Nuestras redes

El lobo de Wall Street

El lobo de Wall Street

el lobo★★★★✩
“El fin justifica los medios” Es una frase utilizada por Nicolás Maquiavelo en su libro “El Príncipe” que refería a la forma en como los líderes se valían de cualquier medio para conseguir el poder. Esta frase escrita en 1500 y al parecer sigue vigente, esa es la tesis de “Lobo de Wall Street”.

El filme, dirigido por el galardonado Martin Scorsese y basado en una historia real narra la historia de Jordan Belfort a finales de la década de los ochenta y principio de los noventa en dónde éste joven y desconocido agente de bolsa pero hambriento de dinero y poder se vuelve uno de los hombres más ricos de la unión americana gracias a la fundación de su empresa Stratton Oakmonts que literalmente hacía millones de la noche a la mañana.

En esos años Wall Street se encontraba en frase ascendente y el dinero era barato por lo que los inversionistas se hacían literalmente millonarios de la noche a la mañana. Jordan, aprovechando la oportunidad para traficar con bonos de mucha rentabilidad y alto riesgo, así, él empresario y su manada de lobos, cazaban a crédulos inversionistas ofreciéndoles acciones basura que podían perder las desde el momento que las compraban.

Las ganancias para la empresa y los empleados eran incontables pero con la llegada del dinero también llegan los desenfrenos y el exceso se hace presente. En el caso de Jordán y sus amigos los millones eran gastados vertiginosamente en cenas lujosas, viajes interminables, sexo y droga.

Vivir en el exceso quebranta la condición humana y así podemos ver como la codicia y el poder comienza a hacer estragos en su vida personal y vivir un tormentoso matrimonio, su adicción a las drogas y los potentes medicamentos caducos.

Por otro lado, el desenfreno millonario es una trampa para las personas que se dedican a vivir una vida devónica pues en algún momento la factura será cobrada…
El director Martin Scorsese hace una radiografía hilarante, descarnada y fidedigna sobre la codicia, el desenfreno pero también sobre la condición humana que tiende a la autodestrucción en busca del poder y del dinero.

Leonardo DiCaprio se ha consagrado como un gran actor, saliendo de su lugar de confort y acatando papeles que le exigen en todos sentidos, en este caso, oscila desde momentos verdaderamente hilarantes, hasta momentos oscuramente dramáticos.
El punto débil del relato es la duración del filme pues al internarse en muchos anecdóticos lo cual alarga la cinta en momentos muy brillantes pero innecesarios argumentalmente.

Un cinta brillante, inteligente, irreverente demostrando la legendaria calidad de éste director que puede vendernos hasta una simple pluma.

Continuar leyendo
Patrocinadores
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en

Top