Connect with us

Reviews Series

El Otro Turismo: Dark Tourist, explora el lado oculto del mundo

Published

on

Desde hace muchos años, las experiencias turísticas han estado diseñadas para ser completamente familiares porque desde el punto de vista comercial, el éxito de los resorts se basa en la regla de “entre más, mejor”. Pero qué ocurre cuando los visitantes buscan conocer algo más allá, algo exclusivo, porque visitar rincones del planeta que siempre soñaste ya es posible de una manera más amable, pero hay quienes quieren vivir algo fuera de su rutina, casi al grado de convertirse por un instante en alguien más.

Precisamente David Farrier te pone al filo de esa situaciòn con El Otro Turismo, que en 8 episodios para su primer temporada, te llevará a conocer lo que no aparece en la publicidad luminosa de las agencias de viajes.

Por ejemplo, en una de sus travesías nos lleva a conocer Toraja, un conglomerado de pueblos de Indonesia, dónde en algún momento los tabloides sensacionalistas y los youtubers, comenzaron a circular la leyenda urbana de que los lugareños habían logrado recusitar a sus muertos mediante un ritual ancestral. Esta leyenda se sostenía con la existencia de unas fotos perfectamente planeadas y cuidadas para que diera la impresión de que los cadaveres eran capaces de incorporarse para cambiar sus ropas murtuorias y así lucir una imagen macabramente renovada.

Obviamente todo esto es un hecho exagerado, lo que en realidad ocurre es que si, sacan a sus muertos de sus lechos y toda la familia pasa tiempo con ellos, los tratan como si estuvieran verdaderamente vivos y los procuran con ofrendas, los ponen al día contándoles lo que ha ocurrido en su círculo hasta la fecha para volver a enterrarlos. Todo esto tiene lugar mientras se realiza una fiesta que incluye el sacrificio ritual de los animales que serán parte del banquete de celebración.

Para poder apreciar estas imágenes se tiene que considerar que el espectador pondrá verdaderamente a prueba su tolerancia y apertura, porque muchos de estos rincones que nos presenta Farrier, están a la vuelta de la esquina y a pesar de eso, se desconectan por completo de nuestra cultura y buenas costumbres y hasta pueden llegar a chocar con lo que nosotros consideramos “civilizado”.

David Farrier prácticamente llega a dónde ninguna cámara se ha atrevido, e incluso hay sitios donde no le permiten grabar libremente o le ordenan tapar el lente de su cámara. Dado el planteamiento de cada episodio y las circunstancias en las que estuvo junto con todo su equipo, hace que desde el otro lado de la pantalla surja la empatía y la angustia a cada momento que la toma se oscurece.

En un episodio más visita Colombia, dónde conoce al mismo “Popeye” Velásquez un ex-sicario de la mafia de Pablo Escobar que se ha hecho de renombre como youtuber y guía del recorrido turístico de la caída del cartel de Medellín. En este territorio se abordará la cruda formación de un asesino del cartel, a quienes se les enseña a quitar una vida desde muy temprana edad para evitar que desarrollen una empatía que les impida “realizar su trabajo”.

El turismo oscuro puede ser un concepto que encierra un peligro latente y que gracias a documentos como este, podemos dar fe de que se está llevando a cabo desde hace muchos años de manera discreta y que en realidad nuestra tolerancia y criterio aún puede escalar a niveles insospechados y que muy posiblemente tenga un limite más corto del que podemos suponer. Mientras en muchas sociedades se pelea por la inclusión de género, por la imposición de un regimen dietético vegano y por establecer nuevos derechos para que no exista la discriminación, en otros lados del mundo el tiempo se detuvo y este tipo de cosas no significan nada contra las tradiciones ancestrales y las necesidades básicas más apremiantes de enormes grupos y asentamientos que hemos ignorado por muchos años.

No duden en tener esta serie entre su lista de pendientes porque descubrirán el lado de nuestra realidad que complementa la maravilla de recorrer el mundo.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Spear!

Publicado

on

Supernatural acaba de aplicar un Thanos…

Este final de mitad de temporada comenzó  a sentirse como un episodio bien armado con una buena fotografía y tomas, reuniendo varias cosas presentadas en episodios anteriores y atándolos de nuevo con la confrontación final con Michael. Jack todavía está lidiando consigo mismo de haber sido revivido, mientras que Cas continúa manteniendo secreto su trato con The Empty. Hay un par de momentos que evitan que el episodio sea demasiado oscuro. La videollamada de Ketch sobre el envío del arma que los chicos necesitan por correo fue un momento realmente gracioso y aunque el cameo de Ketch es agradable, esperemos que ya este de regreso. 

Este episodio trajo de regreso a Garth, el cazador convertido en hombre lobo, enviandolo en una misión especial para ver para qué ha estado haciendo Michael con los monstruos. Garth siempre ha sido un personaje secundario, pero bien utilizado. Aunque él mismo ha pasado por cosas realmente severas, nunca ha perdido ese toque humorístico, por lo que verlo en presencia de Michael, al experimentar este ‘cambio‘, lo pone un tanto nervioso. Dicho esto, la situación de Garth lleva a Sam a sentirse más culpable sobre quién envía a las misiones, y eso hace que tal vez las decisiones de Sam cambien en el futuro.

Lo principal de los Winchester es obtener la lanza de Kaia, la única arma que saben que puede dañar seriamente a Michael. Aquí hay un gran problema: Dean no fue entrenado en el arte de sostener una lanza. Oops.

Antes de que nos preocupemos por el deslucido manejo de la lanza de Dean, hay un momento divertido cuando los chicos están listos para enfrentar el arcángel. Como los Winchesters, Cas y Jack avanzan para enfrentarse a Michael con posibilidades imposibles. Durante la pelea final, el manejo de la lanza de Dean es mejor de lo que se mostraba al principio, pero aún así no logra mucho más que un rasguño. Pero eso no es lo que termina destrozando a Dean. Dean empieza a marearse y recordando los momentos donde Michael lo poseía y booom, Michael está de regreso en el cuerpo de nuestro querido Winchester.

El plan de Michael de apoderarse de Dean nuevamente tiene mucho sentido. No había ni razón para que abandonara a Dean en los primeros episodios de la temporada. Pero a medida que los episodios progresaron y nos desviamos, quedó menos claro que fue lo que impulsó a Michael a salirse de su cuerpo. Fue realmente inteligente, y me hace preguntarme cómo superarán a un enemigo que trata al mundo como un rompecabezas.

Un chasquido de dedos señala la orden de Michael de comenzar una invasión en una gran ciudad. El final es a la versión de Thanos de Infinity War.

Calificación: 5/5

¡Nos vemos el 17 de Enero con más episodios!

Continúa leyendo