Connect with us

Butaca Alternativa

Entrevista: Caboclo, la banda mexicana que intenta posicionar el movimiento musical más influyente de Brasil

Publicado

el

En Santa Marta, Río de Janeiro, una estatua de Michael Jackson mira e imita la posición corporal de otra celebre escultura, el Cristo Redentor. Esto porque hace 23 años el Rey del Pop subió a un favela para grabar el videoclip de They don´t care about us. La locación no podía ser más adecuada considerando la temática politizada de la canción, cuyo mensaje era una protesta a la desigualdad racial y social.

El sonido de la canción tiene estilo caribeño proporcionado por Olodum, grupo cultural originario de Salvador, Bahía. Esto no es casualidad. Olodum se distingue por tocar Axé, un movimiento –más que un género- musical descendiente de los sonidos que esclavos africanos llevaron a Brasil.

La razón por la que Jackson decidió que la base de su melodía fuera ésta es porque, pese a sus ritmos festivos, el Axé proclama un mensaje anti-racista, celebra el orgullo del mestizaje, la igualdad y pelea por los derechos civiles de marginados.El movimiento, surgido en Bahía, fusiona ritmos africanos y caribeños, “mezclando la música tradicional de Brasil con su música popular”, como lo describe Santiago Buck, integrante de uno de los pocos grupos de Axé que hay en México, Caboclo.

Así como Michael Jackson, el Axé ha sido influencia de diversos géneros en Latinoamérica como el Ska y el Reggae, y hasta de agrupaciones como Los Fabulosos Cadillacs. Caboclo intenta mostrar esta corriente en México, trayendo el mismo mensaje de paz y unión a través de la voz de una cantante originaria justo de Salvador, Bahía; Katy Barbosa.

El grupo acaba de sacar su primer disco “Alegría” y en YouRocket platicamos con Santiago para conocer más sobre Axé (el cual ellos, debido a las fusiones, lo llaman Samba Mestiza), su importancia, trascendencia y cómo Caboclo intenta ser un precursor del movimiento en México.


¿De qué trata específicamente el Axe Music y cómo es que llega a méxico?

Axe music es un movimiento que inició a finales de los 70, principios de los 80 en Salvador Bahía en Brasil. Es una manifestación que se da con la fusión de Samba tradicional con estilos latinoamericanos. Uno de los primeros géneros que llegó a Brasil en esa época fue el Reggae y al fusionarlo se convirtió en un estilo llamado Samba Reggae. Después, llegó también a Salvador el Merengue y gracias a esto se dio un nuevo cambio, se creó el Samba Merengue, a partir de ahí todos lo artistas empezaron a jugar con estas fusiones y a jugar con sus propios ritmos. Llegó a México por artistas no brasileños como Los Fabulosos Cadillacs, Matador tienen un poco de esta onda del Samba Reggae.

Aunque en realidad no ha llegado como tal, es decir, ha llegado gracias a personas que tienen que ver con manifestaciones afrobrasileñas. Específicamente con las personas que hacen Capoeira. En ese tiempo era el Bossa Nova, el Samba de enredo que se usa en carnavales. En los ochenta llegaron muchos brasileños a México, ellos hacían samba de enredo y otro estilo de samba que se llama Pagode, estos estilos llegaron pero realmente el Axé no. Nosotros somos un banda pionera en este estilo ya que somos los primeros que aventamos un disco que tiene estas características.

¿De donde viene el gusto e influencia del Axé Music en ustedes y cómo es que surge Caboclo?

Yo soy profesor de Capoeira del grupo Longe Do Mar. Gracias a mi maestro yo empecé a escuchar todo esto. La primera batucada en la que participé fue con ellos , además yo era músico desde antes. Me empecé a meter mucho en los ritmos, conocí brasileños, me empezaron a invitar a tocar con ellos, aprendí mucho y pues dije “ bueno, en México hay un gusto por este tipo de música”. Las pocas cosas que se han hecho son puros covers en el Carnaval de la Casa de Brasil y pues empecé a darme cuenta que en realidad sí existe el gusto.

En 2010 estaba tocando con una banda que se llamaba Axe Pracatum y fue el primer grupo con el que se intentó hacer algo así. Funcionó y empezamos a tocar en el centro. El grupo tuvo un boom, pero miembros del grupo no estaban preparados para el próximo paso. Me separo de ellos y junto con el guitarrista, Héctor González, armamos una banda nueva. Algo que tenga que ver con todo esto y además que tenga un poco de contenido que nos pueda identificar. Llegamos a la palabra “caboclo”, que significa “mezcla de indio con europeo”. Eso nos llevó a pensar que en México tuvimos la misma situación. Lo que hacemos es fusionar culturas de Latinoamérica. Pensamos que es un nombre que representa toda la ideología.

¿Existe en México una escena musical de Axe Music?

Existen otros grupos por decir Son Du Brasil, Afroblack, incluso el mismo Axe Pracatum que aún vive, algunos grupos en Guadalajara dentro de su repertorio incluyen Axé Music: coveréan a algunos artistas importantes como Ivete Sangalo o Daniela Mercury. Pero realmente no hay una escena porque todos estos grupos se presentan en lugares hechos para brasileños. No hay una expansión del género como tal, sólo es como un “ah una fiesta brasileña, con música brasileña ”, y ya. Lo que nosotros estamos generando es justo está escena, tratando de llegar al sector brasileño que hasta ahora nos ha recibido bien. Hace poco fuimos a Guadalajara y Morelia, a bares populares donde se toca Reggae o Ska y la verdad nos ha ido bien. Creemos que aunque va a ser mucho trabajo sí podemos llegar a crear una escena.

El Axé es hasta cierto punto desconocido en el aspecto mediático. ¿Cuáles son los retos de una banda que toca Axe Music en México?

El primer reto es continuar, es muy complicado tener que sacar de otros lados dinero para vivir y parte de ese dinero invertirlo en un proyecto. El segundo reto es traspasar la barrera de la segmentación, es decir, es muy marcado las personas que les gusta el Metal, el Ska, el Reggae o la Cumbia. Aunque se ha abierto un poco el panorama sigue siendo un reto. Que a alguien que le gusta el Rock diga “le voy a dar la oportunidad a un grupo que tiene destellos de rock pero no hace rock”. Ese es el principal problema que nos enfrentamos, a romper la barrera de la segmentación.

QEj6vFWQ

Ustedes definen su estilo como Samba Mestiza. ¿En qué se diferencia o qué intentan aportar al Axe Music?

De entrada el idioma, el Axé sólo existe en portugués, todo lo demás ha sido como tomar un poco de influencia. Nuestra base musical es Axe Music y el español. Fusionamos mucho más el samba con ritmos latinoamericanos. Lo que estamos haciendo es darle un carácter totalmente latino sin que se pierda la esencia de Samba. Esa es la aportación al Axe Music y también como para aterrizarlo en México porque es un nombre raro, queremos que se entienda como el mestizaje para dar a entender lo que estamos haciendo.

Lanzaron su primer disco Alegría. ¿Cuáles son los objetivos de este disco?

El objetivo primario es aparecer por fin en una escena profesional, es decir, estar el panorama de las redes sociales y las tiendas digitales. Salir del underground para comenzar a buscar popularidad. El segundo empezar a sensibilizar al público, que le de oportunidad a otro tipo de música. Ahorita lo único que hay fuera de lo convencional es el reguetón y creemos que no tiene tanto aporte. Para la fiesta está increíble, pero hasta ahí. En nuestro caso estamos tratando que a través de la alegría de la propia música la gente pueda abrir sus horizontes a nuevas culturas y adoptarlas en su país.

¿Existen lugares en la ciudad para alguien que quiera conocer Axé Music?

Como tal no hay un lugar donde se pueda ir cada viernes y saber que van a poner Axé. Existe sólo un lugar en que me parece todos lo domingos tiene un grupo de música brasileña donde también pueden legar a tocar Ax’e Music, el Comedero de Medellín.
En casa du Brasil, todos los años se hace una fiesta de carnaval y en el Centro Cultural Brasil que es aparte, hacen eventos pero son de fechas: el carnaval o la fiesta Juninha.

Si quieres conocer más sobre Caboclo visita sus redes sociales Facebook e Instagram.

Advertisement
Cargar Comentarios