Connect with us

¿Y si vivimos todos juntos?

Published

on

★★★★☆

¿Y si vivimos todos juntos?’, así como la reciente ‘El exótico Hotel Marigold’, es un largometraje en tono de comedia dramática, con algo de humor negro. Parece plantear como idea el conflicto generado por cierta incompatibilidad (cada vez mayor) entre la sociedad actual y las personas mayores, como si el “vivir todos juntos” fuera la única solución para atravesar dignamente los últimos años, alejados de asilos alienantes y sin “molestar” a los hijos sumergidos en la vorágine actual.

Robelin confiesa haber hecho este film -una coproducción franco-germana- movido por dos razones fundamentales: reunir en un relato coral a un grupo de conocidos actores maduros y recordar con afecto a sus propios abuelos en su progresivo envejecimiento, poniendo de relieve que son pocas las personas que se preparan, tanto física como psicológicamente, para vivir felizmente a partir de la jubilación y, sobre todo, en la ancianidad. Un hecho agravado en los últimos tiempos cuando los hijos ya no suelen ocuparse personalmente de sus padres incapacitados por diversos motivos.

“¿Y si vivimos todos juntos?” aborda también un tema generalmente silenciado como es el de la sexualidad de los ancianos y lo hace con realismo y valentía ya que los personajes no son inválidos sino seres afectados por los años o por alguna grave enfermedad. Con escenarios y decorados que evitan todo rasgo de modernidad, de un estilo burgués acorde con la edad y la clase social de los protagonistas, la película es a la vez un testimonio del declive vital de los seres humanos y una propuesta esperanzadora -dominada por el humor- dirigida a atemperar los aspectos más tristes de la existencia.

Pero no sin razón se podría acusar al film de ser excesivamente idealista ya que revivir el espíritu libertario y comunitario de los revolucionarios años 60-70 en personas que queman la última etapa de su vida es un argumento utópico que no encaja con la dureza y exigencia del mundo actual.

Mira el Trailer >>>

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: Seeing Red!

Publicado

on

The Flash

Episodio 11

Temporada 5

Un episodio sin Cisco Ramón.

Cicada ha vuelto a amenazar en The Flash en el episodio de esta semana.  Y a pesar de que el villano ha gastado su introducción, Seeing Red fue un episodio muy bien con sólidos momentos emocionales.

Después del episodio de la semana pasada, que sirvió para darle a XS su propia misión, es bueno tener a Flash de vuelta, al igual que a Ralph. Pero Joe todavía está en el Tíbet, y Cisco está en un sitio de Tannhauser desarrollando una cura para metahumanos.

Cicada consigue una lista de meta criminales de un oficial de policía de la CCPD, quien previamente fue hipnotizado por un meta, y comienza a matarlos. El equipo Flash arruina el plan e interviene, pero ni siquiera Flash, XS, Ralph y Killer Frost pueden detenerlo, y reciben un gran golpe.

Desafortunadamente, Cicada evoca el estilo de Bane con XS y le rompe la espalda en una escena increíble de ver. Esto lleva a un giro emocional en STAR Labs cuando Barry e Iris lidian con el hecho de que su hija está paralizada, al menos hasta que su cuerpo se aclare de energía oscura, y su curación acelerada entre en acción. Grant Gustin y Candice Patton ofrecen una actuación que se asemeja a dos padres que lidian con el hecho de tener a un hijo enfermo, y padres que luego deben entregar esa noticia a Nora. Jessica Parker Kennedy actúa bastante bien al reaccionar que ya no puede caminar más y vende muy bien sus líneas.

De hecho, la herida de Nora provoca una furia asesina en Barry, tanto que los poderes empáticos de Cecile lo captan. La rabia incluso se ve en una acumulación de energía en el traje de Flash. Esa pelea es después de que Team Flash determina que la mejor manera de evitar que los metas sean asesinados por Cicada sean transportarlos desde Central City y llevarlos a la protección de testigos, con nuevas identidades.

Hablando de Ralph, tiene su momento heroico en el episodio, así como algunas buenas escenas con Killer Frost (quien tiene mucho tiempo en pantalla). Ella quiere arruinar la investigación de la meta-cura, y teme que Caitlin se inyecte la cura en caso de que se canse de ella. Sin embargo, Ralph se conecta con “Frosty” y explica lo mucho que ella significa para Caitlin, y que él entiende la necesidad de una cura. Killer Frost también pelea con Cicada, y sostiene una pelea, extrayendo sangre del villano. Frosty retira la daga de Cicada con tiempo suficiente para que Flash se encienda, y ahí es cuando su energía de ira se acumula con la intención de acabar con el malo.

Y hubieramos que haya matado a Cicada. Es un meta asesino en serie que paralizó a la hija de Barry e Iris. Con eso en mente, lo que iba a hacer Barry estaba justificado. Pero con Nora completamente curada y corriendo como XS, evita que su padre se exceda. Flash se da cuenta de que la ira que casi lo empujó al límite es la misma que impulsa a Cicada, y se resuelve para salvar a la hija del villano, Grace.

Lamentablemente, el actor Chris Klein no puede volver más interesante al villano con una actuación que en gran medida está gruñendo como un vago con acento ingles. 

Otro desarrollo interesante que tuvo lugar durante el episodio fue el interrogatorio de Sherloque a Nora. Aún con el caso del lenguaje de tiempo en su libreta y después de descubrir que los archivos de Nora fueron borrados de Gideon, Wells descubre que Nora West-Allen está trabajando con alguien más. Esta revelación nos hace pensar que Reverse Flash volverá a la serie.

La investigación de Sherloque también lo pone justo en el camino de la mamá, Iris, quien lo ve interrogando a su hija. En términos muy claros, ella le dice que se aleje. Una vez más, es grandioso ver a Iris y Barry acomodarse en sus nuevos y viejos papeles como padres presentes y futuros de Nora.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo