Síguenos :)

Historias Lucha Libre

El Adiós de un Dinamita, descanse en paz Universo 2000

Publicado

en

El agregado “de siete suelas” usualmente se aplicaba para enfatizar cuando alguien era el más grande de los ladrones, el criminal más peligroso, el tramposo de los tramposos. Claro que como muchas otras cosas, al utilizarlo en el mundo de la lucha libre, cobró un matiz diferente, uno más pintoresco y acorde a la mitología popular. Así pues, cuando alguien dice “Rudo de siete suelas”, es que se trata de un verdadero villano del ring, un luchador que no solo tiene una interminable gama de recursos ilegales y marrullerías, sino que tiene presencia y actitud. Alguien digno de ese apelativo, sin duda fue Andrés Reyes, mejor conocido como Universo 2000, quien junto con sus hermanos, Cien Caras -en su momento apodado como “amnésico”, por que le daba por estar cambiando de bando-, y el fúrico Máscara Año 2000; consolidaron un equipo con un estilo propio e inolvidable, el de la familia Reyes. También conocidos como los Dinamita, esta tercia hizo del “pega y corre” y el “echar montón” una equilibrada, efectiva y descarada estrategia que les convirtió en ídolos de la rudeza y los mantuvo en los primeros planos durante mucho años, y con base a llaveo, rodillazos y patadas por igual, se ganaron un lugar entre las leyendas, haciéndole la “vida de cuadritos” a quien se convirtió en su rival más odiado, el Rayo de Jalisco Jr.

Pero todo esto tuvo un costo, sus incógnitas, mismas que al menos perdieron ante gladiadores del más alto nivel, cómo en el caso de Universo 2000, que dejó su tapa en las manos del célebre gigante tabasqueño, el príncipe maya Canek, en pleno aniversario 71 del Consejo Mundial de Lucha Libre. Esto no sin antes dejar de cara a las lámparas a gladiadores de la talla del mismísimo “can de Nochistlán”, el zacatecano Perro Aguayo, que tuvo que entregar su cabellera, al igual que Hector Garza y el nipón Kenzo Suzuki. Fue así como entre aplausos y abucheos, y usando “el martillo negro” – su llave favorita- batalló por más de tres décadas. Hace unos días, el 1 de Mayo específicamente, perdió su última batalla en este mundo, una que  tarde o temprano todos habremos de enfrentar. Falleció Universo 2000 a los 55 años -aún bastante joven- y ahora encabeza funciones celestiales de lucha libre, por que a pesar de sus villanías sobre el cuadrilátero, los “Rudos de siente suelas” también van al cielo. Descanse en paz Andrés Reyes, su legado y el de sus hermanos queda en buenas manos, Cuatrero, Sanson, Forastero y Universo 2000 jr. dan cuenta de ello.

Patrocinador
Comentarios

Destacados