Contacto

El juego de Ender

El juego de Ender

el juego de enderConvertir un libro en una adaptación fílmica es como poco complicado. Sintetizar en solo dos horas toda la complejidad de una novela y provocar las mismas experiencias derivadas de su lectura es prácticamente una misión abocada al fracaso.

Tan solo una obra literaria excepcionalmente simple podría prestarse a tal cosa sin sufrir daños colaterales. Pero “El juego de Ender” de Orson Scott Card no es tal cosa. No es la obra ligera de sci-fi juvenil ni la versión infantil de la “Chaqueta Metálica” que algunos “iluminados” dicen que es.

Al contrario, es una historia interesante y compleja que bucea constantemente en la psique de los personajes y que supone todo un tratado sobre el liderazgo, la empatía y las relaciones humanas (abordando incluso una hipotética relación inter-especies).

Es por ello que, cuando se anunció su traslación al celuloide, este seguidor de la saga literaria se lo tomara con todo el escepticismo posible pese al entusiasmo generado por la noticia.
Porque lo previsible es que la adaptación, debido principalmente a la falta de metraje, esté plagada de errores, inexactitudes y líneas argumentales insuficientemente desarrolladas (o que directamente no están. Véase trama Locke-Demóstenes). Y en efecto, así ocurre (algunas de ellas un tanto gratuitas, todo hay que decirlo. Véase Bonzo Madrid).

De todas formas creo que su mayor error es lo aceleradamente que se narra el período de adiestramiento. La forma en como Ender va ganándose las lealtades de sus compañeros para componer su legendaria escuadra resulta muy artificial y atropellada. No basta con introducir líneas de diálogo entre los instructores adultos explicando las estrategias de Ender ni esbozar un par de flashbacks para que nos hagamos una idea. Es algo mucho más sutil, y aquí Gavin Hood fracasa estrepitosamente.

Aun así, con todas sus carencias, es justo decir que la película respeta en esencia al libro y tiene detalles de enorme valentía (la narración del juego de fantasía era todo un reto. Estoy convencido de que una amplia mayoría del público que no ha leído el libro aún se está preguntando qué significaba esa parte).

Hablando de valores propiamente fílmicos, destacar principalmente la gran actuación de Asa Butterfield dando vida a Ender (un papel realmente complejo y lleno de matices. Y por cierto, que doblaje más horroroso) y la portentosa recreación visual de la Escuela de Batalla y los enfrentamientos contra los fórmicos.

Como veredicto final concluir que este juego lo gana Ender por los pelos (o mejor dicho, por las antenas).

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top