Connect with us

Reviews Series

Élite, la serie que resultó ser buena

Published

on

Este fin de semana estrenó la serie española Élite, un nuevo dthriller juvenil de Netflix que está causando opiniones encontradas pero que para nuestro ojo, cumple con todo.

La historia comienza con la llegada de tres jóvenes de clase baja a Las Encinas, un prestigioso instituto que los recibe en sus aulas después de que su colegio anterior se derrumbara. Estos tres, Samuel (Itzan Escamilla), Christian (Miguel Herrán, a quien recordamos por La Casa de Papel) y Nadia (Mina El Hammani), no son bien recibidos por los alumnos y personal del instituto, Nadia en especial, discriminada por su origen musulman a quien la propia directora le pide no use su hiyab en clase, mientras que Samuel, recibe críticas por trabajar como mesero.

Por su parte, Christian, es el caemebien del grupito, quien no solo es súper carismático, sino que también ayuda a quitar tensión a la trama, pues más adelante se verá envuelto en un triángulo amoroso-sexual bien planteado. La actriz mexicana Danna Paola, interpreta a Lu, una de las estudiantes adineradas, quien inyecta “mala vibra” con un carácter frío y sarcástico hacia sus compañeros, a excepción de Guzmán (Miguel Bernardeau), otro niño rico de quién está enamorada y quien -aparentemente- es su novio.

Lo interesante de esta serie es que pese a tener comparativos con la novela mexicana RBD (por el uniforme, no más), con Gossip Girl (por la personalidad de los personajes), es que en realidad la historia se desarrolla sobre el interrogatorio póstumo a un asesinato (nada que ver con 13 reasons why), en donde se involucran los estudiantes, familiares y un ex convicto, abordando temas políticos y de sexualidad importantes que lograron fusionar muy bien.

Ramón Salazar y Dani de la Orden, los directores, ambientan de manera atinada con la ayuda de una banda sonora que refleja tanto los gustos propios como el interés de que la serie suene contemporánea y que beneficie las escenas, pues The National, La casa azul, Love of lesbian y Dorian, dan la melodía al thriller. Las actuaciones de todos son magníficas, pues se supone que todos rondan entre los 16-18 años, pero con un perfil grande de madurez, en donde hacen presencia tres actores de la aclamada La casa de papel: Jaime Lorente (Denver), María Pedraza (Alison Parker) y Miguel Herrán (Río).

Para los que ya estamos más grandecitos, este tipo de series te hacen regresar con nostalgia a revivir tus años mosos, recordar la escuela, las fiestas y las amistades que formaste ahí, reflexionar y poner atención a los pequeños detalles.

Después de Las Chicas del Cable y La Casa de Papel, Netflix nos engancha nuevamente con Élite, y solo podemos decir que estamos más que listos para una segunda temporada.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: Gods and Monsters!

Publicado

on

Supernatural regresa con un gran segundo episodio

A pesar de tantos años al aire, la serie sigue dando sorpresas e historias que siguen siendo un atractivo.

Michael. El episodio comienza con la loca misión de Michael que mezcla la gracia angelical con la sangre de los monstruos. Está experimentando para crear algo nuevo. Eso complica las cosas para nuestros cazadores, pero también plantea la cuestión de qué está creando realmente Michael. Todo esto es parte de algo más grande y desagradable en el camino. 

Jack sigue frustrado por su falta de gracia angelical, ha decidido rehacer su vida y superarse. Castiel tiene otra discusión con Jack, realmente se está volviendo bueno en este tema. “El pasado, de dónde vienes, es importante, pero no es tan importante como el futuro y hacia dónde te diriges”, le dice Cas, mientras exalta las virtudes de la paciencia y la persistencia. Jack va a necesitar todo eso, dado sus poderes, ya que podría demorar entre un mes y cien años en volver. 

La escena con Jack y sus abuelos, que creen trágicamente que solo es un compañero que trabajó con Kelly Kline, fue realmente estupenda de ver. Jack no reveló su verdadera identidad, a pesar de la forma en que los abuelos hablaron con él. Cuando Jack regresó al búnker, Cas podría haber ido por él. De hecho, ese es el tipo de conflicto que normalmente veríamos cuando Sam y Dean tienen sus principales desacuerdos. En cambio, Cas se ablandó y le dijo a Jack otra perspectiva: “Lo que hiciste, lo hiciste desde un lugar de bondad. Hay peores formas de ser un humano y es ser amable.“

La escena entre ellos, sobre todo en la manera que está filmada, y la decisión de que Jack está dispuesto dejar morir a Dean, a cambio de que todos los humanos sean salvados en la Tierra, mostrandolos separados, es un gran detalle visual.

La tercera sub-trama fue la del origen de Nick. Nick descubre que el brutal asesinato de su familia hizo que Lucifer lo poseyera. Cuando Nick descubre que el asesinato aún no está resuelto, se envuelve en dolor y, en último momento, lleno de ira, Nick hace el “chasquido de Lucifer” en Cas, sin darse cuenta de que todavía tiene un poco de Lucifer en su ser. Nick tiene el potencial de ser un asesino en serie, convertirse en un villano. Ha estado poseído por el mal durante tanto tiempo, seguramente algo de eso se eliminó. Pero, después de verlo en este episodio, vemos esos efectos persistentes saliendo a la luz. Primero, los escritores nos hicieron sentir empatía hacia Nick y su humanidad. Entonces, cuando él mata a Arty, su viejo vecino, simplemente deja salir el mal y se da cuenta de lo que ha hecho.

Gods And Monsters termina con Sam, Mary y Bobby enfrentándose a “Michael”, iluminado por una luz roja que fluye a través de las ventanas. Cuando se acerca lentamente, se deshace de ese sombrero de época y se deja caer al suelo, vemos que todos los gestos del malvado arcángel se han evaporado. Dean está de vuelta. ¿O eso creemos? Nos quedamos con pensamientos paranoicos, ya que no sería extraño que el arcángel se infiltrara entre los cazadores para saber su verdadero plan. Este episodio fue mejor de lo que tenía que ser. 

Calificación: 5/5

Continúa leyendo