Connect with us

Eiza González de Baby Driver a Paradise Hills

Published

on

Siguen buenos proyectos para Eiza González quien prepara su siguiente proyecto al lado de la actriz Emma Roberts  y Alice Waddington en su debut como director del filme llamado ‘Paradise Hills‘.

En la película, Roberts interpreta a Uma, la hija de un millonario que se suicida después de que su compañía es objetivo por un depredador billonario llamado Son Prescott. Prescott decide casarse con Uma, pero después de secuestrarla y enviarla a Paradise Hills, un privado hospital, donde hacen que su mente poco a poco se destruya.

González interpretará a Amarna, una dura residente de Paradise Hills, que puede ser la única esperanza de escapar para Uma.

¿Qué les parece?

Advertisement
Comments

Reviews Cine

FYRE: la estafa más grande en los últimos años

Publicado

on

El documental de Netflix Fyre: the greatest party that never happened nos cuenta la historia de un magno evento en donde un empresario desfalcó a miles de personas prometiéndoles una fabulosa experiencia en las Bahamas.

En este documental se entrevista a muchos implicados como empleados, cercanos, clientes e influencers que cuentan como Billy McFarland era un personaje que solo buscaba tener un status social abusando de otros de manera laboral-creativa, creando un festival musical lleno de celebridades en donde la gente podría convivir con estas.

Entre los beneficios que incluía tu acceso a dicha fiesta se encontraban alojamientos en villas de lujo en una isla privada en Bahamas, desplazamientos en avión privado, brunch en yates con modelos de la talla de Bella Hadid, Kendall Jenner y Emily Ratajkowski, así como tres días de conciertos en donde se presentarían Blink 182, Major Lazer, Disclosure entre otros.

Los organizadores de Fyre Festival, Billy McFarland y el rapero Ja Rule, hicieron creer a sus asistentes el año pasado que iban a vivir una experiencia de lujo con supermodelos en yates, conciertos, glamping, comida y alcohol pero ya llegada la fecha del evento, solo una tercera parte de la gente pudo aterrizar en las Bahamas para asistir al festival y al llegar, no tenían lugar para quedarse, ni comida ni bebida y obviamente no había supermodelos.

La terrible estafa llegó a redes sociales y la gente comenzó a hacer ruido y exigir que se regresara el dinero a los afectados, incluyendo gente que vivía cerca de la isla, pues muchos trabajaron en montaje de los campings sin recibir un centavo.

Hoy McFarland está sentenciado a seis años de prisión por estafador.

Continúa leyendo