Contacto

Dejé de destrozar aliens y me puse a escuchar Destiny‏

Dejé de destrozar aliens y me puse a escuchar Destiny‏

Destiny salió a la venta el pasado 9 de septiembre. Todo mundo está hablando de Destiny. Destiny es brillante. Destiny es adictivo. Destiny se juega a la perfección. Destiny tiene un soundtrack im-pre-sio-nan-te. El nuevo achievement de los estudios Bungie es un first-person shooter que te permite explorar la galaxia entera en una nave espacial. La diversión comienza cuando haces parada en bellos planetas invadidos por horrendos alienígenas que piden a gritos ser destrozados. Todo esto envuelto en uno de los soundtracks mejor logrados que jamás se hayan creado en la industria del gaming. Las mentes detrás de este cosmos musical son en mayoría Marty O’Donell y Mike Salvatori. Este par de compositores -que también se encargaron de crear la música de los Halo de Bungie- han sido socios desde hace más de 30 años. Los dos fundaron la productora Total Audio para después entrar como compositores de cabecera a Bungie y encargarse musicalizar las matanzas en línea de millones de jugadores alrededor del globo. Para Destiny, la tarea de composición empezó mucho antes de que se definieran las reglas del nuevo universo de Bungie. Los directivos de los afamados estudios le pidieron a O’Donell que creara música basándose en unas cuantas imágenes y sketches de lo que terminaría convirtiéndose en Destiny. Fue entonces cuando el compositor compuso cerca de 50 minutos de música grabada en los mismísimos estudios Abbey Road en colaboración con un tercer compositor del proyecto, Paul McCartney. Es así como McCartney desempolvó la máquina de loops utilizada en “Tomorrow Never Knows” del mítico Revolver de los Beatles para componer música para un videojuego. Sí, un “juego” como diría tu madre. El resultado no podría ser mejor, la calidad sonora es impactante y la música totalmente memorable siéndole fiel a la filosofía de Marty O’Donell: quien dice que la música para los juegos no debe de sonar eternamente, sino que debe de hacerse notar, llevarse el espectáculo y aparecer sólo en contadas ocasiones dentro de un juego. Podemos notar la misma filosofía aplicada en el tema principal de Halo, himno gamer que todavía recordamos después de tantos años: Todo mundo está jugando Destiny. Destiny es brillante. Destiny es adictivo. Destiny se juega a la perfección. Destiny tiene un soundtrack im-pre-sio-nan-te. Vale la pena dejar de destrozar aliens -al menos por un momento- y ponerse a escuchar.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top