Connect with us

Butaca Alternativa

El Resplandor: El rostro morado de la muerte

Published

on

Aunque en la novela esta traducido como el “ESPLENDOR”, tanto en la portada del libro, como en la película, la llaman –EL RESPLANDOR-.

Una de las mejores novelas (La tercera) del autor al que no le enseñaron a resumir en la escuela, pero a diferencia de “IT”, esta novela y sus introducciones o flashbacks te llenan de suspenso y dan miedo las narraciones, debido que no envejecen los personajes que salen aquí, muy diferente de “ESO” que ya no dan miedo los hombres lobo o los vampiros(Gracias a Crepúsculo) ni las momias, aquí los protagonistas que están para matarte, siguen dando miedo y lo que menos quieres ver es aun muerto que esta en la tina de baño de una habitación y las puertas se cierran y sientes como con sus manos moradas te aprieta el cuello y tu tienes cinco años de edad, no puedes salir y sabes que tienes un don y no lo puedes usar, porque a veces, según los “expertos”, solo con cerrar los ojos y volverlos a abrir “las cosas desaparecen”, pero a veces no.


Esta novela la hicieron película, y los Simpson tuvieron un capitulo dedicado a la misma película, en sus especiales de noche de brujas, pero en la película como en otras, que se han filmado basándose en libros, no ven lo que realmente pasa, hay imágenes que se nos quedan grabadas en la mente, y cualquier parodia, o referencia a esas películas las identificamos muy bien.

Podemos ver a –Jack– rompiendo una puerta con un hacha y asomándose, a su esposa –Wendy– aterrorizada o a su hijo –Danny– paseando en un triciclo de plástico y encontrándose a unas gemelas, mismas que su papá las había matado en un invierno pasado, o una maquina de escribir con muchas hojas redactadas con la misma frase, “All work and not play makes Jack a dull boy” (Todo el trabajo y no jugar hace que Jack sea un chico aburrido) y una vez más los Simpson se burlaron de esto, “Sin comida y sin cerveza Homero pierde la cabeza”

Una gran novela para entender la cultura pop, pero casi nadie te dice los antecedentes del protagonista que a diferencia de la película que se queda congelado, en la historia se muere dentro del hotel, y el hotel queda destruido producto de una explosión de una caldera que se conjuga con el gas para las cocinas y acaba explotando todo el hotel. Y que incluso no lo mencionan en otros lados, pero aparte del laberinto existían animales, que los jardineros iban dando formas a los arbustos y así uno de ellos un conejo estaba apunto de matar a Danny y a su mamá y cuando el hotel explota estos animales correr para sacrificarse y acabar con su malévola no-vida entonces el autor nos describe que corren a estrellarse con la malla para destruir toda su forma de animal que algún jardinero ya le había dado.

El Tener el “El esplendor” como lo dice lo dice Hallorann, es un don que te da visiones de lo que va a pasar en un futuro, y para él se presenta con un olor a naranjas y ese aroma le llega cuando Danny lo necesita, no es que le llegue la idea como mensaje, pero si tiene ese “esplendor” y va en su ayuda. Y es uno de los tres que sobrevivieron, el papá de Danny al ver todo lo que era su pasado, como lector, te das cuenta de que si a alguien el hotel lo puede manipular es a él, y no a otras personas, a pesar de que ataca a todos, con Jack tiene un buen aliado.


Un alcohólico en recuperación, pero una persona que no se ha atendido en el manejo de la ira, y un profesionista que ya ha tenido triunfos en la redacción de varias historias y es admirado por su soltura como docente en la escuela, ha ido cayendo en desgracia por el alcohol y sus ratos de mal humor no controlado lo llevan caer en desempleo y tomar un trabajo como vigilante de un hotel al que no se puede llegar durante el invierno.

Jack y un amigo mismo que le consiguió la entrevista para que trabajara en ese hotel, ya habían tenido varios problemas por andar tomando sin medida, en una ocasión mataron a un ciclista y ninguno de ellos, se hizo responsable pero no sabemos como se siente el amigo, y si como esta nuestro protagonista.
Como profesor a un alumno que estaba en un debate, y tartamudeaba mucho cada que se ponía nervioso y era insoportable que defendiera un punto lo saco de un debate y el alumno muy furioso le fue a ponchar las llantas de su auto con un cuchillo y el lo sorprendió y lo agarro a golpes, perdiendo la cordura y no recordando lo que había pasado, en otra ocasión por regañar a su hijo se volvió a salir de sus cabales y le rompió el brazo a su hijo, todo eso mientras estaba bloqueado de una obra de teatro que estaba escribiendo y que nunca acaba, porque sus intenciones son terminarla en el hotel.
De esta manera, podemos ver que, si los fantasmas lo ayudan para matar a su familia, es porque Danny y Wendy tienen una mente difícil de controlar y no hay forma de poseerlos para hacerlos parte del hotel.
A qui la triste realidad es, que no nos dicen que Jack ya era malo, antes de ir al hotel, y no se volvió malo por el hotel.

Advertisement
Comments

Entrevistas Cine

El Hijo del Santo nos habla del documental que repasa el legado del personaje

Publicado

on

Captura El hombre detrás de la máscara

El Hombre detrás de la máscara representa el regreso a la pantalla grande para el más icónico personaje de la lucha libre y la cultura popular mexicana, El Santo. El documental muestra el lado más íntimo del legado del Enmascarado de Plata, haciendo un repaso por la carrera de padre e hijo a través de diverso e inédito material de archivo y anécdotas personales del mismísimo Hijo del Santo.

La película, dirigida por Gabriela Obregón, tardó algún tiempo en estrenarse, sin embargo, ya por fin podremos verla en cines. Como parte de su estreno, en YouRocket hablamos con el Hijo del Santo sobre el documental y sus planes a futuro.

Cómo surge la idea de hacer el documental?

Yo tengo muchas cosas guardadas y conservo cosas de mi padre, trofeos, máscaras, vestuario y entre todo esto también material de películas en diferentes formatos, familiares, de luchas que yo mismo filmaba con mi camarita de 8mm. Todo esto se lo mostré a la productora Gabriela Obregón y a ella le nació la idea de compartirlo con el público, hacer con todo este material una historia.

En la película conocemos todo el legado de El Santo, pero desde una perspectiva íntima. La película se cuenta a través de tu historia, ¿En qué momento y por qué se decidió que el documental fuera así?

Hay mucho material que ya se conoce de El Santo y de El Hijo del Santo, entonces la idea era compartir con la gente algo que no conociera. En primer lugar, pues imágenes inéditas que jamás habían sido publicadas y también temas que El Hijo del Santo guarda para sí mismo y no los comparte con el público. Si hubiéramos hecho un documental sobre mi carrera pues la gente ya la conoce, quizá ya no hubiera sido tan atractivo como ver algo que van a descubrir, van a darse cuenta del porqué de muchas situaciones. Eso es lo interesante de El hombre detrás de la máscara y por eso se llevó por ese camino.

Vemos una gran cantidad de material de archivo y mucho de eso, como dices, es inédito. ¿Qué material fue difícil dejar fuera?

Tenemos, sin exagerar, más de 15 horas de material y Gabriela con los editores fue quienes eligieron. Ella conoce muy bien la historia, entonces para ella lo que era más trascendente en mi vida fue lo que eligió. De hecho, al principio estaba demasiado largo y tuvieron que irlo cortando , y quedó lo esencial, lo que realmente trascendió en mi vida. Si le preguntaras a ella, te contestaría lo difícil que fue, porque es material muy valioso todo.

¿Ese material que se quedó fuera se podrá ver de alguna manera en un futuro?

A mi me gustaría mucho que se subiera a alguna plataforma, para que la gente lo pueda ver en su casa. Después no sé si en DVD, pero seguramente sí lo podremos ver después en otras plataformas.

También en el documental vemos, por un lado, la evolución del personaje de El Santo, tu padre, primero como un deportista, después como un ídolo popular, luego como una celebridad, hasta llegar a una especie de producto; pero también vemos que tuviste que llevar la lucha libre a otros países, ¿temes que se pierda la tradición esencial de El Santo como luchador, es decir, que mucha gente prefiera más portar una playera de él que verlo arriba de un ring?

Pienso que esa tradición jamás se va a perder, se perdería de alguna manera si ya no hubiera otra generación. Obviamente para ver a El Santo lo tienes que ver en vivo, lo que yo he hecho en mi carrera pues la gente lo ha disfrutado viéndome en el ring, pero si me retiro de la lucha libre y no hubiera una tercera generación, la gente ya no tendría al personaje de El Santo en un ring. Entonces, pues espero que la tercera generación que es mi hijo, Santo Jr., pueda hacer una carrera exitosa para que las nuevas generaciones sigan disfrutando al personaje arriba de un cuadrilátero, pero si no, no pasa nada, queda el recuerdo de El Santo y El Hijo del Santo, y seguir trabajando con el personaje en películas, historietas, cine.

El año pasado hubo una polémica por una posible proyección de las películas de El Santo en la Cineteca, existe este debate entre los que las consideran un churro y los que le ven una valor artístico; mientras en otros países son consideradas como verdaderas obras de culto, incluso hay cineastas europeos interesados en las películas de El Santo y en su remasterización, ¿Qué piensas sobre eso?

Pues no soy un experto en cine, pero a veces los mexicanos pisoteamos a los mismos mexicanos cuando tienen éxito. Cuando las películas de El Santo eran catalogadas en México como churros, en Europa se catalogaron diferente, y de pronto todos lo críticos de cine tuvieron que tragarse sus palabras y yo pienso igual que mi padre, yo creo que sus películas no son ni de concurso, ni para festivales, pero cumplen un cometido que es divertir de una manera sana y familiar. No sé si sean o no de culto, pero son películas que cumplen su meta y además todas fueron taquilleras. Son películas que aunque ya hayas visto 10 veces te siguen divirtiendo.

Se podría decir que los personajes de El Santo y El Hijo del Santo regresaron a la pantalla grande gracias a este documental, ¿te veremos en una película de ficción?

Me gustaría mucho. Han pasado algunos años de que hemos tenido acercamiento con diferentes directores y productores, aunque no se ha concretado nada. Espero que El hombre detrás de la máscara sea un parteaguas para que los productores se animen a hacer una película de aventuras. Alguna vez estuvimos en platicas con Alex de la Iglesia, finalmente no se concretó nada; con Guillermo del Toro también ha habido coqueteos; por ahí Tim Burton habló de que era fan de El Santo, por mi parte yo estoy abierto.



Sería grandioso algo de El Santo con Alex de la Iglesia o Guillermo del Toro…

La única condición, y Alex de la Iglesia me lo dijo con una frase que me encantó, es que “una película de El Santo sin El Santo no es del Santo”. Es decir, que a El Santo no lo puede interpretar ningún actor porque es real, entonces, el protagonista obviamente tendría que ser El Hijo del Santo o, posiblemente, el Santo Jr. que es más joven, más alto, trae 90 kilos, como héroe sería ideal.

Tienes pensado un museo de El Santo, ¿cómo va eso, es posible que lo veamos pronto?

Es un deseo que espero se pueda concretar en la Ciudad de México, he solicitado apoyo de autoridades. Necesitamos el apoyo de la iniciativa privada o del gobierno porque es una inversión fuerte, yo tengo los objetos pero necesitamos un espacio grande, adecuado, todo lo que requiera un museo. Además de una curaduría para que todo luzca. Si yo tuviera el dinero para hacerlo ya no andaría pidiéndole favores a nadie, por eso ando tocando puertas.

Además del museo, ¿tienes algún otro proyecto para el futuro?

Espero que pronto ya puedan ver la serie de El Santo, es una bioserie que se está escribiendo, andamos trabajando en ella. Tiene que ser una serie muy bien hecha y también un poco como El hombre detrás de la máscara: compartir cosas que no saben de El Santo. Yo tengo muchas cosas de mi padre que él mismo grabó y escribió para sí mismo con el fin de compartirlo con el público.

Continúa leyendo