Contacto

El Hombre Invisible: evidenciar lo que no se puede ver

El hombe invisible

Cine

El Hombre Invisible: evidenciar lo que no se puede ver

La violencia y el acoso en cualquiera de sus modalidades contra la mujer es un tema bastante serio, ahora ¿qué puede ser todavía más peligroso? un hombre agresivo y violento que sea invisible.

La novela original se escribió en 1897 por el autor H. G. Wells y nos relata la historia de un científico que se hace invisible pero que al no lograr regresar a su estado normal, empieza a enloquecer hasta llegar como resultado a la locura.

Se han realizado varias adaptaciones de la novela, destacando la primera producción del año 1933 que es considerada como una de las mejores películas de terror de los años 30´s de los Estudios Universal. Estas adaptaciones siempre se han centrado en el científico y sus trabajos para ser invisible y poder regresar a su estado natural; La última película basada en la novela de H. G. Wells fue la del año 2000 protagonizada por Kevin Bacon en donde se agregaron aspectos técnicos de ciencia ficción bastante interesantes.

Para esta nueva versión de la película, el director Leigh Whannell (La saga de Saw, Aquaman, Matrix Reloaded) hace un pequeño twist para tocar el tema de la violencia de género que tanto ha golpeado al mundo y principalmente a nuestro país, México.

La premisa nos cuenta que Cecilia Kass (Elisabeth Moss) trama un escape a escondidas de su violento novio, para que después Cecilia se esconda en casa de un amigo. Adrian Griffin (Oliver Jackson-Cohen), es un gran científico en el campo de la óptica que abusaba de forma física, psicológica y sexual de ella. Cecilia vive en una total paranoia y miedo, pero al enterarse del suicidio de su exnovio, parece ser que todo vuelve a la normalidad. De repente, extraños sucesos que vive, convencen a Cecilia de que Adrian encontró alguna forma de ser invisible para martirizarla, pero sus explicaciones e historias que le cuenta a su hermana y amigo no suenan convincentes y en ocasiones son inverosímiles, tomándolas como que «solamente son traumas del pasado».

A está película hay que sumarle la soberbia actuación de Elisabeth Moss y la dirección de Leigh Whannell, porque utilizó ciertas técnicas de movimiento de cámara logrando evitar los típicos y ya gastados jumpscares, enriqueciendo de esta manera la narrativa visual para darle más fuerza al suspenso y dramatismo en cada una de las escenas.

Probablemente la debilidad de la película recaiga en los personajes secundarios, ya que no les dan ningún peso serio dentro de la historia, provocando una posible desconexión con el público, pero esto te puede afectar únicamente en caso de que seas muy fijado en estos detalles; Aún así la película no te dejará de sorprender en varios momentos.

Un dato importante para destacar es que el guión tuvo sus correcciones por parte de la actriz Elisabeth Moss, para darle de esta manera una perspectiva más femenina a la violencia de género.

Absolutamente en esta nueva historia del Hombre Invisible el mensaje que se envía es claro y contundente; Visibilizar, sensibilizar y reflexionar sobre un problema global a través de una alegoría de la violencia hacia las mujeres, una situación que no atienden ni ven las autoridades pero que es muy real para la víctima y en nuestra sociedad actual.

Comunicólogo, Mercadólogo y Diseñador Web, cinéfilo, gamer de corazón, fan de la tecnología y amante del rock. Si quieres cambiar la vida de alguien dale una oportunidad.

Más artículos de Cine

Top