Connect with us

Reviews Cine

El terror sin explicación en 22 July

Published

on

El gigante de streaming, Netflix, llegó al Festival Internacional de Cine de Toronto con una historia verdaderamente impactante basada en hechos reales llamada 22 July. El filme narra los violentos ataques del 22 de julio de 2011 ocurridos en Oslo y Utoya, Noruega, que dejaron 77 muertos y muchos heridos.

En este filme, su director Paul Greengrass (a quien recordamos por la trilogía Bourne), nos da el enfoque que tiene Anders Behring Breivik (Anders Danielsen Lie), un autodenominado extremista cristiano de derecha con odio hacia los musulmanes, mismo que detonó una bomba en la sede del Primer Ministro, en Oslo, con la que causó ocho víctimas, tras salir de su casa manejando una van con explosivos y abandonarla en el mismo lugar.

Después, vestido de policía, tomó un ferry hasta la isla de Utoya, en las afueras de la capital, y asesinó a sangre fría a adolescentes que asistían a un campamento juvenil del Partido Laborista. Según el reporte de la policía local, 69 personas perdieron la vida en ese segundo atentado. Esta emocional historia recae en su protagonista o sea, el terrorista que en ningún momento se muestra arrepentido tras el atentado. También Greengrass nos explica lo que que siguió para el país hacia la reconciliación y la recuperación.

Greengrass construye una película de emociones y dudas con base al libro “One of Us” de la periodista Asne Seierstad, en donde se dedicó a analizar el caso del hombre atacante, que curiosamente, resultó ser un cercano a ella, y que al inicio de la película realmente te cuestionas qué es lo que ha obligado a este atacante a cometer tal delito, que se condensa en su buena producción para lograr ejemplificar ambos ataques, rodada con cámara en mano y con el ritmo que caracteriza el cine del director y quien se dedica a explorar lo que pasó después de los atentados.

Un filme que nos proyecta por un lado, la lucha por la supervivencia y la superación del atentado de uno de los adolescentes y los problemas de violencia en todo el mundo, Viljar Hansen (Jonas Strand Gravli) que logró salir del campamento con vida, pero muy herido y con ganas de venganza, por otro, el proceso en la que el asesino prepara su defensa para el juicio junto a su abogado.

Cabe destacar que 22 July está formada íntegramente por actores noruegos hablando inglés, los cuales brillan por sus actuaciones y acento (algunos jóvenes estaban por primera vez ante la cámara), que ayudan a consolidar una película repleta de diálogos que para nada se sienten forzados pesé a su duración de un poco más de 2 horas.

Advertisement
Comments

Reviews Cine

Venganza, ¿Más de lo mismo?

Publicado

on

Liam Neeson se ha encasillado en protagonizar películas de acción con alto contenido violento y donde el tema principal es la venganza.

Desde Taken en 2008 lo hemos visto una y otra vez interpretar el rol del personaje que se ve afectado por la misteriosa muerte o desaparición de alguien cercano orillándolo a buscar venganza o redención.

Cold Persuit o Venganza bajo cero no es tan diferente a las demás, presenta la historia de un tranquilo quita nieve que vive en paz con su familia, pronto su armonía se ve afectada por la muerte de su hijo y conforme transcurre el tiempo va descubriendo a los responsables de su dolorosa pérdida.

El film es protagonizado por Liam Neeson (El pasajero, 2018) Tom Bateman (Vanity Fair, 2018) Laura Dern (Big Little Lies, 2016) y Emmy Rossum (You´re not you, 2016) entre otros y dirigida por el noruego Hans Petter Moland quien nos trae el remake de su película Kraftidioten de 2014 y que fue estelarizada por Stellan Skarsgard (River, 2015).

La cinta no toma riesgos, va por lo seguro e incluso se nota que no se lo tomaron en serio ya que tiene un toque de comedia, pese a la situación de estar viendo asesinato tras asesinato.

Las actuaciones son medianas, Neeson ha actuado tanto de lo mismo que resulta familiar, ya sabes lo que hará y dirá, su personaje es muy predecible mientras que Bateman sigue sin convencer por no decir que aún no sabemos si ese es su nivel de actuación o aun no encuentra el proyecto por el cual tenga que comprometerse y demostrar que por algo es actor.

¿Más de lo mismo? Si, pero no es aburrida, cumple con el objetivo de entretener al espectador con secuencias de acción, violencia, humor y drama, una alternativa de perder el tiempo sin hacerte sentir mal, perfecta para aquellos que buscan distracción momentánea sin adentrarse en un historia profunda.

Continúa leyendo