Contacto

El ídolo, reírse del fracaso desde lo inaudito. 

EL IDOLO_Poster

Cine Mexicano

El ídolo, reírse del fracaso desde lo inaudito. 

La más reciente película del director Erwin Neumaier reflexiona sobre la búsqueda del éxito a través de una comedia permisiva que juega con la narrativa.

Luego de más de 25 años de su ópera prima Un hilito de sangre, el director Erwin Neumaier regresa a los largometrajes de ficción con una comedia situacional que busca no tomarse las cosas tan en serio y, en ese tenor, hablar sobre el éxito, en este caso, en la vida de un músico que busca que su talento sea reconocido para abrirse camino, luego de perderlo todo: casa, pareja, trabajo.

En entrevista, el realizador señaló que este trabajo inició con una sinópsis del escritor Daniel Weisberg, la cual formaba parte de un proyecto serial del que al final se rescató esta historia por sus diversos elementos cinematográficos y el estilo muy a lo Scott Pilgrim, para también buscar dar un mensaje sobre el tema de la honestidad y la importancia de la familia.

“No es una comedia romántica como tal, sino que intenta ser más situacional y si contener un mensaje: el ser honesto y la reflexión sobre esto”, afirmó el cineasta quien agregó que para este fin, el elenco resultó ser de suma importancia, creando personajes con fuerza para la comedia.

La película que coquetea con la animación, los cortes abruptos, las situaciones absurdas, los personajes estrafalarios e incluso un baile al mero estilo bollywood, es protagonizada por Víctor Weinstock, Claudia Ramírez y Camila Selser quienes acompañan a Tomás (Francisco de la Reguera) en su camino por convertirse en un músico reconocido.

La cinta que llega a varios cines de las ciudades de México, Puebla y Guadalajara este 2 de diciembre también pone énfasis en la música y con anécdotas que bien pueden ser sacadas de una insólita tira cómica también se burla de la frustración como la que el propio cineasta experimentó al tener enlatada su primera película por 5 años.

“Es hablar del éxito que todos queremos y que no a todos nos toca. El personaje de Tomás cuenta su historia y eso la hace muy permisivo porque a través de su narración puedes irte a la fantasía tan lejos como quieras, que es lo que pasa, por ejemplo, cuando te enamoras, y al final, tratamos de hacer algo diferente y correr riesgos”, concluyó.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...
Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine Mexicano

Top