Connect with us

Reviews Comics

The Goon: Mi niñez asesina, para conocedores de los cómics

Published

on

El ejecutor de Labrazio, continúa sus andanzas acompañado de su amigo y compinche Franky, dominando las calles plagados de extrañas e insólitas criaturas y manteniendo a raya las hordas del Sacerdote Zombie, quien por cierto ya conoce su secreto, y por ende el verdadero estatus que tiene dentro de la organización supuestamente dirigida en secreto por el gangster arriba mencionado. Pero las calles aún guardan muchas sorpresas, entre ellas se esconde el fatal destino maldito del temible devorador de cadáveres vivientes conocido como el Zopilote, que aquí conoceremos junto con el origen del mismísimo The Goon y otros espeluznantes seres.

COMENTARIO

Si en el primer tomo de The Goon -Solo Miseria-, Eric Powell, el actual enfant terrible de los comics, se dedicó a delinear con detalle su irreverente universo tipo pulp en donde usa los barrios bajos estadounidenses de los 40s como escenario, para desarrollar historias gangsteriles con tintes de horror lovecraniano, toques escatológicos y buenas dosis de humor negro; en esta ocasión se dedica a dimensionar a sus protagonistas, contando sus orígenes a través de secuencias con viñetas de color ocre y trazos difuminados, en donde su estilo con reminiscencias al Cartoon clásico, luce mucho más terminado y sugestivo que nunca. Pero lo mejor es que con todo el cinismo del mundo, toma rasgos de la patología humana para jugar con los géneros y entregar episodios mórbidamente divertidos, los cuales le sirven para hacer ácidas críticas a la sociedad norteamericana y su política imperialista sustentada en el doble discurso, así como al acartonado modelo de la familia perfecta que buscan vender. Todo entre científicos locos, robots gigantes, zombies, duendes, monstruos marinos y uno que otro anuncio sobre productos de la vida cotidiana -al más puro estilo de la década de los 50-, que terminan de empujar el un concepto a los terrenos en donde lo siniestro se confunde con lo absurdo de la manera más disparatada. La edición perpetrada en este caso por Editorial Panini, viene acompañada por una breve pero muy ocurrente introducción escrita por Frank Cho y un más que interesante sketchbook.

EDITORIAL DE ORIGEN: Dark Horse
PÚBLICA EN MÉXICO: Panini Comics

Advertisement
Comments

Reviews Comics

Broken Trinity, cuando el equilibrio se pierde alguien tiene que morir

Publicado

on

A la sombra de las dos todopoderosas Marvel y DC, otra empresa de menor envergadura pero constante en su propuesta logró posicionar en los últimos años a un puñado de personajes que teniendo como base los rasgos característicos del superhéroe, transitan en aventuras que mezclan elementos de la ciencia ficción, el terror y sobretodo de la fantasía. Luego, en el que es quizás fue el primer gran evento dentro del universo que crearon, los creativos de la Editorial Top Cow pusieron a tres de sus personajes insignia en una terrible encrucijada que lleva a uno de ellos a la muerte, un evento de trascendencia indiscutible.

Los protagonistas de lo que se tutuló como Broken Trinity no son otros que Witchblade, la chica poseedora de un antiquísimo guante que le permite cubrirse con una poderosa armadura orgánica; The Darkness, un truculento mafioso que gracias a fuerzas oscuras tiene una infernal armadura y la capacidad de crear cosas y personas de la nada; además de Angelus, la antitesis de este último, que se manifiesta en el cuerpo de una mortal asesina. Los tres personajes más populares y significativos que ha presentado la Editorial Top Cow, y que si bien no podrían compararse con figuras como Spiderman o Batman, si han logrado hacerse de un lugar en el gusto de los lectores que buscan propuestas alternativas en lo que a superhéroes se refiere, e incluso han llegado a protagonizar crossovers con varios de los estelares de Marvel y DC.

Así, en un intento lógico por seguirles los pasos a los dos monstruos editoriales más importantes, llegó al mercado esta miniserie que, guardando las diferencias, se ubica al lado de One More Day, o War Hulk, historias que en ese momento acaparaban la atención debido lo trascendental de los hechos que narraban. Y es que al igual que las mencionadas, Broken trinity se caracterizó por poner a sus protagonistas en situaciones limite que trastocaron sus personalidades, llevándoles a niveles inesperados y otorgándoles así la necesaria bocanada de aire fresco que cada cierto tiempo requieren este tipo de conceptos, que debido a la exigencia del mercado terminan desgastándose y con grandes inconsistencias en la continuidad.

EN EL PRINCIPIO NACIÓ UNA PEQUEÑA DESPUÉS ALGUIEN MORIRA
Dicho lo anterior, hablemos de la trama. Broken Trinity eso la saga en dónde se aprecian las consecuencias reales de los sucedido en Firts Born, una miniserie que le sirvió como preámbulo y en dónde vimos como cambiaba drásticamente la vida de Sarah, la joven detective poseedora de la Witchblade, que ahí se enteraba que había quedado embarazada de The Darkness, quien no buscaba otra cosa que engendrar a un peón que pudiera utilizar para deshacerse de una vez y para siempre de su eterna enemiga The Angelus. Esto la dejó sumergida en una terrible guerra entre dos poderosos seres que al final terminan derrotados, mientras ella logra huir para dar a luz a una niña, dejando el poderoso guante Witchblade dividido en dos. Pero lo que no imaginaba, es que este era solo el comienzo.

Es así que vemos como The Angelus regresa en busca de venganza y quiere apoderarse de la hija de Sarah, quien por supuesto tratará de protegerla a como de lugar, pese a que su célebre arma no esta completa. Pero la situación habrá de complicarse aún más, pues The Darkness, que había huido a Sudamérica en un intento por reconstruir su imperio criminal, no se quedará impasible ante esta nueva afrenta. Es así como comienza la que fue anunciada como la batalla final entre tres de los personajes más importantes de Top Cow y en dónde uno de ellos habría de morir.

EL ARTE Y LOS CREATIVOS
Como es evidente, Broken trinity no se caracteriza por su originalidad en cuanto a historia se refiere, pero en cambio posee un gran desarrollo. Se trata de una miniserie dinámica y espectacular en cuanto a sus ilustraciones, además de poseer una trama contundente y sin falsas pretensiones. Consta de un preludio y tres entregas, y está escrita por el siempre efectivo Ron Marz, quien ha colaborado en títulos como Green Lntern para DC. La cuestión visual es obra del ilustrador Stjepan Sejic, quien recientemente realizó algunos trabajos para Marvel, entre ellos Secret Invasion: Inhumans y que en esta ocasión entrega secuencias plagadas de gran dramatismo y expresividad.

A la sombra de las llamativas propuestas de los colosos editoriales, Broken trinity es una opción que de forma más discreta, pero igual de efectiva, ofreció una divertida mezcla de géneros protagonizada por superhéroes y con una estupenda manufactura. Amén de incluir ese tramposo pero irresistible gancho que significa la muerte de uno de los personajes principales.

BROKEN TRINITY
Miniserie, 3 entregas y un prólogo
Guión: Ron Marz
Arte: Stjepan Sejic y Phil Hester
Portadas: Stjepan Sejic (portada A) Dale Keown (portada B)
Paginas: 32
Edita: Top Cow

WITCHBLADE, LA HÉROINA
Para todos aquellos que no la conozcan, Witchblade es un personaje creado por Michael Turner, Marc Silvestri y David Wohl, Brian Haberlin y Christina Z. Fue publicado por Top cow, una división editorial de Image comics, a mediados de los noventas. El titulo de este comic hace referencia a un guante milenario, un arma de origen sobrenatural con conciencia propia y que otorga diversas habilidades a sus poseedores, incluyendo una poderosa armadura orgánica que produce extensiones en forma de espadas, cadenas, garfios, escudos e incluso alas. Dichos guante además de estar en manos de la joven detective de homicidios de Nueva York, Sarah Pezzini, también fue usado por gente como Cleopatra, Marie Curie, Artemisia, Juana de Arco, la pirata Anne Bonny e incluso Wonderwoman. Salvo contadas acepciones, el Witchblade siempre ha pertenecido a mujeres.

Witchblade ya tuvo su adaptación a una serie animada de televisión que se transmitió entre el 2001 y el 2002, también tuvo una versión en manga y en anime durante el 2004.

Continúa leyendo