Connect with us

Cine

Después de su éxito en Europa, Tromentero llega a México

Published

on

Después de haberse presentado con éxito en diversos festivales de prestigio a nivel mundial como el “Festa del Cinema di Roma” o el “Festival de Cine de Santander”, llega a México el filme dirigido por Rubén Imaz.

Esta historia fantástica está basada en un hecho real: nos muestra en la historia de Romero Kantún, un pescador retirado, que descubre una mancha negra flotando en el mar, un yacimiento petrolero muy cerca de su isla, suceso que contrario a lo que cualquiera pudiera esperar, le causa el rechazo de su círculo de amistades quienes perdieron su trabajo como pescadores debido entre otras cosas, a la llegada de quienes explotaron el yacimiento recientemente ubicado, esto como premisa que nos lleva a conocer la cuarta película del mexicano Rubén Imaz después de producciones como Familia Tortuga, Cefalópodo y Epitafio, esta última nominada al premio Ariel a la mejor fotografía y vestuario.

Esta cinta a logrado consagrarse en diversos festivales como el festival internacional de cine de la UNAM (FICUNAM), el South by Southwest, el Festa del Cinema di Roma, el de Mar de la Plata, Cartagena de Indias, Viña Del Mar o Santander, entre otros; destacando que, en el de Viña Del Mar, Santander y la Mostra de cinema de Sao Paolo (Brasil) ganó el premio al Mejor director y en el festival internacional de cine de Mérida Yucatán ganó el premio a “Mejor actor”, entre otros premios en otros festivales.

Tormentero, protagonizada por el Primer actor José Carlos Ruiz, se estrena en México el 24 de Agosto de 2018 y es una coproducción entre México, Colombia y República Dominicana

Advertisement
Comments

Criticas Cine

La Fuerza de Quebranto, de regreso en la Cineteca

Publicado

on

El documental es sin duda el género por excelencia de nuestro país. Es en el que se ha logrado la mayor continuidad, y el que cada año entrega las propuestas más arriesgadas y mejor logradas. Basta mencionar cintas como Cuates de Australia (2011) -de Everardo González- que evita -sin hacer demasiados alardes- los convencionalismos, y seducen al espectador con pedazos de realidad que le devuelven el completo protagonismo al ser humano. Algunas de estas producciones, incluso han sido capaces de dar golpes mediáticos y posicionarse bien en la taquilla, tal es el caso de Presunto Culpable (2011) -de Roberto Hernández-. Con este panorama de fondo y para apuntarse en la misma línea, en 2014 llegó Quebranto, cinta dirigida por Roberto Fiesco, que fue reconocida con varios premios en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y tiene como uno de sus principales aciertos, que no solo se nutre de la mitología fílmica mexicana -a veces poco referida por las nuevas generaciones de realizadores- sino que además la enriquece, registrando el peculiar destino del niño actor Fernando Ortega -hoy convertido en Coral Bonelli- quien apareciera en el armado fílmico de 1973, Fe, Esperanza y Caridad, compartiendo cuadro con leyendas de la talla de Sara García y Katy Jurado.

Como si se tratara de la continuación de aquel triple reflejo social perpetrado por Alcoriza, Fons y Bojórquez, Quebranto disecciona a una otrora criatura fílmica -tocada por la pantalla grande en su infancia misma- y reflexiona sobre sus circunstancias hoy cómo transgénero, para evocar lo que fue, sin juzgar ni censurar. La cinta es emotiva, por momentos sorprende, pero sobre todo evita la ceguera pretensiosa e intelectualoide, que pudiera impedirle reconocer y aprovechar las posibilidades que ofrecen los escondrijos de nuestro glorioso y tormentoso pasado cinematográfico. Su peregrinaje por festivales fue más que exitoso, se hizo acreedora al Ariel por mejor documenta en 2014 y resulta de revisión indispensable dentro la cinematografía nacional. Un acierto sin duda, que la Cineteca Nacional la proyecte este jueves 17 de enero, la oportunidad ideal para volver a disfrutarla, si es que ya pudieron verla, o si no, descubrirla como se debe, en la pantalla grande, con el extra de que el director estará presente para charlar con el público.

Continúa leyendo