Conecte con nosotros

Cine

El Muñeco Diabólico

Publicado

en

childs-play-movie-2019
Imagem Filmes Latam

Siete películas después y en esta época de reboots, era cuestión de tiempo para que el muñeco diabólico tuviera un nuevo inicio. Ahora, la maldad del muñeco no viene del voodoo, sino de la tecnología e irresponsabilidad humana. En efecto, estamos ante una versión milenial del clásico de slasher: La empresa que hace al juguete asesino es ahora una especie de Apple y Chucky una especie de Hal 9000. Quizá el nuevo diseño del juguete incomode a algunos, pero al menos se le encuentra una solución al problema que se hacía más evidente conforme avanzaba la saga: Chucky ya tiene un verdadero poder y ya no nomás el “¿cómo que asesinó a fulanito si nada más es un muñeco?”.

A poco más de 30 años desde que un asesino en serie realizara un ritual voodoo para transferir su alma a un muñeco tras ser perseguido por la policía en la primera entrega de Chucky (Child’s Play, Tom Holland, 1988), el muñeco diabólico regresa no sólo con nuevo origen, también con nueva apariencia, mitología y hasta voz. Brad Dourif, quien vocalizara al muñeco en las 7 películas anteriores, ya no lo es más. La responsabilidad ahora corre a cargo de la demencial voz de Mark Hamill (conocido por ser Luke Skywalker, y voz del Joker en Batman: The Animated Series). Mientras que Don Mancini, el creador de la saga, no tiene más referencia en los créditos que la de “basado en los personajes de…”.

En una remota fabrica en Vietnam, un trabajador sabotea el software de un muñeco Buddi (en entregas anteriores conocido como Good Guy) para “desquitarse” de su jefe. Así que, casualmente, ese muñeco va a dar con la madre de Andy (Gabriel Bateman), Karen (Aubrey Plaza), una cajera de supermercado, tras ser devuelto por un cliente debido a sus imperfecciones. Es allí donde la madre soltera Karen ve la oportunidad de obsequiarle a su hijo algo fuera de su presupuesto por su cumpleaños.

El director Lars Klevberg y el guionista Tyler Burton Smith exploran la relación de un solitario Andy entrando a la adolescencia con Chucky quien funge no como un juguete cualquiera, su inteligencia artificial le permite ser una especie de compañero al estilo de E.T., el gigante de acero o demás personajes del tipo. Gracias a Chucky, Andy consigue hacer amistad con los otros muchachos del edificio, formando un “equipo” de amigos como en las entregas de IT o, recientemente, Stranger Things.

De la misma manera que las obras antes mencionadas, obviamente todo se desarrolla para que el crew de chicos se enfrente en algún punto al muñeco diabólico. El origen de la maldad del muñeco es quizá una de las cosas más obvias por el hecho que está de moda (gracias Black Mirror). En las entregas originales se trataba de un suceso simple: el muñeco tenía el alma de un psicópata, así que quería el cuerpo de Andy para volver a ser humano. En la nueva Child’s Play se intenta darle un mayor contexto, Chucky es un robot con un avanzado software que le permite aprender al conectarlo vía USB a un smartphone o a la nube, como si fuera una Siri, pero también aprende de su entorno convirtiéndose en un Hal9000 que es capaz de controlar otras tecnologías.

Child’s Play (2019) intenta dar mayor sustento a las motivaciones de los personajes con la inclusión del aspecto tecnológico, y cuyo clímax lo demuestra. Sin embargo, la cinta sufre de un contradictorio problema: se aleja deliberadamente de la esencia de los otros filmes, lo cual causará cierta incomodidad en algunos fans, y de la misma manera se siente como una película que ya hemos visto en demasiadas ocasiones. Aunque a favor hay que decir que la violencia gráfica no falta, si bien abusa de los jump scares y el tercer acto es demasiado condescendiente, Child’s Play funciona como un demencial entretenimiento pasajero.

Seguir Leyendo
Comentarios

Criticas Cine

Netflix: What Did Jack Do? David Lynch celebra su cumpleaños interrogando a un mono

Publicado

en

4

Inland Empire (2006) fue el último largometraje de David Lynch. Han pasado 14 años desde entonces y, contrario a lo que parezca, el director de Blue Velvet está lejos de retirarse del cine. En ese lapso, su carrera ha estado más enfocada a la pintura, como se vio en el documental David Lynch: The Art Life (Nguyen, Barnes y Neergaard-Holm, 2017), y a otras expresiones artísticas como la música -lanzando los álbumes Crazy Clown Time (2011) y The Big Dream (2013)- y a la literatura con el libro Room to Dream, autobiografía hecha en colaboración con la periodista Kristine McKenna. Respecto al cine lo más cercano que hemos tenido fue la tercera temporada de Twin Peaks y diversos cortometrajes; el último lanzado sin mayor aviso, en colaboración con Netflix y conmemorando su cumpleaños 74.

Dirigido, escrito, editado, mezclado y hasta haciendo el diseño sonoro, el cortometraje de Lynch, What Did Jack Do?, es todo lo que esperamos de alguien que hizo películas tales como Eraserhead (1977), Lost Highway (2001) o Mulholland Drive: extrañamente entretenido, divertido, absurdo e increíble. Filmado en blanco y negro y con una duración de 17 minutos, el corto nos muestra en escena a dos personajes, el mismo David Lynch y un mono en una sórdida cafetería dentro de alguna estación de trenes.

1

El atormentado mono capuchino, nombrado Jack Cruz, es interrogado por el propio Lynch en modo detective quien nos recuerda al agente del FBI Gordon Cole de Twin Peaks, no por los gritos que aquel personaje pegaba, sino por la atmósfera equivalente a las secuencias más extravagantes de la tercera temporada (episodio 8, por ejemplo) con un oscuro escenario impregnado por humo de cigarro y olor a café, así como una iluminación y escenografía digna del expresionismo alemán, y una textura en la imagen que la hace parecer un found footage encontrado en alguna nave espacial. Un estilo que también rememora a Eraserhead.

What Did Jack Do? es básicamente una conversación entre los dos personajes (en algún momento aparece un tercero y cuarto, una mesera y una gallina) que bien puede ser una desencajada versión de cualquier historia de aquella clásica antología de Jim Jarmusch, Coffee and Cigarettes (2003), con desarticulados diálogos cuyo avance nos dan poco a poco pistas del misterio en cuestión: un crimen pasional con muchas vertientes donde el mono puede o no ser culpable.

3

Para la voz de Jack (quizá grabada por el propio Lynch) vemos una boca incrustada en la cara del mono la cual en un principio podría sentirse incomoda, sin embargo, al avanzar los minutos resulta tan adecuada y extraña como el resto de la filmación. Prueba de ello es el punto culminante del corto: Jack empieza a cantar. What Did Jack Do? posee un surrealismo digno de Buñuel y de la secuencia final de su cortometraje Simón del Desierto (1965). Ambas de un onirismo semejante a la ensoñación de un sujeto que pasó días sin dormir.

Nota final: Verlo con la opción Audio Description para otra agradable y extraña experiencia.

Seguir Leyendo

Cine

Revelados los ganadores al Screen Guild Actors Awards 2020

Publicado

en

sag-awards-2020-nominations

Los Screen Guild Actors Awards no dieron tantas sorpresas como se esperaba, pero sin duda es un gran empuje hacia los Oscars y aunque hay algunas categorías que ya son predecibles de adivinar, otras no.

Estos son los ganadores:

Mejor Elenco: Parasite
Mejor Actriz: Renee Zellweger – Judy
Mejor Actor: Joaquin Phoenix – Joker
Mejor Actor Secundario: Brad Pitt – Once Upon a Time in Hollywood
Mejor Actriz Secundaria: Laura Dern – Marriage Story
Mejor Elenco en una Serie Comedia: The Marvelous Ms Maisel
Mejor Actriz en una Serie Comedia: Phoebe Waller Bridge – Fleabag
Mejor Actor en una Serie Comedia: Tony Shalboub – The Marvelous Ms Maisel
Mejor Actor en una miniserie: Sam Rockwell – Fosse Verdon
Mejor Elenco en una Serie Drama: The Crown
Mejor Actor en una Serie Drama: Peter Dinklage – Game of Thrones
Mejor Actriz en una Serie Drama: Jennifer Aniston – The Morning Show
Mejor Actriz en una miniserie: Michelle Williams – Fosse Verdon

¿Qué les parece?

Seguir Leyendo