterarse me quiso hacer una prueba, así que nos vimos en el gimnasio, yo fui con una amigo, Voltio Negro. Yo planeaba que me viera unos 30 minutos sobre el ring, pero cuál sería mi sorpresa que no pasaron más que cinco minutos, se levantó y se fue. Yo pensé que se había enojado y me sentí triste. Pero en realidad lo que sucedió es que al verme con mis 63 kilos de peso, vestido con uno de sus equipos, pues se remontó a sus inicios, se emocionó y se fue a llorar. Después fui a verlo a una de sus presentaciones en el Teatro Blanquita, me recibió muy bien y aunque le había gustado mucho lo que había visto, no quería que dejara de esforzarme y prácticamente me dijo que aún estaba muy verde y que aunque tenía posibilidades, pues había que pulir varios detalles.

ACUARIO NUNCA SUBIÓ AL RING

Pero en principio el futuro heredero no había pensado en convertirse en el Santo
Antes de enterarme que mi papá era el Santo, pues para mí, como para el resto de la gente, era un superhéroe. En casa compraban las historietas, yo lo veía que volaba con unos cohetes y lo admiraba. Al enterarme después que se trataba de mi padre, pues esa admiración se multiplicó, pero lo que empecé a imaginar hacer pareja con él. En el zodiaco yo soy de signo acuario, así que soñaba con convertirme en luchador llamado así y luchar al lado del Santo.

ACUARIO NUNCA LLEGARÍA EXISTIR

En 1981 se presentó la oportunidad de debutar, lo hice a escondidas de mi padre. Fue de improviso, así que tomé unas de sus botas y las pinté de negro, una capa que le dieron en Guatemala y que él nunca usaba, además de la máscara de uno de los integrantes de una pareja conocida como “Los infernales”. Así fue cómo surgió Korak y Acuario solo se quedó en mi mente, porque de ahí pasaría a convertirme en el Hijo del Santo.

LA ENTREGA DEL MANTO PLATEADO FUE DE PELICULA

Su propio padre le entregaría el legado, pero no solo en la lucha libre, también en el cine.
Así es, aunque ya había participado en otras películas siendo niño –Santo vs Capulina, Santo y Mantequilla Nápoles en la venganza de la momia- además de que tuve oportunidad de aparecer en el programa de televisión de mi padre, yo debuté en el cine como el Hijo del Santo hasta 1982, con la película Chanoc y el Hijo del Santo vs Los Vampiros Asesinos. Ahí, en lo que sería la última escena cinematográfica del Santo, él me entregó el personaje.

Aunque el camino en la pantalla grande no ha sido tan prolífico para el nuevo Santo
Después vendrían otras cintas como Frontera Sin ley, pero ese no era el cine que yo quería hacer. Veía muchos errores, se improvisaba demasiado y siendo en ese entonces estudiante de comunicación, pues no me parecía que se estuvieran haciendo bien las cosas. Aparte de que el tratamiento que se hacía del personaje no me gustaba, se abusaba de la comicidad y había un actor que interpretaba al Hijo del Santo sin máscara. Así que deje la pantalla grande hasta 1992, cuando apareció Gabriela Obregón con un proyecto que incluía actores de la talla de José Carlos Ruíz y Ernesto Gómez Cruz. Estaba Daniela Castro como protagonista y había una buena historia, la cinta fue Santo: La Leyenda del Enmascarado de Plata.

TRIPLE ANIVERSARIO DE REGRESO AL CINE

Pocas apariciones en cine después de eso, pero afortunadamente, el Hijo del Santo ha podido llevar el personaje a otros ámbitos. Al igual que su padre ha tenido varias historietas – Santo la leyenda de Plata (2005) – programas de radio y de televisión – Experiencias con El Hijo del Santo – e incluso una serie animada de muy buen nivel, producida por Cartoon Network. Ha rechazado varias propuestas para participar en videohomes, debido a la ínfima calidad de los mismos, pero su regreso a la pantalla grande es casi un hecho.

Hay dos proyectos en puerta, muy interesantes y que me tienen muy entusiasmado. Uno de ellos es un documental, idea de Gabriela Obregón quien a partir de que me conoció como personaje en 1992, ha estado al pendiente de mi carrera. Hoy me conoce como ser humano, es mi manager y está muy interesada en plasmar en la pantalla el lado humano de lo que fue mi padre. Este proyecto que ya empezó a caminar, va a ser dirigido por Carlos Carrera, el tiene muy claro lo que queremos hacer, creo que es el indicado para hacerlo realidad y ya estamos en juntas. El otro es una cinta de ficción, lo está escribiendoGuillermo Arriaga, pero con él eso lleva tiempo, lo conozco desde que era mi maestro en la Universidad y sé que trabaja mucho sus historias, pero estoy seguro que valdrá la pena la espera.

Esta entrevista fue publicada originalmente en la revista STAGEONE MÉXICO
Por Jesús Chavarria (@jchavarria_cine)

Advertisement
Comments

Entrevistas Cine

El Hijo del Santo nos habla del documental que repasa el legado del personaje

Publicado

on

Captura El hombre detrás de la máscara

El Hombre detrás de la máscara representa el regreso a la pantalla grande para el más icónico personaje de la lucha libre y la cultura popular mexicana, El Santo. El documental muestra el lado más íntimo del legado del Enmascarado de Plata, haciendo un repaso por la carrera de padre e hijo a través de diverso e inédito material de archivo y anécdotas personales del mismísimo Hijo del Santo.

La película, dirigida por Gabriela Obregón, tardó algún tiempo en estrenarse, sin embargo, ya por fin podremos verla en cines. Como parte de su estreno, en YouRocket hablamos con el Hijo del Santo sobre el documental y sus planes a futuro.

Cómo surge la idea de hacer el documental?

Yo tengo muchas cosas guardadas y conservo cosas de mi padre, trofeos, máscaras, vestuario y entre todo esto también material de películas en diferentes formatos, familiares, de luchas que yo mismo filmaba con mi camarita de 8mm. Todo esto se lo mostré a la productora Gabriela Obregón y a ella le nació la idea de compartirlo con el público, hacer con todo este material una historia.

En la película conocemos todo el legado de El Santo, pero desde una perspectiva íntima. La película se cuenta a través de tu historia, ¿En qué momento y por qué se decidió que el documental fuera así?

Hay mucho material que ya se conoce de El Santo y de El Hijo del Santo, entonces la idea era compartir con la gente algo que no conociera. En primer lugar, pues imágenes inéditas que jamás habían sido publicadas y también temas que El Hijo del Santo guarda para sí mismo y no los comparte con el público. Si hubiéramos hecho un documental sobre mi carrera pues la gente ya la conoce, quizá ya no hubiera sido tan atractivo como ver algo que van a descubrir, van a darse cuenta del porqué de muchas situaciones. Eso es lo interesante de El hombre detrás de la máscara y por eso se llevó por ese camino.

Vemos una gran cantidad de material de archivo y mucho de eso, como dices, es inédito. ¿Qué material fue difícil dejar fuera?

Tenemos, sin exagerar, más de 15 horas de material y Gabriela con los editores fue quienes eligieron. Ella conoce muy bien la historia, entonces para ella lo que era más trascendente en mi vida fue lo que eligió. De hecho, al principio estaba demasiado largo y tuvieron que irlo cortando , y quedó lo esencial, lo que realmente trascendió en mi vida. Si le preguntaras a ella, te contestaría lo difícil que fue, porque es material muy valioso todo.

¿Ese material que se quedó fuera se podrá ver de alguna manera en un futuro?

A mi me gustaría mucho que se subiera a alguna plataforma, para que la gente lo pueda ver en su casa. Después no sé si en DVD, pero seguramente sí lo podremos ver después en otras plataformas.

También en el documental vemos, por un lado, la evolución del personaje de El Santo, tu padre, primero como un deportista, después como un ídolo popular, luego como una celebridad, hasta llegar a una especie de producto; pero también vemos que tuviste que llevar la lucha libre a otros países, ¿temes que se pierda la tradición esencial de El Santo como luchador, es decir, que mucha gente prefiera más portar una playera de él que verlo arriba de un ring?

Pienso que esa tradición jamás se va a perder, se perdería de alguna manera si ya no hubiera otra generación. Obviamente para ver a El Santo lo tienes que ver en vivo, lo que yo he hecho en mi carrera pues la gente lo ha disfrutado viéndome en el ring, pero si me retiro de la lucha libre y no hubiera una tercera generación, la gente ya no tendría al personaje de El Santo en un ring. Entonces, pues espero que la tercera generación que es mi hijo, Santo Jr., pueda hacer una carrera exitosa para que las nuevas generaciones sigan disfrutando al personaje arriba de un cuadrilátero, pero si no, no pasa nada, queda el recuerdo de El Santo y El Hijo del Santo, y seguir trabajando con el personaje en películas, historietas, cine.

El año pasado hubo una polémica por una posible proyección de las películas de El Santo en la Cineteca, existe este debate entre los que las consideran un churro y los que le ven una valor artístico; mientras en otros países son consideradas como verdaderas obras de culto, incluso hay cineastas europeos interesados en las películas de El Santo y en su remasterización, ¿Qué piensas sobre eso?

Pues no soy un experto en cine, pero a veces los mexicanos pisoteamos a los mismos mexicanos cuando tienen éxito. Cuando las películas de El Santo eran catalogadas en México como churros, en Europa se catalogaron diferente, y de pronto todos lo críticos de cine tuvieron que tragarse sus palabras y yo pienso igual que mi padre, yo creo que sus películas no son ni de concurso, ni para festivales, pero cumplen un cometido que es divertir de una manera sana y familiar. No sé si sean o no de culto, pero son películas que cumplen su meta y además todas fueron taquilleras. Son películas que aunque ya hayas visto 10 veces te siguen divirtiendo.

Se podría decir que los personajes de El Santo y El Hijo del Santo regresaron a la pantalla grande gracias a este documental, ¿te veremos en una película de ficción?

Me gustaría mucho. Han pasado algunos años de que hemos tenido acercamiento con diferentes directores y productores, aunque no se ha concretado nada. Espero que El hombre detrás de la máscara sea un parteaguas para que los productores se animen a hacer una película de aventuras. Alguna vez estuvimos en platicas con Alex de la Iglesia, finalmente no se concretó nada; con Guillermo del Toro también ha habido coqueteos; por ahí Tim Burton habló de que era fan de El Santo, por mi parte yo estoy abierto.



Sería grandioso algo de El Santo con Alex de la Iglesia o Guillermo del Toro…

La única condición, y Alex de la Iglesia me lo dijo con una frase que me encantó, es que “una película de El Santo sin El Santo no es del Santo”. Es decir, que a El Santo no lo puede interpretar ningún actor porque es real, entonces, el protagonista obviamente tendría que ser El Hijo del Santo o, posiblemente, el Santo Jr. que es más joven, más alto, trae 90 kilos, como héroe sería ideal.

Tienes pensado un museo de El Santo, ¿cómo va eso, es posible que lo veamos pronto?

Es un deseo que espero se pueda concretar en la Ciudad de México, he solicitado apoyo de autoridades. Necesitamos el apoyo de la iniciativa privada o del gobierno porque es una inversión fuerte, yo tengo los objetos pero necesitamos un espacio grande, adecuado, todo lo que requiera un museo. Además de una curaduría para que todo luzca. Si yo tuviera el dinero para hacerlo ya no andaría pidiéndole favores a nadie, por eso ando tocando puertas.

Además del museo, ¿tienes algún otro proyecto para el futuro?

Espero que pronto ya puedan ver la serie de El Santo, es una bioserie que se está escribiendo, andamos trabajando en ella. Tiene que ser una serie muy bien hecha y también un poco como El hombre detrás de la máscara: compartir cosas que no saben de El Santo. Yo tengo muchas cosas de mi padre que él mismo grabó y escribió para sí mismo con el fin de compartirlo con el público.

Continúa leyendo