Entrevista con Sebastián Hofmann director de “Tiempo compartido”

Sebastián Hofmann , es un cineasta y artista visual mexicano, su trabajo ha sido presentando en los Festivales de Rotterdam, Locarno, Sundance y Berlín, entre otros. Fue director de fotografía de los reconocidos documentales: ´´Canícula´´´ (2012), ´´Eco de la montaña´´ (2015) y ´´Los Ojos del mar´´ (2017).
Con la cinta Halley hace su debut como director, su ópera prima fue seleccionada en más de 70 festivales internacionales.

Sebastián ha ganado varios premios incluyendo Mejor Nuevo Director en el Festival de Cine de Munich, los premios Noves Visions, en el festival de Cine Fantásticos de Sitges y mejor película en el London Film Festival.

Es cofundador del estudio “Piano”, una casa productora de cine alternativo y distribuidora de cine de autor establecida en la Ciudad de México.

Actualmente está presentando su segundo largometraje, titulado: ´´Tiempo Compartido´´ y tuvimos la oportunidad de platicar con él:

¿De dónde nace la idea de hacer tiempo compartido?

Bueno viene de… Quería como basar una película dentro del universo siniestro, macabro y al mismo tiempo absurdo de ventas de tiempos compartidos. En algún momento durante mi infancia mi mamá vendía tiempos compartidos, yo viví en un hotel de estos todo incluido un año en Puerto Vallarta. Entonces pues eso, ahí como que nace la idea de basar una historia ahí en este mundo.

¿Cuáles son tus influencias cómo director?, ¿En qué te basaste para hacer la película?

Bueno son muchos, yo de niño me obsesione con el cine de horror y eso pues me duró hasta que justo empecé a estudiar artes plásticas, yo quería ser artista en un principio, caí en las garras del cine.

Pero sí sobre todo el cine de horror, gente como: Wes Craven, Carpenter, Dario Argento , David Cronenberg…

Y luego descubrí a los poetas del cine, más que nada me enamore de los ´´absurdistas´´, de los surrealistas como: Luis Buñuel, David Lynch, Federico Fellini, Stanley Kubrick…

Me encanta, creo que en todas sus películas hay un sentido del humor como muy sofisticado, muy elevado, que quiero pensar que es o le intentó, que así sea el sentido del humor de mis películas.

¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de escribir un guion?

Bueno, mis dos largometrajes los escribí junto con Julio Chávez Montes, entonces yo llego con la idea de la película, y él estudio letras, él estudio literatura, es un hombre que lee mucho y sobretodo lee mucho teatro; entonces creo que él piensa mucho en la estructura. Yo vengo más de las artes visuales entonces yo pienso en imágenes, pienso en atmósferas, las películas para mi se sienten como un sueño y él me ayuda mucho a estructurarlas y a darles forma, una forma narrativa, una estructura un poco más aristotélica, un poco más clásica…

¿Es difícil escribir un guion a cuatro manos?

(Risas) ¡A cuatro manos! No, a mi  me parece más fácil que escribir un guion a dos manos.

Me llama mucho la atención: La atmósfera que logras crear en la película, ¿Cómo trabajaste con el fotógrafo?

Bueno Matias Penachino, es un virtuoso de la luz, es un extraordinario artista, me parece, y  creo que yo desde el principio le plantee la idea, de qué la película quería que se sintiera artificial, que en ningún momento se sintiera realista.
De hecho yo me alejo, creo que mis películas se alejan lo más posible del realismo y entonces partiendo de ahí pues Matías propuso como toda está cosa de usar colores que no tienen nada que ver con la realidad, que la lavandería del Hotel fuera verde con rojo, los exteriores incluso los iluminaba para que se sintieran híperrealistas, creo es la palabra es una película que se siente ´´hiperreal´´ y todo parece como sacado de un catálogo de revista turística, como un catálogo de revista de los aviones, cuando ves los paquetes vacacionales. Queríamos que la película tuviera esa textura artificial.

¿Cómo trabajas la dirección de actores?

Cada actor es un universo diferente, entonces con cada actor trabaje de diferente forma, yo no había trabajado con tantos actores y sobretodo con actores como de esta envergadura, entonces pues llegue yo con mucho humildad, con mucho respeto a los años de trabajo que ellos tienen puestos, a su escuela, todos los actores protagónicos de esta película vienen del teatro, Casandra, Monserrat Marañón, Luis Gerardo Méndez, Miguel Rodarte… Vienen del teatro, entonces fue hablar mucho, fue confiar en su talento,que son extraordinarios actores y fue sobretodo hablar para llegar a entender la película de la misma forma y una vez que vimos la película de la misma forma yo los dejé hace su trabajo, no quise entorpecer eso, su ´´chamba´´…

Por último ¿Podrías darle un consejo a las personas qué quieren hacer cine?

Pues yo creo que los que llegamos a hacer cine, somos los que aguantamos vara, es una chamba de resiliencia, es una chamba de resistencia, porque pues no está fácil, pero somos los que a pesar de las tormentas y los huracanes quedamos ahí parados todavía y eso tiene que ver con una pasión, yo creo que si lo quieres tanto lo vas a hacer no importa qué, cualquier cosa no sólo cine, lo que sea, es que tanto lo quieres,  y es eso, es resistir, resistir… Hasta que se vuelva una realidad.

Artículo anteriorEl Justiciero 2, larga de drama pero corta de balas
Artículo siguienteEl tiempo compartido del paraíso falso
Nació el 21 de Junio en la Ciudad de Toluca. Desde muy pequeña mostró un interés especial por la escritura, sus primeros cuentos los escribió cuando tenia 11 años. Acabados sus estudios obligatorios, su vida da un giro de 360º pues Jessica decide entrar al mundo del cine donde aprendió que no hay que hacer caso de los que te halagan y menos de los que te ignoran o humillan. También conoce el cine de Xavier Dolan quién ha influenciado su obra y de quien es fiel seguidora, pues después de que vio la película Amores Imaginarios decidió que quería hacer cine siempre.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here