Cine Mexicano

Diana Kennedy cautiva el GIFF

0

La vitalidad, carácter, energía, humor y sabiduría de la chef británica Diana Kennedy cautivo al público del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), que esta mañana asistieron a la proyección del documental Nothing Fancy: Diana Kennedy, de la joven directora Elizabeth Carroll, quien también asistió al teatro Ángela Peralta

Durante poco más de 80 minutos que duró el documental, la audiencia que abarrotó el teatro rió e incluso aplaudió en medio de la función, las frases, regaños y momentos de la cocinera y amante de la comida mexicana, retratados con amor y belleza por Carroll en este trabajo, parte de la programación del GIFF.

El filme, que ha tenido recepción en algunos festivales y que busca distribución en México, aunque ya cierra contratos en otros países, hace un recorrido por la brillante y rebelde trayectoria de la autora de libros como Las cocinas de México y la influencia de la incansable búsqueda personal dentro del territorio mexicano, por sus sabores e ingredientes, así como las enseñanzas dadas a nuevos cocineros, su forma de vivir: sustentable y ecológica, y la visión de la vida a sus 96 años de edad.

Luego de una merecida ovación, la autora tomó el escenario en el que habló con claridad, siendo tajante y directa, pidiendo lo mismo del público que no dejaba de sorprenderse de cada uno de sus comentarios.

“Cada uno de nosotros somos responsables de este maravilloso planeta”, fue lo primero que dijo al público al que le habló de la importancia de no consumir plásticos, de reconocerse como parte del planeta, del apoyo a los productores locales y el reconocimiento del trabajo de los que llevan la comida e ingredientes a nuestra mesa.

“Van a un mercado, está una señora con su canasta…¿cómo se atreven a pedir que baje el precio? Yo les doy más. Sé el trabajo que es hacer sus tortillas de verdadero maíz, nixtamal”, dijo por ejemplo, casi en tono de regaño necesario a la audiencia.

“Paguen màs por la comida orgánica, apoyen la producción local”, apuntó la mujer acreedora del premio Orden Águila Azteca, por parte del gobierno mexicano, así como la pertenencia a la Orden del Imperio Británico.

Como si fuera una rockstar de la gastronomía, Kennedy concluyó su plática al contestarle, con gran atención una pregunta a un niño.

“No tengo un platillo favorito. Cuando voy a un lugar me gusta comer los platillos locales y descubrir.  Voy a los mercados porque ahí es donde uno descubre qué es lo que se cocina en el lugar”, finalizó.